Cargando...

Secciones

Publicidad

La presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid, Cristina Cifuentes; la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; y el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado; en una imagen de archivo. Foto: PP de MADRID

La tensión entre Santamaría y Casado aleja la opción de la lista conjunta y del debate

Publicidad

Desde la dirección del partido reconocen que será "muy difícil" que pacten una candidatura unitaria, como volvían a pedir este lunes el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, y el número tres del partido, Fernando Martínez-Maillo. Este último ha defendido a su vez que no es "necesario" un debate entre ambos candidatos, el mismo día en que desde el equipo de la exvicepresidenta han devuelto varios golpes a Casado.

Política

Siguen llamando a la unidad, pero asumen que quizás ya no haya nadie escuchando. La dirección del PP mantiene su apuesta por una candidatura conjunta entre Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, los dos aspirantes a suceder a Mariano Rajoy al frente del PP que han logrado pasar a la segunda vuelta del proceso interno, y entre los que sigue creciendo la tensión.

Publicidad

Fuentes de la cúpula de los conservadores reconocen a Público que esta opción se antoja "muy difícil", por más que dirigentes como el portavoz en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, hayan defendido en varias ocasiones esta alternativa, la última vez este lunes.

Entonces, Hernando pidió a ambos "que formen un equipo y lleguen a un acuerdo", sin éxito; desde la candidatura de Santamaría sí optan por una lista conjunta liderada por la exvicepresidenta, que aventajó en más de 1.500 votos a su rival en la primera vuelta; Casado se niega en redondo. Para él, pactar supondría "una conjura palaciega".

La dirección del PP reconoce que la candidatura conjunta se antoja "muy difícil", por más que Hernando, Maillo o de Grandes la defiendan

Tampoco hay nada parecido a un acercamiento en lo que se refiere al debate al que Casado reta a Santamaría; más bien al contrario, como afirman las citadas fuentes. Desde la candidatura de la exvicepresidenta lo aceptan, pero insisten en que prefieren reunirse para dialogar, en lugar de enfrentarse en un cara a cara al que dicen no tener miedo. "Preocupación cercana a cero", afirmaban fuentes del entorno de la vicepresidenta este lunes, mostrándose seguras de sus opciones en el debate y en la carrera sucesoria.

Publicidad

A su vez, uno de sus más estrechos colaboradores, el diputado y exjefe de Gabinete de Rajoy en La Moncloa, José María Ayllón, presumía de la habilidad de Santamaría como parlamentaria y oradora; pedía a Casado que analizara sus cara a cara con María Teresa Fernández de la Vega, Alfredo Pérez Rubalcaba, Pedro Sánchez, Albert Rivera o Pablo Iglesias, para advertirle de que no saldría "bien parado" de ese debate.

También este lunes, el coordinador general de los conservadores, Fernando Martínez-Maillo -el hombre al timón del PP hoy-, afirmaba que el debate no es "necesario", argumentando que son los compromisarios del PP los que votan -no todos los españoles-, y recordando que ambos candidatos forman parte del mismo partido. El cara a cara beneficiaría así a PSOE y Cs, según el número tres de Génova.

Publicidad

La última palabra sobre esta cuestión, no obstante, no corresponde a la dirección ni a los candidatos -si se quiere hacer un debate oficial, en la sede del partido-, sino a la Comisión Organizadora del XIX Congreso.

Su presidente, Luis de Grandes, no ha querido detallar cuándo abordarán esta cuestión, que no han tratado en su reunión de hoy, y se ha limitado a afirmar que estudiarán la "oportunidad" de celebrar este debate. En la primera vuelta, el COC optó por no celebrar un debate oficial amparándose en que, dado el elevado número de precandidatos -seis- sería más bien una sucesión de intervenciones.

Como Hernando y Maillo, de Grandes se ha mostrado a favor de una candidatura conjunta que evite un duelo a muerte entre dos candidatos y que permita aterrizar pacíficamente entre los días 20 y 21 de julio, cuando 3.184 compromisarios están llamados a elegir al nuevo presidente o presidenta del PP.

Publicidad

Los dardos del equipo de Santamaría a Casado

Este lunes, desde el equipo de Santamaría se han sacudido algunas de las críticas de Casado y han devuelto los golpes recibidos: le han criticado por su "enorme falta de experiencia en política"; lo han despreciado como rival en un debate -"Soraya ha debatido con muchísima más gente, y muchísimo más difícil que Casado"- e incluso le han reprochado que en su día no criticara decisiones de Génova o del Gobierno de Rajoy que hoy sí cuestiona. "Ojo con hacer comentarios y con quejarse sobre la historia del partido y del Gobierno", advertían.

El sábado, desde las páginas de ABC, Casado volvía a criticar a la exvicepresidenta por su gestión de la crisis en Catalunya. "Cuando oigo que Soraya es la persona que mejor puede ganar a Pedro Sánchez, yo digo que precisamente con las políticas de Soraya nos han mandado a la oposición".

"Ha tenido ocho años desde el máximo poder para tener un plan para el partido y el Gobierno. No lo ha hecho. Ahora es el momento para una nueva etapa, para los que no hemos tenido esa oportunidad y queremos hacer las cosas y mejorar", apostilló.

Los llamamientos a la paz y la unidad son una constante entre los discursos de los candidatos, pero también el lanzamiento de cuchillos. La tensión ha subido estos días, desde que se conocieron los resultados de la primera vuelta, y no parece que los candidatos vayan a contribuir a rebajarla.

Publicidad

Publicidad