Cargando...

Secciones

Publicidad

Cola de compradores en la administración de Loterías 'El Doblón de Oro', en la madrileña Puerta del Sol. EFE/ Álvaro Sánchez

Lotería Navidad 2017 Las cuentas reales de la Lotería de Navidad: los agraciados pagarán a Hacienda 214 millones

Publicidad

La banca garantiza que un 20% del importe de los premios mayores acaben en las arcas públicas.

Sociedad

Hacienda siempre ha sido el principal beneficiario de la Lotería de Navidad (y de todas las demás) debido a la carga fiscal que soportan en España todos los juegos de azar.

Sin embargo, desde 2013, su recaudación ha crecido notablemente como consecuencia de la decisión adoptada entonces por el Gobierno de aplicar una retención en origen del 20% sobre los premios superiores a 2.500 euros.

El sorteo extraordinario del 22 de diciembre proporcionará a las arcas públicas, sólo este año, más de 214 millones, sin contar las ganancias de la sociedad estatal que lo organiza, la SELAE (Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado S.A.).

Publicidad

Al afectar a los premios superiores a 2.500 euros (por décimo), la retención del 20% se aplica al Gordo, agraciado con 400.000, al segundo (125.000), al tercero (50.000), a las dos cuartos (20.000) y a los ocho quintos (6.000), pero no a los 1.794 números sobre los que recaiga la popular pedrea (100).

Ninguno de los premios mayores puede cobrarse en las administraciones de lotería, sino que hay que hacerlo a través de las entidades colaboradoras (bancos y cajas de ahorro), que son las encargadas de practicar la retención y de transferir a la Agencia Tributaria las cantidades detraídas.

Los ganadores no tienen nada más que hacer, ni siquiera declarar el premio en el IRPF (sí los eventuales rendimientos obtenidos luego gracias a él), salvo si sobrepasa los 700.000 euros, en cuyo caso deben incluirlos en la base para el cálculo del Impuesto sobre el Patrimonio.

Publicidad

Eso sí, una vez practicada la retención, a su bolsillo irá a parar menos dinero del cantado durante el sorteo por los niños del colegio de San Ildefonso. Concretamente, 320.000 euros por cada décimo del Gordo, 100.500 por el segundo premio, 40.500 por el tercero, 16.500 por los cuartos y 5.300 por los quintos.

Cuando un número premiado, o parte de él, se queda sin vender se dice que “le ha tocado a Hacienda”

Suponiendo que se vendieran y cobraran todas las series premiadas, la Agencia Tributaria obtendría 214 millones de euros de la Lotería de Navidad. Pero si hay series que no se llegar a vender o décimos que los agraciados, por lo que sea, nunca llegan a cobrar, el beneficio para el Estado es todavía mayor, porque eso supone un ahorro para la SELAE que va a parar directamente a su cuenta de resultados.

Publicidad

Por eso, cuando un número premiado (o parte de él) queda en poder de la sociedad estatal se dice que “le ha tocado a Hacienda”.

Detalle de algunas de las 85.000 bolas que entrarán en el bombo del sorteo extraordinario de Lotería de Navidad. EFE/ Javier Lizon

El coste para la SELAE de los premios de la Lotería de Navidad (siempre en el caso de que se vendan y se cobren todos) asciende a 1.435 millones de euros, sin contar las devoluciones, frente a una recaudación máxima de 3.400 millones.

De cada uno de los cien mil números que entran en el sorteo se emiten 170 series (o billetes) de diez décimos, cuyo precio de venta al público en las administraciones oficiales es de veinte euros.

La Lotería de Navidad aporta una parte sustancial de los ingresos de la SELAE, que en 2016 facturó por sorteos un total de 8.808 millones de euros. Este organismo organiza, además, juegos como la Primitiva, la Bonoloto, los Euromillones y distintas apuesta deportivas, entre ellas la Quiniela.

El año pasado repartió más de 5.600 millones de euros en premios, lo que no le impidió alcanzar un beneficio antes de impuestos de 2.325,8 millones, equivalente al 26% de su cifra de ventas, según datos de la propia sociedad.

Su actividad es muy rentable para el Estado, al que proporcionó en 2016 nada menos de 2.214 millones de euros, la mayor parte en concepto de dividendos (1.571 millones). Por el Impuesto de Sociedades la SELAE pagó a Hacienda 581 millones de euros, mientras que de los impuestos y tasas practicados sobre el juego salieron 62 millones más. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad