Cargando...

Secciones

Publicidad

PAULA PEÑACOBA

12 de octubre "Nada que celebrar": colectivos indígenas protestan contra la celebración de la Fiesta de la Hispanidad

Publicidad

73 grupos sociales han acudido a la movilización “Descolonicémonos, 12 de octubre nada que celebrar”, que rechaza la celebración de la llegada de Cristobal Colón a América por tratarse del inicio de la opresión colonial

Sociedad

"Descolonicémonos” ha sido la consigna de la marcha que ha unido este jueves en Madrid a 73 colectivos indigenistas y otros grupos que sufren la herencia del colonialismo en una reivindicación colectiva contra el día de la Hispanidad. Organizado por la Asociación Plaza de los Pueblos, el pasacalles ha recorrido desde la Plaza de la Cebada hasta El Matadero de Madrid, donde ha culminado en un homenaje musical a las culturas de los pueblos originarios.

Publicidad

“El 12 de octubre representa el inicio de un proceso de violenta imposición cultural, política y militar, que incluye el exterminio de millones de personas en nombre de la civilización y de la religión católica; así como la estigmatización y discriminación histórica más absoluta de pueblos y culturas”, reza el manifiesto que convoca el evento. “No creemos que sea la mejor fecha para celebrar el Día de la Hispanidad el día en el que llegaron a un continente en el que había miles de habitantes, a los han esclavizado y asesinado”, afirma Rose Maloka, miembro de la asociación organizadora, que apunta que la fecha de la fiesta nacional se refrendó en la transición del franquismo, “un momento muy reciente para que la gente tuviera ya una conciencia pleno de lo que significaba”.

“No creo que la sociedad española sea la que ha decidido ese día”, asegura Rose: “¿Realmente quieren los españoles que su día sea el día en el que hubo un genocidio donde han muerto millones de personas, donde murieron pueblos enteros, donde se arrasaron muchas culturas?”. “Llamamos a un debate, a que la gente reflexione sobre esta fecha”, explica.

“Llamamos a un debate, a que la gente reflexione sobre esta fecha”

Fernando Chávez Pérez, coordinador general del Movimiento Nuevo Perú, también aboga por una reflexión de la cultura hegemónica en su país: “Es una lucha constante de la gente consciente de Perú, que estamos en contra de esa manifestación del Día del Descubrimiento de América. Es un día de genocidio y de colonización”, sentencia.

Publicidad

Una lucha que comparte desde lejos Vilma Martínez, de la Comunidad Hondureña en Madrid. “Estamos pidiendo justicia para nuestro pueblo indígena”, proclama la activista. “Estamos reivindicando a nuestras raíces y a nuestros pueblos. Aunque vivamos aquí no olvidamos nuestra tierra y nuestros orígenes”, asegura.

Reflejo de un militarismo que equipara grandeza con conquista

Los colectivos asistentes ven en el desfile militar que se celebra todos los años el 12 de octubre una ensalzamiento de la conquista de los territorios colonizados y de la opresión de los pueblos que los ocupaban. “Es una fiesta de conquista, una fiesta militar”, comenta Elena, del colectivo Yayoflautas, que considera que esta celebración pone de manifiesto que a España “todavía le queda la idea del imperio, de conquista y someter a los demás”.

Publicidad

“Lo que hace es perpetuar una construcción de la grandeza a expensas de esas poblaciones que han sido oprimidas, lo que justifica el racismo en el estado español”, señala Youssef Ouled, asistente en apoyo del pueblo Amazigh. Ouled opina que esta festividad niega la identidad de una parte de la población del estado español, sumamente diverso, y estimula el racismo estructural.

“Lo que hace es perpetuar una construcción de la grandeza a expensas de esas poblaciones que han sido oprimidas"

Para Manuel, del Colectivo de Afrodescendientes Madrileños, el componente militar del festejo reafirma la sensación de que lo que está celebrando realmente es el principio de la colonización. Recalca que “no hay una muestra de los pueblos americanos ni de las delegaciones de gobiernos latinoamericanos, simplemente una muestra de fuerza militarista”, por lo que percibe que “se está reivindicando el descubrimiento de América como el inicio de la opresión de los pueblos latinoamericanos y de los pueblos negros que fueron esclavizados para trabajar en Latinoamérica”.

Publicidad

PAULA PEÑACOBA

La educación española no profundiza en los abusos del colonialismo

“Nos estamos manifestando para mostrar a la ciudadanía lo que realmente fue el doce de octubre. El doce de octubre fue según muchos libros de España y del mundo el descubrimiento de América y nosotros lo que queremos decir aquí hoy es que no fue sólo eso, que también fue el inicio de la esclavitud de millones de africanos, de millones de pueblos indígenas americanos”, cuenta Manuel, . “Creo que en España la sociedad no es consciente, porque no se explica lo que realmente ocurrió. Son dos páginas en los libros de historia, que normalmente se pasan por alto y que no explican lo que ocurrió antes en Latinoamérica, lo que ocurrió después de la colonización y lo que ocurrió con los pueblos que fueron esclavizados para llevarlos a Latinoamérica”, protesta.

“No nos explican nada y nos lo explican a su modo de ver, yo quiero construir mi propia opinión”

“No nos explican nada y nos lo explican a su modo de ver, yo quiero construir mi propia opinión por diferentes vías”, afirma una joven asistente, que critica que la educación española no ha incidido suficientemente en las consecuencias negativas de la colonización.

Un hecho histórico cuyas consecuencias perduran

Muchos de estos grupos continúan sufriendo en su propia piel los efectos del sistema imperialista. Salijam, del Pueblo Amazigh, afirma que la situación actual de El Rif es consecuencia de estas dinámicas, de las que “España también es responsable”. Salijam pone voz a un sentimiento compartido por muchos de los movimientos que le han acompañado en esta marcha: “Estamos aquí buscando nuestro derecho a tener derechos”, manifiesta.

De igual manera, Nélida Molina, de la Coordinación de Apoyo al Pueblo Mapuche en Madrid, señala que uno de los pilares de la lucha de este pueblo originario es justamente conseguir “libertad para poder seguir reivindicando sus derechos a la tierra que ancestralmente les pertenece”. La activista asegura que el pueblo mapuche lleva 500 años rebelándose contra una distribución territorial heredada del colonialismo. “Nosotros decimos: ’12 de octubre, no hay nada que celebrar y sí mucho por luchar’”, declara.

Publicidad

Publicidad