Cargando...

Secciones

Publicidad

El lince Litio, en el CREA. JUNTA DE ANDALUCÍA

Lince ibérico El lince capturado en Barcelona permanecerá en Granada a la espera de unos análisis

Publicidad

El ejemplar, ubicado en las instalaciones del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA), espera la llegada de los últimos resultados analíticos, específicos para descartar alguna infección.

Sociedad

El ejemplar de lince ibérico capturado en Barcelona, después de recorrer unos 1.000 kilómetros desde el punto en el que fue puesto en libertad en octubre de 2016, ubicado en Portugal, permanece en las instalaciones del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA), en Pinos Genil (Granada), donde espera la llegada de los últimos resultados analíticos, específicos para descartar alguna infección.

Publicidad

Así lo ha comunicado el personal del centro durante una visita realizada por la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, acompañada de la delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Inmaculada Oria.

Las delegadas han conocido el estado en el que se encuentra este animal llamado Litio, conocido por muchos también como el lince viajero, "esperanza" de una especie en peligro de extinción que cuenta con un programa de recuperación y reintroducción en sus hábitats naturales por parte del Gobierno andaluz.

La delegada ha destacado la labor que se lleva a cabo en el CREA de Granada, "referente por los grandes profesionales que lo atienden", así como por contar con una instalaciones adecuadas para acoger a una amplia diversidad de animales, entre ellos el lince ibérico. Con la estancia de Litio, son 22 linces ibéricos los que han pasado en estas instalaciones de El Blanqueo desde su creación en 2008.

Litio será puesto en libertad en cuanto se tenga la certeza de que "no presenta ningún tipo de infección, algo que parece muy probable, pero que es necesario corroborar con una analítica de la que se esperan sus resultados", según ha informado la Junta tras la visita en una nota de prensa.

Publicidad

En 2017, el 88 por ciento -717 ejemplares- de animales recibido en el CREA fueron aves, debido a sus hábitos, movilidad y abundancia, que los convierte en el grupo más vulnerable a las interferencias humanas.

Tras este grupo mayoritario, se encuentran reptiles (8,6 por ciento; 70 ejemplares) y mamíferos (3,31 por ciento; 27 ejemplares) y un porcentaje mucho menor de anfibios.

Publicidad

Publicidad

Publicidad