Cargando...

Secciones

Publicidad

Ester Quintana ha declarado sentirse satisfecha con el juicio contra los dos Mossos d'Esquadra acusados por dispararle una pelota de goma. EUROPA PRESS

La fiscal considera "una evidencia" que Ester Quintana perdió un ojo por una pelota de goma

Publicidad

"¿Cómo es posible que se continúe negando que fue una pelota de goma? ¿Cómo es posible que se diga que se lanzaron únicamente salvas?" pregunta en la lectura del informe final de la sesión.

Sociedad

BARCELONA.- La fiscal ha concluido en la última sesión del juicio que es "una evidencia" que Ester Quintana perdió el ojo durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012 en Barcelona por el disparo de una pelota de goma de los Mossos d'Esquadra, y sostiene que la lanzó el escopetero que está acusado, por orden del subinspector que también se sienta en el banquillo.

Publicidad

"¿Cómo es posible que se continúe negando que fue una pelota de goma? ¿Cómo es posible que se diga que se lanzaron únicamente salvas?", disparos sin munición, se ha preguntado la fiscal Marta Marquina en la lectura de su informe final en la sesión que se ha celebrado en la Audiencia de Barcelona. El subinspector y el escopetero de los Mossos acusados aseguraron que solo dispararon para provocar "ruido" y dispersar a un grupo de personas que les lanzaban piedras y botellas.

Ha acusado a las abogadas de las defensas de los dos antidisturbios, Olga Tubau y Lydia Lajara, de promover "una ceremonia de la confusión" intentando poner en duda que fuese una bala de goma lo que dejó a Quintana sin ojo, y de sembrar también sombras sobre la actuación de otros agentes con el único objetivo, según ella, de conseguir una coartada para los acusados.

La fiscal, que pide dos años de cárcel para ambos mossos por una imprudencia grave, sostiene que el escopetero bajó de la furgoneta poco antes de las 21 horas en el cruce de Paseo de Gràcia con Gran Via y efectuó dos disparos de bolas de goma por orden del subinspector, pese a que había una "situación de tranquilidad absoluta" en ese lugar y considera que no puede estar en discusión que la actuación policial fue desproporcionada.

Publicidad

Sostiene que hasta siete informes periciales médicas apuntan a que las heridas de Quintana fueron provocadas por una una pelota de goma y ha calificado como un insulto a la inteligencia que las defensas introduzcan la duda de que pudo haber sido una bola de 'foam', lo que exculparía al escopetero ya que estos no usan esta munición sino que lo hacen los lanzadores: "Parece de chiste", ha añadido la fiscal.

Además, la fiscal concluye que ninguno de los dos escopeteros de las otras dos furgonetas que formaban parte del convoy disparó: "Sólo dispara el acusado. No hay ninguna duda al respecto", ha insistido.

La acusación particular

La abogada de la acusación, Laia Serra, ve también probado que fue una pelota de goma lo que dejó herida a Quintana y que la disparó el escopetero que se sienta en el banquillo, pero, en vez de dos años de cárcel para los dos agentes pide nueve al acusarlos eventual al considerarlo unos "hechos muy graves".

Publicidad

Ha argumentado que los agentes conocían el poder lesivo del arma; que se saltaron todas las normas de seguridad pese a su experiencia profesional; que lo hicieron sin que el entonces director de Mossos, Manel Prat, diese la orden, y que además en ese lugar no había disturbios: "Ni las 'salvas' estaban justificadas en ese momento".

Serra también ha cargado contras los Mossos d'Esquadra por su "corporativismo" durante la investigación del caso y considera de que el incidente de Quintana tuvo que haber sido grabado por alguna cámara policial pero que nunca llegó a aportarse a la causa.

Publicidad

Ester Quintana se siente satisfecha tras el juicio

La mujer que perdió un ojo durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012 presuntamente por un disparo policial en Barcelona, Ester Quintana, ha dicho sentirse "contenta y satisfecha" a la conclusión del juicio este miércoles contra los dos agentes de los Mossos d'Esquadra acusados.

En declaraciones a los medios a las puertas del Palau de Justícia, Quintana ha reconocido que ha vivido "tensa y con nervios" el juicio que se ha desarrollado desde el 11 de abril al revivir los hechos durante estos días, especialmente con declaraciones de los médicos.

"Estamos contentas y satisfechas de que se haya acabado y hayamos podido aportar pruebas y testimonios. Ahora, esperaremos a que se dicte sentencia", ha añadido Quintana.

Su abogada, Laia Serra, también se ha mostrada satisfecha de que "al menos la verdad ha tenido su oportunidad" durante el juicio, en el que por primera vez unos agentes de los Mossos se han sentado en el banquillo acusados de heridas provocadas presuntamente por pelotas de goma.

También en declaraciones al salir del juzgado, Serra ha asegurado que como defensa han hecho un "esfuerzo titánico" en lo que ha calificado de un combate desigual entre una ciudadana y las instituciones

Publicidad

Publicidad