Cargando...

Secciones

Publicidad

Último adiós al policía asesinado por el sospechoso del 'crimen de la maleta'

Publicidad

Público TV

El féretro de Blas Gámez, el subinspector de Policía asesinado ayer en Valencia en acto de servicio, ha llegado esta tarde a la capilla ardiente entre emocionados aplausos de sus compañeros, familiares y amigos. Gámez, que tenía 51 años y dos hijos, ha recibido la medalla de oro al mérito policial a título póstumo. Se la ha impuesto el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que se ha desplazado hasta Valencia para dar el pésame a la familia del agente. Fue asesinado cuando él y otros compañeros trataban de detener al sospechoso del ya conocido como "el crimen de la maleta". -Redacción-

Publicidad

Publicidad

Publicidad