Cargando...

Secciones

Publicidad

Personal de rescate del Aquarius ponen a salvo a un grupo de personas migrantes a la deriva, frente a las costas de Libia.- REUTERS/ Karpov

Aquarius Un plan de acogida vetado por Rajoy en 2015, clave para la llegada a Valencia de los refugiados del Aquarius

Publicidad

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana, dirigida por Mónica Oltra, ha desempolvado un plan elaborado hace tres años para acoger a refugiados sirios llegados a las islas griegas que el Gobierno Central nunca autorizó. El martes por la tarde habrá una reunión entre Generalitat, Ayuntamiento de Valencia y ONG para organizar la llegada de los 629 migrantes y refugiados a los que Italia ha negado sus puertos.

Sociedad

Aún no está claro cuándo llegará a las costas valencianas el barco de rescate Aquarius, pero las bases para la acogida de los 629 migrantes y refugiados que lleva a bordo están sentadas. De hecho, estaban sobre la mesa desde 2015, cuando la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana, encabezada por la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ultimó un plan de acogida de refugiados sirios en las masificadas islas griegas. Un plan que llegó a firmar con las autoridades locales helenas, pero que el Gobierno de Mariano Rajoy, cuya rúbrica era la clave para ponerlo en marcha, dejó enterrado en un cajón.

Publicidad

Según fuentes de Compromís, cuando Oltra vio que el buque de rescate de las ONG SOS Mediterranée y Médicos Sin fronteras estaba atrapado entre Malta e Italia sin que nadie les diese permiso para desembarcar en puerto, la maquinaria institucional se puso en marcha.

El departamento de Oltra habló con el alcalde de València, Joan Ribó, con la Autoridad Portuaria de la ciudad, diversas ONG de apoyo a personas migrantes y refugiadas y con el president de la Generalitat, Ximo Puig. Les expuso el plan de acogida, todos dieron luz verde y Puig trasladó la idea a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. Apenas unas horas después, el presidente Pedro Sánchez anunciaba que había dado instrucciones para que el plan siguiera adelante. Sánchez había decidido dar un giro radical a la política de acogida que hasta ahora había mantenido el Gobierno de España e iniciaba los trámites para declarar València "puerto seguro".

Según informan a Público fuentes de Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, tras la visita de Oltra a las islas griegas se programó un plan de acogida en el que se contemplaba traer en barco desde Grecia a mil refugiados. Se les daría acogida en distintas localidades de la Comunitat Valenciana y se reservaba una partida presupuestaria de alrededor de 600.000 euros para ello.

Publicidad

Se espera que el Aquarius llegue a València a finales de semana. A última hora de este lunes, Euronews ha informado de que el buque ha descartado viajar a España por la inseguridad que generaría un viaje de entre tres y cinco días hasta Valencia. Sin embargo, SOS Mediterranee se ha limitado a asegurar en su cuenta de Twitter que la situación "podría volverse crítica" por los tres días que tardaría en llegar el buque a Valencia con la cantidad de migrantes a bordo y "el clima empeorando". Afirma que "la prioridad es la seguridad de todos los rescatados" y pide a las autoridades italianas una "solución segura y rápida".

Mientras tanto, a las 16.30 horas del martes tendrá lugar una reunión de la comisión mixta para abordar la situación. Estará compuesta por las diferentes Consellerias implicadas, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, las Diputaciones, la Universidad de Valencia y las entidades Accem, Cepaim, Cear, Cáritas, Acnur y Cruz Roja, y también asistirán representantes del Ayuntamiento de València, han precisado fuentes de la Generalitat, que recuerdan que la empresa de ferrys Balearia está dispuesta a prestar ayuda tanto a la llegada como durante la travesía, como ya hizo en 2015, cuando se ofreció para trasladar a València a aquellos mil refugiados sirios que nunca pudieron embarcar.

Publicidad

"Queremos abrir ese corredor de la esperanza en el Mediterráneo", ha manifestado este lunes Oltra, quien ha lamentado que este mar, que siempre ha sido "un puente entre personas y culturas", se esté "llevando miles de vidas" y "convirtiendo en una fosa común de la vergüenza".

Las mismas fuentes precisan que también quieren contar con la red de "ciudades refugio" que se puso en marcha en 2015 y que contaba con la participación de 11 regiones. "En los próximos días avanzaremos en la organización y quizás posibles traslados a otras ciudades", apuntan.

Publicidad

Oleada de solidaridad

Por el momento, las comunidades de Extremadura y Navarra ya se han ofrecido a participar en la acogida de estas 629 personas, entre las que hay más de un centenar de menores, siete mujeres embarazadas, heridos por quemaduras graves a causa de la mezcla de agua salada y combustible de la patera y pacientes con hipotermia y ahogamiento.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) también se ha implicado y ha ofrecido hoy la colaboración de 200 ayuntamientos de la Red de Acogida de Refugiados para albergar a los rescatados, según ha anunciado su presidente, Abel Caballero.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, también ha ofrecido al Gobierno que la capital acoja a 20 familias compuestas por hasta un máximo de 100 personas de inmigrantes que se encuentran a bordo del buque Aquarius, tras las instrucciones dadas por el presidente Pedro Sánchez para que desembarquen en Valencia. Extremadura, por su parte, se ha ofrecido para acoger a más de veinte inmigrantes, entre núcleos familiares y niños sin acompañantes, así como la Xunta de Galicia, quien ha comunicado al Gobierno central su disposición para acoger a parte de las personas del buque 'Aquarius'. La Junta de Castilla y León se ha ofrecido, especialmente, para la acogida de menores no acompañados.

La ONG Save The Children ha anunciado que está dispuesta poner recursos para atender y acoger a los más de cien menores rescatado. Asimismo, la ONG ha anunciado que participará mañana en la comisión mixta para la atención y acogida de personas refugiadas convocada por la Generalitat valenciana.

Publicidad

Publicidad