Cargando...

Secciones

Publicidad

Campamento de los inmigrantes en los alrededores del puerto Zierbena

La Policía acosa a inmigrantes que buscan llegar a Inglaterra desde la costa vasca

Publicidad

Alrededor de 200 albaneses acampan en los alrededores del puerto de Zierbena (Bizkaia), donde cada semana salen tres ferrys hacia el Reino Unido. Se cree que muchas de estas personas provienen de Calais. En otros asentamientos de la zona también hay afganos y pakistaníes.

Sociedad

Ocurrió una lluviosa y fría mañana de verano. Mientras el cielo sigue lanzando agua, varias decenas de personas duermen en unas pequeñas tiendas de campaña. Sus cuerpos están pegados al suelo, y el suelo a la tierra húmeda. Y así, queriendo o no, la humedad cala los huesos de quienes intentan, como sea, dormir. Stop. Fuera hay movimiento. Extraños movimientos. Y gritos. Estremecedores gritos. “Police, Police”, repiten varias voces en una extraña versión de “buenos días” que promete, paradójicamente, un muy mal día. No solo por la lluvia.

Publicidad

Esta escena no ha transcurrido en las islas griegas. Tampoco en la frontera de Austria y Hungría. Los que esta mañana gritan son hombres fuertemente armados. Llevan los colores de la bandera de España y el escudo de la Policía Nacional. Olvídense de ver las expresiones de sus rostros: van encapuchados. Los que se despiertan con sus gritos son, en su mayoría, albaneses que huyen de la miseria. Y la tierra húmeda pertenece a Zierbena, un municipio de la costa vizcaína situado a escasos 20 kilómetros de lugares tan radicalmente distintos como el Guggenheim de Bilbao. Ahí, a esta misma hora, ya habrá turistas. Aquí solamente hay personas desesperadas que buscan llegar, como sea, al territorio del Reino Unido. Lo desean tan fervientemente que darían la vida por ello. Hoy tampoco lo conseguirán.

Tal como Britanny Ferries anuncia en su página web, desde el puerto de Zierbena se puede viajar a Portsmouth, una localidad situada al sur de Inglaterra. Si tienes entre 300 y 500 euros, te espera un tranquilo viaje de 24 horas, en el que tu única preocupación será no marearte en el trayecto. Pero si tu cartera está vacía y tu pasaporte –si es que lo tienes- te recuerda que ya no eres bienvenido, tus principales miedos llegarán a la hora de colarte en alguno de los camiones que subirán al ferry, evitar que la Guardia Civil te descubra y rezar para que los guardias de seguridad privados tampoco te vean. Si superas esa fase, entrarás en otra no menos arriesgada: pisar suelo inglés sin que nadie se percate de que has viajado como polizón.

Desde hace algo más de dos meses, alrededor de dos centenares de personas de nacionalidad albanesa intentan completar este periplo. Lo anhelan, pero no lo consiguen. De momento, tienen que conformarse con despertarse bajo los gritos de “Police, Police”, viajar en furgonetas hasta las oficinas de Extranjería de la Policía Nacional en Bilbao –situadas no muy lejos del Guggenheim- y volver otra vez al improvisado campamento de Zierbena, donde cada pocos días aparecen cámaras que los fotografían y policías que los detienen.

Publicidad

Ferry en el que los inmigrantes pretendían subir como polizones para llegar al Reino Unido /Brittany Ferries

En la redada del domingo pasado fueron identificadas 70 personas inmigrantes. 37 de ellas fueron detenidas y realizaron el siempre presente viaje a comisaría. La mayoría era de origen albanés, pero también fueron detenidos cuatro afganos que se encontraban debajo de un puente. Según puede apreciarse en una imagen divulgada por un periódico del grupo Vocento que llegó al lugar casi al mismo tiempo que la Policía, los agentes iban encapuchados y portaban armas largas. Era una operación de Extranjería, pero cualquier vecino recién levantado podría haber pensado que allí había terroristas.

Fuentes policiales confirmaron a Público que ese mismo día se abrieron33 expedientes de expulsión y se notificaron otras cuatro “salidas obligatorias”, algo así como una advertencia oficial para quienes están a punto de superar los 90 días de estadía en territorio español. La Policía no les echa, pero les invita a irse. “Se procede de una manera u otra, aplicando siempre la Ley de Extranjería”, señalaron desde comisaría.

Publicidad

En ese contexto, distintos voluntarios y abogados que trabajan en ese ámbito mostraron su asombro ante la situación que se registra en las inmediaciones del puerto de Zierbena. No es para menos: al parecer, se trata del único asentamiento de todo el Estado conformado mayoritariamente por personas albanesas que buscan llegar al Reino Unido. Pero hay más. “Además del grupo procedente de Albania, en los asentamientos de los alrededores también hay personas de otras nacionalidades, como afganas y pakistaníes”, confirmaron.

¿Cómo llegaron hasta este puerto? Muchos lo habrían hecho por tierra tras el cierre de la tristemente célebre “Jungla” de Calais, aquel campamento inhumano que se ubicaba en el norte de Francia y que fue cerrado por las autoridades galas. Una vez perdida esa opción para alcanzar suelo inglés, el puerto de esta pequeña localidad vizcaína –o mejor dicho, su ferry a Portsmouth- empezó a convertirse en un nuevo punto de partida para quienes buscan escapar de la miseria. “La realidad es siempre la misma: si se cierra una salida, se abre otra más dificultosa”, resume una de las voluntarias de la plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak en esta zona.

Publicidad

Preguntas al gobierno

La dura realidad del puerto de Zierbena ya ha llegado a Madrid, donde será el gobierno de Rajoy quien deberá dar explicaciones al respecto. Por un lado, el senador de EH Bildu Jon Inarritu registró una pregunta escrita en la que pide detalles sobre el operativo. Primero que nada, quiere saber quién lo pidió y por qué. Seguido, pide datos sobre el trato dado en comisaría a los detenidos, si se les facilitó servicio de traducción y si alguno de ellos solicitó asilo.

Del mismo modo, Inarritu reclamó información sobre el número de personas detenidas en las inmediaciones del puerto de Bilbao durante los últimos cinco años, sus respectivas nacionalidades y los motivos por los que fueron trasladadas a dependencias policiales.

Por su parte, la coordinadora de Ezker Anitza-IU y diputada en el Congreso por Unidos Podemos, Isabel Salud, ha registrado otra pregunta en la cámara para que el Ejecutivo del PP explique las razones de las detenciones del pasado domingo. En tal sentido, Salud remarcó que las personas llevadas a comisaría “se encontraban en situación regular y viven temporalmente en un campamento en las inmediaciones del Puerto de Bilbao”.

En su pregunta, la diputada pide conocer “las razones para realizar dicho operativo, los argumentos que justifican el despliegue y fuerzas operativas desplegadas, además del número de personas identificadas y trasladadas a dependencias policiales”. “Queremos que el gobierno explique por qué se identificó a estas personas y en qué situación se encuentran las trasladadas a comisaría”, subrayó.

“Son mafias”

A la espera de conocer esas respuestas, la empresa a cargo del ferry que une Zierbena y Portsmouth ha salido al cruce de la polémica para señalar que las personas que intentan esconderse en sus barcos no provienen “de guerras o de zonas de conflicto”, sino que proceden de Albania y están “dirigidas por mafias”.

En declaraciones a Radio Euskadi, el responsable en España de esta compañía, Manuel Pascual, aseguró que en lo que va de año han sido localizados 1.885 polizones, lo que supone un incremento de un 409% en relación a 2016. Ninguno de ellos alcanzó su sueño. De momento toca pesadilla.

Publicidad

Publicidad