Cargando...

Secciones

Publicidad

Juana Rivas a su llegada al juzgado de Granada para declarar / EFE

Juana Rivas Juana Rivas se declara inocente y su abogado denuncia "indefensión" por no admitirse la violencia de género

Publicidad

Rivas sólo contestó a preguntas de su abogado que enmarcó la defensa en torno al maltrato que sufrió ésta a manos de su expareja, argumetos que la jueza intentó cortar. Rivas afirma no haber podido comunicarse con sus hijos desde el jueves.

Sociedad

Juana Rivas, que ha comparecido este martes en el juzgado de Granada que la investiga por la presunta sustracción de sus dos hijos, se ha declarado inocente y ha asegurado que actuó en todo momento para proteger a los menores, según ha informado su abogado, Juan de Dios Ramírez, al término de la declaración.

Publicidad

En su comparecencia ante la jueza de Instrucción 2 de Granada, María Ángeles Jiménez, Rivas sólo ha respondido a las preguntas de su defensa. El letrado, que asumió el caso recientemente, ha explicado que han tratado de enmarcar su declaración en el supuesto maltrato del que fue víctima, si bien la jueza se ha ceñido a los hechos por los que se le investiga, lo que, según el abogado, les genera "indefensión".

Según ha señalado, han pretendido que Juana "describiera el entorno de violencia hacia ella y sus hijos" por parte de Francesco Arcuri, el padre de los niños, de 3 y 11 años, que están con él en Italia desde la semana pasada, cuando la madre los entregó ante la Guardia Civil en cumplimiento de un ultimátum judicial tras permanecer casi un mes en paradero desconocido.

Pero la jueza, según el letrado, "ha intentado por contra que el interrogatorio no abarcase esos extremos", sino que solo se centrara en la conducta de Juana Rivas como investigada por la presunta sustracción de menores y desobediencia a la justicia.

Publicidad

Para su abogado, "resulta necesario un adecuado esclarecimiento del entorno en el que se produce y se ha producido" la conducta de Rivas porque, de lo contrario, se "cercenaría" su derecho a la defensa y les generaría "indefensión", de ahí que a lo largo de la declaración hayan hecho constar varias protestas, según ha dicho.

Ramírez ha insistido en que ha intentado por tanto que Rivas pudiese describir las situaciones de violencia que habría vivido junto a sus hijos, hechos que están denunciados y han sido derivados a la justicia en Italia, circunstancia que no ha sido permitida por la juez a pesar de haber aportado nueva documentación, ha añadido.

Publicidad

Por otra parte, debido a la "imposibilidad" de comunicarse con sus hijos desde el jueves pasado, el equipo jurídico de Rivas ha solicitado un procedimiento de "inaudita parte" (medida cautelar solicitada sin que el juzgado tenga que escuchar a la parte contraria) en Italia para restablecer la comunicación "inmediata" y por vídeo conferencia.

Pretende de este modo que se articule por parte de la autoridad judicial italiana un "medio" o "vehículo" para que la madre de Maracena (Granada) puedan tener garantizada una comunicación "plena y diaria" con sus hijos.

De hecho, ha detallado, ayer mismo se levantó un acta notarial de los intentos infructuosos de llamadas y de comunicación a través del servicio de mensajería instantánea WhatsApp por parte de Juana Rivas y sus familiares con los dos menores.

Publicidad

La situación de Juana no cambia

Fuentes de la Fiscalía han afirmado que el Ministerio Público no ha solicitado ningún tipo de medida cautelar. Por parte del juzgado tampoco se ha tomado, hasta el momento, ninguna medida ni ordenado nuevas diligencias.

Juana sigue, por tanto, en libertad provisional e investigada por los delitos de sustracción de menores y por desobediencia a la justicia Jtras haber permanecido casi un mes en paradero desconocido con sus hijos y no haber comparecido ante una citación judicial. 

Tampoco hay, por ahora, ninguna otra citación a la vista en esta causa que se sigue en España, por la que según fuentes jurídicas podría ser condenada a una pena de entre dos y cuatro años y otra de pérdida de la patria potestad por un período máximo de diez años. Lo que sí está fijada ya, es una citación en un juzgado italiano que verá el tema de la custodia de los menores.

El Juzgado de Instrucción 2 citó a Rivas después de que el pasado 28 de agosto entregara ante la Guardia Civil a sus dos hijos.

Su comparecencia judicial ha tenido lugar tras la prestada la semana pasada por su entorno: dos técnicas del centro de la mujer de Maracena y sus padres y hermanos, que también están siendo investigados por la juez como posibles inductores o cooperadores necesarios por la sustracción de los menores.

Se trata de la segunda vez que Rivas comparece por este asunto ante un juez después de que ya lo hiciera el pasado 22 de agosto en el juzgado de guardia, que la dejó en libertad provisional, situación que mantiene actualmente como investigada.

Publicidad

Publicidad