Cargando...

Secciones

Publicidad

81 globos rojos recordaron a las víctimas del accidente del Alvia en el homenaje que se celebró el pasado mes de julio./ EFE

La comisión de investigación del Alvia arranca con el discurso demoledor de las víctimas

Publicidad

En su comparecencia en el Congreso de los Diputados, el presidente de la Plataforma de Víctimas del Alvia, Jesús Domínguez, ha puesto contra las cuerdas, con datos, a los responsables políticos de la tragedia y de su encubrimiento: Ana Pastor, Rafael Catalá, Alberto Núñez Feijoo y José Blanco.

Política

Jesús Domínguez, el presidente de la Plataforma de Víctimas del Alvia 04155, la que representa a la mayoría de víctimas y familiares, ha sido el encargado de inaugurar las comparecencias en la comisión parlamentaria de investigación de este accidente, que, por fin, echa a andar después de muchos retrasos

Publicidad

Domínguez, acompañando su discurso de diapositivas con titulares de prensa y con informes y datos muy concretos, ha descrito con pelos y señales el retrato aterrador de los responsables de la seguridad del transporte público en España, en el momento de la tragedia y durante su investigación.

Para empezar ha relatado que estamos hablando de una tragedia evitable que dejó 80 muertos y más de 140 heridos, el 24 de julio de 2013, en un tren al que él se subió  con su pareja y con sus sobrinas de 9 y 11 años, porque pensaban que era mucho más seguro que hacer  el trayecto en coche, creyendo "la publicidad engañosa" que vendía ese nuevo trayecto. "¿De verdad vale la pena poner en jaque la vida de cientos de personas por inaugurar una línea antes de tiempo, sin las adecuadas medidas de seguridad?", se ha preguntado en voz alta.

La inauguración de la línea: Feijoo y Blanco

En la inauguración el entonces ministro de Fomento, José Blanco, y el presidente de la Xunta, el popular Nuñez Feijóo presentaron "la primera línea de alta velocidad en Galicia", asegurando que se incrementaba la seguridad y que tanto la línea como el tren, contaban con los sistemas de seguridad que hubieran evitado el accidente. Domínguez lo ha mostrado con titulares de prensa y ha demostrado que esa mentira  también se trasladó a Europa, afirmando que la línea contaba con el sistema de seguridad ERTMs en sus 90 km, cuando solo cubría 80 km de recta, dejando el trazado más peligroso sin cobertura.

Publicidad

Después del accidente: Rafael Catalá

"Días después del accidente, mientras unos nos debatíamos entre la vida y la muerte y otros enterraban a sus familiares, el entonces secretario de estado Rafael Catalá y los presidentes de ADIF y de Renfe negaban que la línea fuese de alta velocidad. Es más, el Sr. Feijóo y el Sr Catalá sugirieron que había "intereses económicos" para desacreditar la alta velocidad española", ha contado apoyándose en más titulares de prensa. 

Los tribunales, la UE y el propio BOE corroboran que era un tren y una línea de Alta velocidad. 

Ana Pastor

La ex-ministra de Fomento, Ana Pastor prometió, tanto en privado como en sede parlamentaria, una investigación técnica independiente y plena colaboración con la justicia. "No cumplió nada de lo que dijo", ha denunciado Domínguez y ha mostrado  los diferentes autos de los jueces que han señalado la falta de colaboración con la justicia de Renfe y Adif.  Tuvieron que pasar 3 años para que entregaran documentación clave y algunos altos cargos se han negado a declarar.

Publicidad

Las víctimas tuvieron que acudir a Europa para que conseguir la investigación que se merecen. La UE, pese a las presiones del Gobierno español, desmontó en un durísimo informe la “verdad oficial” que, con Ana Pastor a la cabeza, quisieron imponer: Que se hizo una investigación independiente, que el maquinista era el único responsable y que el accidente no era de Alta Velocidad. La UE exige una nueva investigación, porque afirma que la llevada a cabo por el gobierno no fue independiente, se centraba sólo en el fallo humano y no determinaba las causas estructurales del accidente, que son precisamente las que implican a Renfe y Adif: diseño de la línea, tren, evaluación de riesgos, etc.

Las cuatro decisiones que Fomento ha ocultado

Según el presidente de la Plataforma de víctimas, Fomento pretendía ocultar 4 decisiones que involucran a diferentes gobiernos y que dejaron sin seguridad a los viajeros.

Primera decisión: el cambio de proyecto original, realizado por el ex-ministro socialista José Blanco, que suprimió el sistema de seguridad en el tramo más peligroso, donde aparece la primera curva, después de una larga recta.

Segunda decisión: la desconexión, con Ana Pastor al frente de Fomento, del sistema de seguridad ERTMS antes de la curva de Angrois, porque generaba retrasos

Tercera decisión: Hacer caso omiso al aviso por escrito, que hizo el jefe de maquinistas en diciembre de 2011 a altos cargos, advirtiendo del riesgo en la curva de Angrois.

Cuarta decisión: La no realización por parte de Adif del análisis y la
evaluación de riesgos que exigía la normativa
en la curva de Angrois.

Los responsables fueron premiados

"Señorías, la Agencia Ferroviaria Europea ha dejado claro que la normativa obligaba a realizar una evaluación de riesgos y aplicar medidas de control siempre que hubiera un cambio en las condiciones de funcionamiento. Si Fomento, Renfe y Adif lo hubieran realizado en cualquiera de estas 4 ocasiones se habrían evitando 80 muertes y más de 140 heridos",  ha concluido. 

Publicidad

Además, ha puesto en duda la separación de poderes por "la inacción de la fiscalía"  y ha llamado la atención sobre los ascensos que han beneficiado a todos los implicados. "Pese a todo esto, ningún responsable político ha dimitido o ha pedido perdón y, para nuestra humillación, muchos han sido incluso premiados" por tratar de culpar "solo al maquinista, evitando cualquier responsabilidad y contaminando a la opinión pública con mentiras y medias verdades", ha sentenciado.

Publicidad

Publicidad