Cargando...

Secciones

Publicidad

Centro Asistencial de Melilla en el que residía el menor encontrado muerto este jueves. GOOGLE MAPS

Hallan muerto a un menor marroquí en su habitación del centro de acogida

Publicidad

El joven, de 17 años, permanecía el centro desde el 26 de diciembre, cuando recibió el alta hospitalaria tras serle amputado un pie. La Consejería de Bienestar Social ha abierto una investigación

Sociedad

Un menor marroquí de 17 años ha sido encontrado muerto en el Centro Asistencial de Melilla al mediodía de este jueves, según han informado varios medios locales.

Se trata de un menor extranjero no acompañado (MENA) que residía en acogida en este centro desde el pasado 26 de diciembre, cuando recibió el alta en el Hospital Comarcal. Allí permanecía ingresado desde finales de noviembre, cuando le fue amputado un pie tras un accidente en el puerto de la ciudad, donde decenas de menores extranjeros esperan de manera clandestina para colarse en algún  ferry con destino a la Península.

Publicidad

Según informa Onda Cero Melilla, la Consejería de Bienestar Social ha abierto una investigación para esclarecer las causas de la muerte de este joven, que fue encontrado sin vida en la cama de su habitación.

Segundo menor muerto en pocos días

Este suceso llega poco después de la polémica desatada por la muerte de otro menor el pasado 4 de diciembre, aunque el fallecimiento se conoció hace pocos días por el responsable de la Asociación Prodein, José Palazón. Este joven, originario de Guinea Conakry y de 17 años, estaba ingresado en el Centro Educativo de Menores Infractores Ciudad de Melilla. Murió debido a una parada cardíaca tras permanecer 20 días en coma en la UCI del Hospital Comarcal.

Según denunció Palazón, su hospitalización fue debida a "una paliza dada en el Centro". La Fundación Diagrama, que gestiona el centro Ciudad de Melilla, negó que el menor fuera agredido por los trabajadores y explicó que el día de su hospitalización se produjo una discusión entre varios jóvenes internos, uno de ellos el fallecido. Tanto esta fundación como el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, negaron que los responsables del centro tuvieran nada que ver con la muerte de este joven y amenazaron con emprender acciones legales contra Palazón por sus comentarios.

Publicidad

Publicidad

Publicidad