Cargando...

Secciones

Publicidad

Agraciados con el segundo premio del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad 2016 EFE/Nacho Gallego

Lotería Navidad 2017 ¿Qué debes saber al compartir un décimo de la Lotería de Navidad?

Publicidad

Si eres de los que juega el sorteo navideño en compañía, atento a esta serie de consejos y recomendaciones.

Sociedad

Es tradición cada año compartir décimos de Lotería de Navidad con familiares, amigos o compañeros de trabajo. Según el CIS, tres de cada cuatro españoles lo hacen.

Pero por muy bien que te lleves, haya que tomar una serie de precauciones para, en caso de resultar agraciados, evitar eventuales riñas y malentendidos.

A continuación os mostramos una serie de consejos y recomendaciones para prevenir:

Lo mejor: una fotocopia

Un décimo de lotería es un décimo al portador, esto significa que sólo podrá cobrar el premio la persona que posea el original.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda dejar de forma previa por escrito la prueba de la posesión. De este modo se tendrá que fotocopiar el décimo y el DNI de la persona que guarde el original para entregarlo firmado a todas las personas con las que lo comparta.

Publicidad

Las fotocopias deben incluir el nombre del portador así como cantidad que juega cada uno de los participantes.

Además, la OCU aconseja que, aunque no se comparta el décimo, se realice una fotocopia de su anverso y su reverso. De esta forma, en caso de robo, perdida o deterioro, existirá una prueba de la posesión de la participación.

Crear un grupo de Whastapp

Una fotografía enviada por Whatsapp también puede ser útil como prueba en caso de tener que reclamar el premio por la vía judicial. En el mensaje también deberán aparecer los datos del depositario del décimo, así como los participantes y la cantidad que juega cada uno.

El Grupo DAS, asesor jurídico y legal, advierte de que se han de tomar algunas precauciones para que Whatsapp pueda considerarse considerado una prueba fiable. Recomiendan los siguientes pasos:

En primer lugar, crear un grupo específico para el sorteo de Navidad y que estén los contactos que participan del número. Además, se ha de enviar una imagen del número que se juega, donde se vea claramente todos los datos del décimo.

En uno de los mensajes hay que indicar la persona que se considere el 'depositario', es decir, el que custodiará el décimo. No obstante, el grupo estará formado por personas de nuestra confianza, por lo que, en el caso de que nos toque, "siempre contaremos con la identificación de las personas que conformen el grupo y participen del número".

Por otro lado, aconsejan guardar los mensajes del grupo y enviarlos al correo electrónico para salvaguardar la información ante posibles contratiempos con el dispositivo móvil o posibles errores de la aplicación.

Además, depositario debe tomar algunas medidas de precaución, ya que no solo es responsable del importe proporcional de adquisición del número sino también, del premio que pudiera tocar. Por este motivo, es recomendable, en caso de pérdida del décimo, presente una denuncia ante las autoridades policiales, identificando el número, la serie y la fracción.

Publicidad

Jugar la Lotería con tu ex

No sería la primera vez que toca un premio y el portador no quiere compartirlo con un ex. 

En caso de que un matrimonio se casara en régimen económico de gananciales, deberá compartir el premio al 50%. Si el régimen económico de la pareja era separación de bienes, el premio es de quien lo compró, salvo que se demuestre que se ha comprado a medias.

¿Cómo pago impuestos si reparto el décimo?

Aunque el décimo esté muy repartido, hay que pagar impuestos. Los primeros 2.500 euros del premio están exentos en la retención del 20% en el IRPF. En caso de repartición y que cada persona reciba esa cantidad o inferior, Hacienda gravará el importe total del premio del décimo independientemente a lo que toquen por cabeza.

Publicidad

Por ejemplo, un décimo por 5 personas y la cantidad que toca a cada uno sea inferior a los 2.500 euros pero el premio total si lo supera, se liquidará el impuesto correspondiente.

¿Qué pasa si no se comparte?

En caso de intentar quedarse con el premio íntegro, puede cometer un delito de apropiación indebida. Lo que conlleva penas de prisión de entre seis meses y tres años, si la cantidad apropiada es superior a 400 euros, y con una multa, si la cuantía es inferior.

Publicidad

Publicidad

Publicidad