Cargando...

Secciones

Publicidad

Animales atrapados y abandonados en granjas de Remolinos y Villafranca del Ebro, (Zaragoza) durante las riadas por el desbordamiento del río Ebro. AITOR GARMENDIA (TRAS LOS MUROS)

Maltrato animal Cientos de animales con el agua al cuello por las inundaciones del río Ebro en Aragón

Publicidad

El fotoperiodista Aitor Garmendia, conocido por su proyecto Tras los Muros, documenta y denuncia la situación en la que han quedado cientos de animales afectados por las crecidas del río.

Sociedad

Cientos de animales atrapados, ahogados o abandonados a su suerte en las inundaciones de varias granjas que han quedado anegadas durante el pasado fin de semana tras la crecida y desbordamiento del río Ebro en Aragón.

Son las imágenes (ver fotogalería) que ha podido captar el fotoperiodista y activista por la liberación animal Aitor Garmendia, conocido por su proyecto Tras los Muros, que ha documentado el estado en el que se hallan cientos de animales por los que nadie parece preocuparse en plenas inundaciones. 

Publicidad

"El agua sigue subiendo en Villafranca. El nivel del agua ha subido aprox un metro más. El nivel máximo se alcanzará mañana. Es probable que cientos o miles de cerdos mueran ahogados. Se avisó. Se ofreció ayuda. Nada", ha señalado el fotoperiodista en su cuenta de Twitter desde granjas en los municipios de Remolinos y Villafranca del Ebro. Garmendia también ha denunciado los casos de ganaderos que se han negado a salvar a los animales o las "amenazas" recibidas por parte de lugareños o vecinos cuando los activistas se ofrecían a salvarlos.

"Es falso que no haya medios para sacar a los animales de las granjas durante la riada. Hay un despliegue militar por toda la ribera del Ebro, helicópteros, cientos de policías, bomberos, camiones de cerdos vacíos por toda la zona. Hay recursos, menos para los animales explotados", ha señalado.

El Partido Animalista PACMA, que asegura que se ha producido ya "la muerte de un número indeterminado de animales", ha anunciado una denuncia con la intención de que se considere la omisión de socorro y de que no sean contabilizados como pérdidas económicas. "El Partido Animalista se plantea si los propietarios de las granjas han dejado morir a los animales, en lugar de salvarlos, para asegurarse el cobro de la indemnización de las aseguradoras", han señalado en un comunicado.

Publicidad

"El Partido Animalista advirtió el viernes al Gobierno de Aragón de que había previsión de crecidas, y de que era imprescindible que se activara un protocolo para desalojar a los animales y garantizar su salvaguarda", zanjan.

En las riadas de 2015, cerca de 10.000 animales murieron ahogados en estas mismas granjas. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad