Cargando...

Secciones

Publicidad

Franceso Arcuri, la expareja de Juana Rivas, condenado por maltrato, esta mañana, en el Juzgado de instrucción número dos de Granada. EFE/Pepe Torres

Juana Rivas Los hijos de Juana Rivas vuelven a Italia con su padre, donde seguirá el proceso judicial

Publicidad

La jueza da por completados los trámites judiciales que quedaban pendientes y da vía libre para que los menores abandonen España con su padre. El proceso continuará a partir de octubre en los tribunales Italianos.

Sociedad

Francesco Arcuri, la expareja de Juana Rivas, ha vuelto a Italia con sus hijos tras darse por completados los trámites judiciales que quedaban pendientes en la vía penal, a pesar de que se esperaba que éstos duraran aún unos días más.

Publicidad

Arcuri recuperó la custodia de sus hijos el pasado lunes, poco después de que la madre de éstos, Juana Rivas, los entregara a la Guardia Civil, cumpliendo con unas horas de adelanto el ultimátum que le había impuesto la jueza del juzgado de primera instancia nº2 de Granada.

Rivas, que había permanecido durante un mes en paradero desconocido para no entregar a sus hijos a su exmarido, condenado por malos tratos en 2009 y contra el que había interpuesto una nueva denuncia por violencia de género hace más de un año, se encuentra investigada sustracción de menores y desobediencia judicial.

Juana Rivas presentó en julio de 2016 una denuncia por supuestos malos tratos en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Granada, que permaneció más de un año sin que se tramitara legalmente y que el pasado 10 de agosto fue traducida y remitida a los tribunales italianos. Éstos serán los encargados de dirimir sobre ella pues los hechos habrían tenido lugar en Carloforte, donde la familia convivió hasta mayo de ese año. Igualmente, la denuncia ha sido ampliada, también este agosto, en el juzgado granadino y ha sido tramitada por la juez para que la Fiscalía se pronuncie.

Publicidad

Con esta decisión de permitir a Arcuri salir del España con los menores, se niega definitivamente la reclamación de Rivas y de sus asesores legales para conseguir que los niños accedieran a medidas de amparo y protección. Tampoco parece que la jueza considerase necesario ningún tipo de actuaciones adicionales, ni escuchar al hijo mayor de Rivas, posibilidad que había dejado abierta en el último auto por el que reclamaba a Rivas la entrega de sus hijos.

El caso será juzgado en Italia

Por otro lado, el próximo 31 de octubre, en Italia, hay una vista previa del proceso judicial por el que habrá de decidirse la forma de custodia de los niños, así como el régimen de visitas que se acuerde entre sus progenitores. El nuevo abogado de la madre, Juan de Dios Ramírez, no ha especificado este jueves, a preguntas de los medios, si existen negociaciones entre las partes a este respecto. Sí ha indicado que están en contacto con los abogados italianos para abordar el caso en este país europeo.

Publicidad

Lo ha hecho tras informar de que los padres, el hermano y la hermana de Juana Rivas se han acogido a su derecho a no declarar cuando han comparecido ante la juez de lo penal como investigados por intervención en el posible delito de sustracción de menores por parte de la madre de Maracena.

Juana Rivas fue puesta en libertad provisional como investigada el pasado 22 de agosto, después de declarar detenida en sede judicial y poner fin al casi un mes que estuvo ilocalizable tras no cumplir con la orden judicial de entregar los niños al padre el 26 de julio. Posteriormente, entregó a sus hijos en la Comandancia de la Guardia Civil, a instancias de la juez de lo penal, el pasado 28 de agosto.

Publicidad

Al hilo de esta entrega, fuentes judiciales señalaron que la medida cautelar de retirar los pasaportes de los menores, dictaminada por el Juzgado de Primera Instancia número tres de Granada, especializado en familia, antes de que la madre entregara a los niños, dejaba de estar en vigor.

Asimismo, la tramitación de la denuncia ampliada en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Granada por Rivas por supuestos malos tratos sucedidos en Italia no iba a interrumpir la "restitución de los menores a su ambiente", que valorará en su momento la comisión mixta para el cumplimiento del Convenio de La Haya en la que está el Ministerio de Justicia español, una vez los niños estén instalados en su residencia habitual en la isla italiana de Carloforte, donde el padre regenta un establecimiento de hospedaje.

Tanto ésta como cualquier otra denuncia se irán tramitando pero ello "no interrumpe lo dicho por los fallos anteriores y firmes de restitución de los menores a su ambiente, ante de ser retenidos en contra de la voluntad de uno de sus progenitores", agregaron las fuentes judiciales consultadas.

Publicidad

Publicidad