Cargando...

Secciones

Publicidad

Foto de archivo de un avión de Vueling. / EUROPA PRESS

Vueling Expulsadas de un avión por hablar catalán

Un piloto de Vueling les impidió volar después de que una azafata les exigiese que hablasen en español, a lo que se negaron

Publicidad

Sociedad


Dos mujeres residentes en Menorca fueron expulsadas el pasado sábado de un avión de Vueling que cubría la ruta Barcelona-Menorca por hablarle en catalán a una azafata. "Usted me tiene que hablar en español, ¿o es que no lo habla", le pidió la empleada de la compañía aérea a una de las afectadas, Margarita Camps Coll, de 72 años, que se negó a hacerlo.


Su decisión fue apoyada por otra pasajera, que razonó que en un vuelo entre Barcelona y Menorca el personal de vuelo debía entender el catalán, informa Vilaweb. "Usted le ha faltado el respeto a esta clienta", le dijo la segunda pasajera a la azafata.


Sin embargo, otra azafata les indicó que el capitán quería hablar con ellas fuera del avión. La sorpresa llegó cuando se encontraron con una pareja de la Guardia Civil y el piloto les dijo que no iban a poder volar por haberle faltado el respeto a la empleada de Vueling.

Publicidad


Las pasajeras intentaron disculparse, pero el capitán les dijo que ya no era posible. "Su trato fue autoritario", explica Camps. "Nos hicieron sentirnos culpables por hablar nuestra lengua", concluye la afectada, quien nunca se habría imaginado que tendría semejante problema por hacerlo. Sin embargo, no es el único caso.

Dos versiones muy distintas

Un profesor universitario de Barcelona ha creado un hilo de 19 mensajes en Twitter desde su usuario @resd9 dando otra perspectiva de la historia. Según esta versión, las dos mujeres no atendieron a las indicaciones de la azafata y provocaron un altercado dentro del avión. Para respaldar su historia, en el hilo se incluyen comentarios de otros pasajeros que, o bien se encontraban en el avión en el momento del desalojo, o conocen a alguien que estuvo allí. 

Publicidad

Ambas pasajeras se encontraban en la fila de asientos que se sitúa junto a la salida de emergencia y Vueling tiene una política concreta para estas plazas del avión según las Condiciones Generales del contrato que recogen en su web: "No podrán sentarse pasajeros que necesiten extensión del cinturón de seguridad, mujeres embarazadas, menores de 15 años, pasajeros con niños pequeños o con discapacidades funcionales o –en general- todos aquellos que en caso de accidente no puedan prestar al personal de vuelo la ayuda a la que están obligados según la normativa aeronáutica internacional aplicable a los pasajeros situados en los citados asientos".

Vueling es la compañía low cost de Iberia, y esta última establece que los pasajeros deben contestar a las instrucciones de seguridad en español o inglés: "Por razones de seguridad, la ocupación de estos asientos está limitada a pasajeros que no tengan dificultades motrices y que puedan entender las instrucciones relativas a la seguridad (tanto escritas como orales, en español o bien en inglés)". No obstante, Vueling deja claro que todo el personal que cubra esa línea debe saber catalán. 

Publicidad

Por el momento, la aerolínea únicamente ha dejado un mensaje en Twitter sobre el incidente y ha optado por no realizar ninguna declaración oficial. 

Publicidad

Publicidad