Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen del programa 'Detrás de la verdad' de 13TV

Violencia de género La CNMC investiga a 13TV por emitir imágenes de la violación de 'La Manada'

Publicidad

La decisión de la cadena de emitir trozos de los vídeo captados por los agresores, podría constituir un delito y algunas organizaciones barajan la posibilidad de exigir la suspensión de la licencia del canal financiado por la iglesia Católica.

Sociedad

Indignación y asco son las palabra más repetida en redes sociales y por organizaciones de mujeres tras el programa de televisión de 13TV Detrás de la verdad del pasado miércoles, en el que el programa emitió imágenes y fragmentos  de los vídeos grabados por dos de los cinco hombres acusados de violar a una joven de 18 años en los Sanfermines de 2016 y que se está juzgando esta semana en Pamplona.

Publicidad

La cadena podría haber violado varias leyes, entre ellas el Código Penal, que castiga la divulgación de imágenes íntimas sin consentimiento, la ley de Protección al honor y a la intimidad de la persona o la ley de Comuinicación Audiovisiual.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha afirmado a Público que ya está estudiando de oficio el tema y ha abierto una investigación. Este organismo, que contiene una sección específica para mirar las malas prácticas audiovisuales, tiene en cuenta el cumplimiento de la ley de Comunicación Audiovisual. Sus diligencias pueden acabar en una en recomendaciones concretas a la cadena de televisión o incluso imponer una sanción si se detecta que se ha cometido un delito contra la ley. Aunque fuentes de la CNMC han afirmado que aún no han recibido quejas, aseguran que probablemente es por lo reciente de la emisión y que en casos como este suelen recibir denuncias de diversas organizaciones.

El programa Detras de la verdad que se emite en una televisión financiada por la iglesia católica, arrancó su crónica sobre el juicio que se está realizando estos días en Pamplona afirmando que el equipo directivo estaba decidiendo qué parte de los vídeos grabados por los acusados podrían emitir. 

Publicidad

Mientras los contertulios debatían a cual de las dos partes había que creer y sobre las aparentes contradicciones de la víctima en sus declaraciones ante el tribunal (el juicio se realiza a puerta cerrada por lo que las informaciones que salen de la sala no son públicas), una pequeña imagen en la parte baja izquierda de la pantalla, mostraba al director del programa hablando con otra persona del equipo decidiendo que trozos se emitirían en el directo.

Para acrecentar el espectáculo que la cadena estaba haciendo sobre el caso, un rótulo aparecía intermitentemente en la pantalla afirmando que la decisión de la emisión de las imágenes se estaba tomando en ese mismo momento. Algunas de las instantáneas que se emitían acompañando el debate de los "expertos" presentes en el plató, pertenecían a momentos de esos vídeo.

Publicidad

El programa decidió finalmente emitir parte del contenido de los vídeos extraídos de los teléfonos de dos de los acusados el día de la violación que ahora se juzga, levantó las críticas en redes sociales.

Representantes de organizaciones feministas consultadas por Público afirman que están evaluando la interposición de denuncias y la posibilidad de solicitar la retirada de la licencia al canal de televisión.

En un programa posterior los dos presentadores, Patricia Betancort y Ricardo Altable, han pedido perdón por si las imágenes hubieran molestado u ofendido a los espectadores o a la víctima. "En nuestro afán periodístico quisimos dejar de hacer conjeturas y contar lo que pasó realmente, desde el rigor de un perito judicial", afirman a modo de disculpa, olvidando que precisamente eso es lo que se está juzgando el tribunal de Pamplona. El locutor añadía que el programa está siempre del lado de la víctima", cosa que brilló por su ausencia durante el debate, que insistía una y otra vez en resaltar que la joven se contradecía y dudando de su credibilidad. La caratula del mismo planteaba la pregunta: "quién dice la verdad?". 

Imagen distribuida en el programa Detrás de la Verdad

​El circo mediático que se está organizando en torno al juicio que lleva la Audiencia Provincial de Navarra parece haber cruzado todas las líneas rojas posibles.

Recientemente el periodista Nacho Abad, de Espejo Público de Antena3 publicaba una encuesta en su perfil de Twitter. Proponía a sus más de 96.000 seguidores que votaran si creían que el caso se trataba de una violación o no. Desde que se inició el juicio el pasado lunes 13 de noviembre, los medios de comunicación y las redes se han llenado de artículos y mensajes de indignación por poner en duda el testimonio de la víctima, un tema considerado como cultura de la violación por las teorías feministas, que tienen como resultado la victimización de la mujer que denuncia.

Publicidad

La decisión del Tribunal de admitir pruebas obtenidas por parte de un detective privado sobre la vida de la joven posterior a los hechos, ha generado una gran contestación social y una manifestación que tiene lugar este viernes frente al ministerio de Justicia en Madrid. 

Publicidad

Publicidad