Cargando...

Secciones

Publicidad

Un grupo de cerdos en una granja. REUTERS

Salvados Las duras imágenes de una granja de cerdos llenos de úlceras y malformaciones

Publicidad

Salvados abordó diferentes aspectos de la industria cárnica, tanto el estado y las condiciones de los cerdos en las granjas y mataderos, como la situación laboral de los trabajadores de esta industria

Sociedad

Jordi Évole lo venía avisando en su cuenta de Twitter: "El domingo, el Salvados más "bestia". ¿Cómo se puede tratar así a los trabajadores de mataderos? ¿Y a los animales?" Un vídeo que los espectadores y espectadoras del programa pudieron ver íntegro la pasada noche en Prime Time y que aborda una problemática latente que lleva años siendo denunciada por diversas asociaciones y medios. 

Publicidad

Salvados abordó diferentes aspectos de la industria cárnica, desde el estado y las condiciones de los cerdos en las granjas y mataderos, a la situación laboral de los trabajadores de esta industria: falsos autónomos obligados a comprar el material de trabajo y cuyos sueldos oscilan entre los 800 y 9000 euros, las inspecciones de trabajo en Granjas prácticamente inexistentes y avisadas con varios días de antelación y las responsabilidades políticas en este ámbito.

El pasado mes de noviembre se estrenó un documental con el nombre de 'Matadero', que muestra sin filtros la industria cárnica. El reportaje, acompañado de un informe y un archivo fotográfico, es fruto del trabajo de dos años del activista y fotógrafo 'Tras los Muros' y cuyo objetivo es "poner rostro" a los millones de animales que cada día son sacrificados en el mundo para ser consumidos por las personas o por otros animales.

De todo lo que se mostró en el programa de La Sexta, fueron las condiciones de salud y el maltrato a los cerdos lo que más enfureció a la mayoría de usuarios de Twitter, algunos incluso prometieron no volver a comer carne tras las imágenes expuestas por el equipo de Salvados, que se coló, junto a miembros de Igualdad animal, en una granja de la región de Murcia con las que trabaja la empresa El Pozo, que fue muy criticada por las imágenes emitidas y por no querer participar en el programa. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad