Cargando...

Secciones

Publicidad

La plaza del Alza de Algeciras el pasado jueves. / Raúl Bocanegra

Narcotráfico Algeciras grita: "Drogas, no. Trabajo, sí"

Publicidad

Los 'viejos roqueros' toman de nuevo las riendas de la lucha contra la droga en la comarca del Campo de Gibraltar

Sociedad

Los viejos roqueros nunca mueren. Ahí están, en la Plaza Alta de Algeciras, José Chamizo y Francisco Mena, de nuevo al pie del cañón. Ambos fueron héroes en los 80 y los 90, los que, junto a heroínas como Micaela Pérez y otras madres, lucharon por la consideración del drogadicto como un enfermo y se enfrentaron a los clanes de la droga. Hoy, otra vez toman la voz y la palabra. Esta vez no han tenido que convencer a nadie. Toda la clase política de la Comarca del Campo de Gibraltar y de la provincia de Cádiz está con ellos, en esta nueva lucha.

Publicidad

Si se olvida, la historia se repite. “Hace 30 años le demostramos al mundo que éramos capaces de vencer a la droga y ahora se lo vamos a volver a demostrar. Nos hemos relajado estos años y se han hecho fuertes. Pero son muy pocos. Tenemos el mejor puerto del mediterráneo, las mejores playas. Unos pocos no nos van a manchar el nombre. Somos campogibraltareños y luchamos por el futuro de esta comarca. Esta batalla la vamos a ganar. Somos la mayor frontera de lucha contra la droga. Las estructuras mafiosas ahí están. Tenemos que darle oportunidades a nuestros jóvenes. La gente cae en la tentación en nuestras barriadas humildes”, afirmó Mena en su discurso en la Plaza Alta el jueves pasado.

Unidad política y social

En Algeciras hay unidad política y social en torno a los policías y la Guardia Civil. Todos juntos, políticos, ciudadanos, asociaciones, policías, guardias, gritan en la plaza: “Drogas, no. Trabajo, sí”. “Drogas, no. Trabajo, sí”. “Drogas, no. Trabajo, sí”.

En los últimos años se ha desmantelado un grupo especializado en crimen organizado en la zona y se han perdido más de 300 policías y guardias civiles. “Se necesitan 150 policías más en Algeciras, otros 120 en La Línea y personal especializado en blanqueo. Ello acompañado de medios, de balizas para hacer seguimientos, de todo. Además de un juez y un fiscal antidroga que se implique en la comarca. Porque ahora los jueces están saturados”, reclama Juan Antonio Almagro, del sindicato Confederación Española de Policía. “Hay poca policía. Acumulan horas de trabajo. Y se marchan. Y nadie quiere ir allí, porque hay mucho riesgo”, afirman fuentes jurídicas. Almagro lo confirma y pide incentivos económicos para los agentes destinados a la comarca.

Publicidad

Chamizo, el exdefensor del Pueblo Andaluz recordó así las luchas de antaño: “Esto es volver a empezar. Fue en el verano del 89 cuando un grupo de mujeres y pensionistas organizaron una manifestación en la plaza de las flores. Ese fue el inicio de la lucha contra el narco en el Campo de Gibraltar. Había mucho dolor de madres que habían visto morir a hijos e hijas y conocían a quienes vendían, ese drama social que llamamos toxicomanía, ese negocio criminal a quien los seres humanos importan un bledo. En aquella época fuimos todos a una. Los partidos abandonaron sus reticencias. Y la Policía y la Guardia Civil, que a veces no tenían ni gasoil, también. Pero el tiempo pasó y cundió la sensación de que la droga era un tema resuelto”.

"Hemos perdido el tiempo y los narcos lo han sabido aprovechar"

Y así relató el trayecto que ha devuelto la droga, después de años, al primer plano de la actualidad en la comarca: “La segunda década de los 90 trajo un nuevo perfil de narco. La coca había cambiado el panorama, tanto de negocio como en los centros terapéuticos. Los partidos rebajaron sus alarmas y ya en 2000 la droga era vista con otra perspectiva. La droga dejó de ser una prioridad salvo para las coordinadoras. Hubo recortes en prevención, recortes en Policía y Guardia Civil. Y la realidad es hoy la que es. Hemos perdido el tiempo y ellos lo han sabido aprovechar. Vemos cómo han blanqueado cantidades inmensas de dinero. Es el momento de ir nuevamente unidos”.

Publicidad

Parece que la unidad, más allá de los distintos enfoques y de dimes y diretes, puede existir. El Parlamento de Andalucía aprobó hace unas semanas una proposición del PSOE para que se apruebe un Plan Integral para el Campo de Gibraltar que actúe en todos los frentes. Y el ministro de Asuntos Exteriores anunció hace unos días que el Gobierno ya trabaja en ello, en la elaboración de un plan que aporte soluciones a la zona.

Publicidad

Publicidad

Publicidad