Cargando...

Secciones

Publicidad

José Palazón, presidente de Prodein (izq.) junto al tío de uno de los dos menores tutelados fallecidos en Melilla.- FACEBOOK

Mena Melilla Denunciar a quien denuncia: la estrategia del Gobierno de Melilla tras la muerte de dos menores extranjeros tutelados

Publicidad

El Gobierno de Melilla se ha negado a localizar y recibir oficialmente a las familias de los chicos fallecidos en centros de acogida y ha anunciado una querella criminal contra el activista y presidente de Prodein, que denunció que uno de ellos murió por una paliza recibida en el centro donde residía.

Sociedad

Mamadou y Soufian. Así se llamaban los dos menores extranjeros que han muerto recientemente en Melilla bajo la tutela de la Ciudad Autónoma. Entre una y otra muerte pasaron 13 días. Ambos fallecieron en extrañas circunstancias. Los dos, en centros de titularidad pública, bajo responsabilidad física y civil de la Administración. El Gobierno no ha querido recibir oficialmente al tío de Mamadou. Tampoco a los padres de Soufian. Ni siquiera se ha molestado en localizarles e informales de la situación. De eso se ha encargado José Palazón, destacado activista y presidente de la Asociación Pro Derechos de la Infancia (Prodein).

Publicidad

Lo único que por el momento ha dejado claro el Gobierno de Melilla es que va a interponer una querella criminal contra Palazón por denunciar la situación. “No se puede hablar tan alegremente de cosas tan delicadas, vamos a dejarnos de tonterías”, declaró a finales de diciembre el presidente de Melilla, Juan José Imbroda. Las “tonterías” de las que hablaba Palazón no son ninguna broma. Había denunciado que Mamadou, de 17 años y procedentes de Guinea Conakry, había fallecido a consecuencia de “una paliza” que recibió en el Centro de Menores Infractores Baluarte, también conocido como Centro de Reforma, donde este chico estaba internado. Murió el 22 de diciembre después de pasar 20 días en coma en la UCI del Hospital Comarcal.

Según aseguró e l consejero de Bienestar Social de Melilla, Daniel Ventura, el joven no recibió ninguna paliza, sino que sufrió una parada cardiorrespiratoria tras pelearse con otro menor del centro. Al parecer, Mamadou se desplomó cuando los trabajadores del centro los separaron.

Palazón aún espera la denuncia que tanto Imbroda como Ventura esgrimen a diario para desacreditarle. No le asusta porque no es la primera vez que el Gobierno emprende acciones contra él. No obstante matiza que nunca acusó a nadie en concreto. “Sólo he dicho que recibió una paliza, que hubo algún episodio de violencia en un centro responsabilidad de la Administración. Eso me lo han confirmado varias fuentes. De hecho, el propio consejero habla de una pelea, por lo que no se entiende esa supuesta querella contra mí”, ha declarado el activista a Público. Palazón recuerda que Mamadou estuvo en coma 20 días antes de fallecer sin que el Gobierno dijera ni una sola palabra.

Publicidad

¿Por qué ha muerto Mamadou? Se desconoce. El informe de su autopsia todavía no se ha emitido. El consejero insinuó primero que podía deberse a heridas internas fruto una agresión en su país de origen. Después dijo que podía deberse a un infarto debido antecedentes de problemas cardiacos. Algo que su tío ve improbable, según Palazón. En cualquier caso, niega que recibiera una paliza e insiste en que las cámaras del centro grabaron los momentos previos a que el joven cayera al suelo.

Sólo 13 días después, Soufian, un marroquí de 17 años, era encontrado muerto en su cama del centro asistencial conocido como “La Gota de Leche”. Residía allí desde que salió del hospital con un pie menos. Le fue amputado tras enganchárselo cuando intentaba colarse en un ferry con destino a la península. Iba escondido en los bajos de un camión. Aficionado al rap, el chico murió de repente mientras escuchaba música tumbado en la cama. Dejó su ciudad, Casablanca, para probar suerte en Europa y ayudar económicamente a su familia, explicaba el chaval en una entrevista a El Faro de Melilla cuando aún estaba hospitalizado. ¿La causa de la muerte? Tampoco se sabe. Habrá que esperar los resultados de la autopsia. El defensor del pueblo ya ha abierto una investigación de oficio para conocer las circunstancias de ambas muertes.

Publicidad

Vendaval político

Los dos trágicos sucesos han desatado un vendaval político en la ciudad. Sobre todo después de la reacción del consejero de Bienestar Social, quien lejos de hacer autocrítica, ha cargado con furia contra familiares de los chicos, contra la oposición, contra uno de los muertos —a quien tilda de “drogadicto”— y, sobre todo, contra Palazón.

A Ventura no le ha gustado que el presidente de Prodein haya contactado con los familiares de los fallecidos y ha insinuado que Palazón está detrás de la llegada de tantos menores extranjeros a Melilla. “A ver si es que él tiene contacto con padres en Marruecos y por eso nos están llegando los niños de alguna manera", dijo Ventura. Para él, Palazón es alguien que “vive del fango y de las desgracias”. “Deseo y espero que este señor, por llamarle de alguna manera, termine en el juzgado pagando con una querella criminal en cuanto todo esto se resuelva”, dijo este martes.

Publicidad

Palazón: “Ventura ataca a todo el mundo para tapar su propia ignorancia"

“Ventura ataca a todo el mundo para tapar sus propia ignorancia y su desinterés por los críos”, afirma Palazón. “Saber dónde está o quién es la familia de los críos es una obligación de la Consejería. El problema es que el consejero supone que los niños que tiene tutelados son huérfanos. Eso significa que no tiene ni idea ni le importa. Son niños en situación de desamparo, que escapan de la pobreza de su país”, subraya.

“En tres días hemos localizado a los familiares. Eso lo podía haber hecho fácilmente la Consejería. Es tan simple como preguntar a los críos, a sus propios compañeros”, explica. Palazón advierte de que, mientras, Melilla “está llena de niños en la calle”. “Nunca he visto un nivel de abandono como el que sufren estos niños. No hay política de menores en esta ciudad porque tienen las competencias pero no la ejercen”, dice, y lamenta que Ventura “sólo se preocupa” por denunciarle a él.

Amnistía Internacional ha pedido por carta al consejero que rectifique estas declaraciones que “no hacen sino criminalizar y estigmatizar la labor de los activistas”. “Cualquier persona que defiende los derechos humanos tiene derecho a denunciar, investigar y hacer campaña de forma pacífica por cualquier causa y en ningún caso puede ser atacada ni perseguida por hacerlo”, explica Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional en España.

Por su parte, Save the Children ya advirtió de que el modelo de protección de los menores extranjeros no acompañados “es manifiestamente insuficiente y ha ocasionado otras muchas situaciones de vulneración de los derechos de estos niños y niñas”. La organización considera que la muerte de estos dos menores “es una muestra más de las deficiencias del sistema de acogida de menores no acompañados español, que ha sido ya objeto de numerosas recomendaciones por parte del Defensor del Pueblo, alcanzando incluso el proceso de consultas al Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas y varios pronunciamientos al respecto”.

Coalición por Melilla, el principal partido de la oposición, y Ciudadanos han pedido la dimisión de Daniel Ventura por sus palabras contra la familia de uno de los menores y por su gestión respecto a los menores. La respuesta de ventura ha sido, de nuevo, la descalificación y el insulto, mientras que el Gobierno de Imbroda cierra filas y muestra su total apoyo al consejero.

Publicidad

Publicidad