Cargando...

Secciones

Publicidad

Una imagen de la grabación que acredita el maltrato denunciado por FAADA.

Maltrato animal Un hombre graba y denuncia el maltrato de unos vecinos a su perro, pero los Mossos no incautan al animal

Publicidad

En un vídeo puesto en conocimiento de los agentes, se aprecia cómo una pareja propicia golpes, patadas y arroja colillas al animal. La organización FAADA pide al juzgado que tome medidas cautelares para proteger al can.

Sociedad

La Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA) ha hecho públicos varios vídeos grabados por un vecino de Sant Adrià del Besós (Barcelona) en el que se aprecia cómo una pareja golpea, da patadas y tira colillas a su perro, en un claro gesto de maltrato y crueldad animal.

Publicidad

En un comunicado, la Fundación explica que denunció los hechos y puso los vídeos en conocimiento de los Mossos d’Esquadra. Sin embargo, la unidad especializada de medio ambiente del cuerpo de la policía catalana, que acudió al domicilio, consideró que el animal estaba bien con sus propietarios “porque movía la cola” y descartó su incautación.

“En ningún momento dichos agentes plantearon la posibilidad de que el perro fuera visitado por un veterinario y un etólogo para valorar profesionalmente el caso”, denuncian desde FAADA.

Por ello, la organización animalista ha solicitado medidas cautelares al juzgado de Badalona que instruye el caso para que el perro pueda ser incautado y trasladado a un centro de acogida mientras se resuelve la denuncia.

“Las medidas cautelares se fundamentan en los claros indicios de maltrato reiterado –y en consecuencia de un delito continuado de maltrato animal del art. 337 del CP– que pueden generar en el animal un daño emocional irreparable así como en secuelas comportamentales permanentes. Dichas patologías están fundamentadas en los informes realizados de forma altruista por Alfonso Bañeres, veterinario de la Asociación Basati, y por la etóloga Beatriz Sanjurjo”, argumentan.

En los vídeos se aprecia cómo la mujer golpea con el palo de la escoba al animal mientras barre o le propina patadas para que el perro se levante de su sitio y se traslade a otro lugar. También en las imágenes puede verse cómo le arrojan las colillas tras fumar.

Publicidad

“Recordamos que en otro caso muy parecido que tuvo lugar en el municipio de Barcelona, la Guardia Urbana no dudó en decomisar a la gata víctima de abusos indicando que "este tipo de maltrato también ocasiona un elevado nivel de ansiedad y estrés al animal que podría dar lugar a diferentes trastornos de comportamiento".

Publicidad

Publicidad

Publicidad