Cargando...

Secciones

Publicidad

El cazador acusado y uno de los perros maltratados hallado en el registro a su finca. EL REFUGIO

Maltrato animal La acusación pide 40 años de cárcel para un cazador por el maltrato de 55 perros

Publicidad

De aplicarse, sería la mayor condena por un caso de maltrato animal en España. Roberto González Gálvez fue detenido en 2014 por las condiciones deplorables en las que se halló a 55 animales en su finca de Villa del Prado, en Madrid.

Sociedad

La protectora El Refugio, que ejerce como acusación particular en el juicio por maltrato animal que se ha celebrado este miércoles en Móstoles contra un cazador, ha pedido una pena de 40 años de prisión para Roberto González Gálvez, acusado de maltratar presuntamente a 55 perros en su finca de Villa del Prado, en Madrid.

Publicidad

La protectora reclama esta condena —que de aplicarse sería la mayor hasta la fecha por un caso de maltrato animal— amparándose en una de las últimas reformas del Código Penal, que permite acusar al cazador de un delito de maltrato por cada uno de los 55 perros afectados. Así, El Refugio solicita nueve meses de prisión por cada uno de los 55 delitos de maltrato animal, además de una pena accesoria de inhabilitación para el derecho de sufragio pasivo e inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales o su tenencia por tiempo de tres años, señalan en un comunicado.

El acusado, Roberto González Gálvez, conocido como el cazador de “la finca de los horrores”, fue detenido por la Guardia Civil el 25 de agosto de 2014 tras una inspección a sus instalaciones, en las que se hallaron 55 perros hacinados en casetas de ladrillos en lamentables condiciones de higiene y salud. Casi todos ellos presentaban desnutrición y deshidratación severas. Los animales, sin medidas higiénico-sanitarias, vivían entre heces, orines y restos óseos de distintas especies, y permanecían en casetas sin techado ni sombras.

Según el técnico veterinario designado por el Ayuntamiento de Villa del Prado que los identificó, dos animales tuvieron que ser trasladados a clínicas veterinarias con síntomas de golpe de calor, cuatro presentaban heridas infectadas de diversa consideración con miásis (gusaneras) —sin ninguna evidencia de intento de tratamiento o intento de cura—, dos hembras estaban aparentemente preñadas y varias con hipertrofias mamarias debidas a sucesivas y consecutivas lactaciones. Además, varios de los cachorros y adultos presentaban mutilaciones de orejas y rabos. En los habitáculos techados se encontraron de 6 a 7 animales hacinados de entre 20 a 30 kg por jaula. En los habitáculos de atrás sin techo, al sol y sin agua, un perro en cada uno atado a la pared con una cadena de un metro como mucho sentados sobre sus propias heces, infestados de garrapatas y con heridas de apoyo continuado sobre el hormigón. En la zona central fueron encontrados numerosos cachorros de 2 a 3 meses de edad hiperparasitados tanto interna como externamente con la única sombra de un tablero inclinado sobre la ferralla. Igualmente sin acceso al agua. Dos jaulas en el lateral igualmente de ferralla con suelo de arena y tableros. En estas jaulas se encontraban tres perras, igualmente sin agua, que según refirió el responsable (acusado) estaban aisladas porque estaban en celo. A causa del estado del suelo y tablones, las perras presentaban lesiones podales por astillas y dermatitis interdigitales por la falta de higiene. Todos los ejemplares sin excepción estaban plagados de garrapatas.

Publicidad

“Desde El Refugio pedimos 40 años de cárcel para este cazador que tenía 55 animales en condiciones terroríficas. Ya es un éxito tener a Roberto Gonzalez Gálvez sentado en el banquillo y ahora esperamos una condena ejemplar”. Declara Nacho Paunero, presidente de El Refugio.

Publicidad

Publicidad

Publicidad