Cargando...

Secciones

Publicidad

De izquierda a derecha, sentadas Pilar Revuelta (directora de arte), María Zamora (productora), Jara Yáñez (periodista), Julia Juaniz (montadora), Chus Gutiérrez (directora). De pie: Rosa Estevez (directora de casting), Coral Cruz (guionista), Patricia Monné (diseñadora de vestuario), Amanda Villavieja (sonido), Ana Gracia (actriz) y Raquel Fernández (directora de fotografía)

Televisión Española da la espalda al cine hecho por mujeres

Publicidad

Sólo un 5,95% de los largometrajes que la cadena pública emitió el año pasado estaban dirigidos por mujeres. Sin embargo, ellas realizaron el 16% de las cintas producidas en España.

Sociedad

Sólo un 5,95% de las películas que emitió el año pasado la televisión pública de España estaban dirigidas por mujeres. El dato —en el que están incluidas La1, La2, Clan TVE, TVE América y TVE Europa-África— confirma la deriva de Televisión Española en la elección de su programación cinematográfica. En 2011, el porcentaje de films dirigidos por mujeres emitidos en el canal público alcanzó el 7,57% pero desde ese año las cifras no han hecho más que caer: 7,37% en 2012; 7,04% en 2013 y 5,17% en 2014. Son los datos que se desprenden de las respuestas de la Corporación Radiotelevisión Española (RTVE) a la diputada socialista Lidia Guinart.

Publicidad

Es cierto que partimos de una mala base: de los 154 largometrajes presentados a las nominaciones de los Premios Goya 2016, sólo el 16% estaban dirigidos por mujeres, según la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA). El Ministerio de Cultura no contempla el género en sus estadísticas, por lo que no es público el número total de películas dirigidas por mujeres en 2016. Además, en los Anuarios de Cine que publica el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA) sólo pueden consultarse datos sobre producción, distribución, exhibición y comercialización. 

Teniendo en cuenta, pues, el dato de la CIMA, la diputada del PSOE critica, en declaraciones a Público, que la selección de Televisión Española "está muy por debajo" de ese 16% y que, por tanto, "es imprescindible dar un impulso al cine hecho por mujeres" dentro y fuera de TVE.

El problema es que el simple acceso a la dirección ya es una verdadera carrera de obstáculos para las mujeres. Hasta hace bien poco, las ayudas para la producción de largometrajes se establecían mediante un sistema de puntos que beneficiaba a los hombres. Las cintas con participación de mujeres como directoras, guionistas, productoras ejecutivas y jefas de equipo podían obtener 4 puntos de los 100 máximos. ¿Resultado? Sólo un 27,7% de estas ayudas fueron a parar a proyectos presentados por mujeres en 2016, en su mayoría películas de bajo presupuesto o documentales. ¿Por qué? La respuesta está en el informe de la CIMA sobre la representatividad de las mujeres en el sector cinematográfico español: una película dirigida por un hombre cuenta, de media, con un presupuesto de 2,2 millones de euros. Si la dirige una mujer, en cambio, recibe sólo 1,4 millones.

Publicidad

Sólo un 27,7% de ayudas públicas fueron a parar a proyectos presentados por mujeres en 2016

Gracias a la reivindicación de las profesionales del sector, el ICAA se ha comprometido a modificar este mecanismo de reparto de ayudas a partir del mes que viene para fomentar la paridad, pero la presidenta de CIMA, Virginia Yagüe, insiste en que esta desigualdad es el reflejo de la que se vive en cualquier ámbito de España. De hecho, como en otros sectores laborales, en la industria cinematográfica también hay profesiones feminizadas: hay un 83% de mujeres en diseño de vestuario y un 75% en maquillaje y peluquería; mientras que sólo hay un 2% de directoras de fotografía, un 3% de mujeres encabezando equipos de efectos especiales y un 8% en sonido, según el estudio de CIMA.

El agravante en el caso de RTVE es que se trata de una Corporación pública regulada por un Plan de igualdad que se aprobó en el Boletín Oficial del Estado el 12 de julio de 2012. Sin embargo, desde entonces nadie fiscaliza ni evalúa ni se hace responsable de que ese documento se cumpla. Por ejemplo, el plan marca el objetivo de lograr una representación equilibrada de hombres y mujeres en los diferentes grupos profesionales y en la estructura directiva de le empresa, pero a día de hoy las mujeres no ocupan ninguno de los puestos directivos más importantes

Publicidad

"Las leyes y los planes marcan cosas, pero si nadie pide cuentas, son papel mojado", explica Montserrat Boix, coordinadora de igualdad y derechos civiles UGTRTVE. Precisamente por eso, el Congreso ha pedido a RTVE que cree "un observatorio de igualdad para velar por el cumplimiento de los compromisos en materia de igualdad de la corporación establecidos legalmente". El mandato surge de la presión de varias organizaciones de mujeres y se materializó a través del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, aprobado por mayoría a finales de septiembre. El texto pide a la televisión pública que incluya formación especializada "en comunicación y género, con especial incidencia en el tratamiento de la violencia contra las mujeres" e "incorporar criterios relacionados con la igualdad y la prevención de la violencia machista en la selección, por el comité de cine de RTVE, de los proyectos cinematográficos financiados".

Este organismo fiscalizador es un logro "de la presión política y la tensión social", insiste Boix, que permitirá velar por el cumplimiento de este Plan de Igualdad. La propuesta del Consejo de Administración de RTVE es que el observatorio esté formado por 12 representantes de la empresa y 10 miembros de la sociedad civil y representantes sindicales. Una composición no paritaria que se someterá a votación a finales de noviembre.   

Publicidad

Brecha de género en la coproducción

La discriminación de género en las decisiones cinematográficas de RTVE no sólo afecta a las películas que emite sino también a las que coproduce. En 2016, TVE participó en sólo seis largometrajes dirigidos por mujeres, lo que supone el 17,65% del total de films financiados ese año. En 2015 y 2014 fueron cuatro; en 2013 llegaron a 10 y en 2012 fueron cinco, según los datos aportados por RTVE a la diputada Lidia Guinart.

Publicidad

Publicidad