Cargando...

Secciones

Publicidad

Uno de los cerdos aparecidos en el programa de Salvados el pasado domingo en la granja provedora de El Pozo. IGUALDAD ANIMAL

Salvados Más de 70.000 firmas piden a El Pozo que se comprometa con el bienestar animal

Publicidad

Igualdad Animal, la organización animalista que está detrás de la investigación a una granja de cerdos de Murcia que se destapó en el último programa de Salvados, consigue un récord de apoyos en sólo 48 horas.

Sociedad

Igualdad Animal, la organización animalista que está detrás de la investigación a una granja de cerdos de Murcia que se destapó en el último programa de Salvados, ha conseguido recoger más de 70.0000 firmas en apenas 48 horas reclamando a El Pozo que adopte una “estricta política de bienestar animal”.

Publicidad

Según ha informado la ONG en un comunicado, Igualdad Animal reclama a la empresa cárnica que se comprometa al menos con las siguientes acciones: prohibir las jaulas de gestación en las que cerdas pasan semanas enteras sin poder darse la vuelta; eliminar de las mutilaciones dolorosas, incluyendo el corte de cola, recorte de dientes o colmillos, y de la castración; eliminar el uso de descargas eléctricas y golpes, arrastres u otros tratos crueles en el manejo de los animales; implementar una política de tolerancia cero con el maltrato animal y cancelar los acuerdos con proveedores cuyos trabajadores hayan sido sorprendidos abusando de los animales; y capacitar anualmente al personal en el manejo adecuado de los animales para evitar patadas, golpes, arrastre, descargas, y otros manejos crueles.

La empresa de alimentación de El Pozo está desde el domingo en el foco de todas las críticas después de que Jordi Évole mostrara en su programa unas impactantes imágenes de maltrato y crueldad hacia los cerdos criados en la granja Hermanos Carrasco que abastece a la compañía para la elaboración de sus productos de carne. Entre otras imágenes captadas por las cámaras de LaSexta, se pudieron observar numerosos animales con lesiones y fracturas sin curar, animales con hernias gigantes, cerdos muertos o moribundos y otros con abscesos de gran tamaño.

El Pozo, que se negó a dar su versión en el programa, emitió el día posterior un comunicado en el que aseguraba que “es imposible que animales como los mostrados en el programa Salvados” entren en su cadena de alimentación y acusó al programa de emitir “imágenes capciosas que distorsionan totalmente la realidad sobre la actividad empresarial de la compañía”.

Publicidad

Publicidad

Publicidad