Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen del artículo publicado por 'El Jueves' en mayo de 2017, motivo de la denuncia. / El Jueves

Libertad de Expresión Archivada la causa contra la revista 'El Jueves' por un artículo sobre la Guardia Civil

Publicidad

La Audiencia de Barcelona admite que los términos "psicópatas y fascistas", utilizados en un artículo ilustrado para calificar a los agentes de la Guardia Civil, "no son términos usados con ánimo injuriante, sino descriptivos de una conducta que después se especifica".

Sociedad

La Audiencia de Barcelona ha confirmado el archivo de la causa que se abrió a la revista El Jueves y al exteniente del Ejército Luis Gonzalo Segura por un artículo ilustrado en el que se calificaba de "psicópatas y fascistas" a los agentes de la Guardia Civil.

Publicidad

En su auto, la Audiencia ratifica la decisión del juez instructor de archivar la denuncia contra la revista, el ilustrador Juan José Cuerda y Gonzalo Segura, el exteniente que fue expulsado en 2015 del Ejército tras denunciar en un libro la corrupción en las Fuerzas Armadas.

La Fiscalía pretendía llevar a juicio a la revista, por el artículo de Segura Los juguetes de la Guardia Civil, publicado en mayo de 2017 y que iba acompañado de una ilustración de un mando del instituto armado comiéndose el cerebro de un subordinado.

El fiscal recurrió el archivo, al considerar que las expresiones "psicópatas y fascistas" con que el artículo se refería a los guardias civiles eran "injuriantes", no amparadas por la libertad de expresión ni el derecho a la información.

Publicidad

Sin embargo, la Audiencia de Barcelona admite que esas expresiones se usan "en tono peyorativo", pero descarta que supongan una afrenta al honor, "a la vista de su significado literal". "No son términos usados con ánimo injuriante, sino descriptivo de una conducta que después se especifica", añade la Audiencia de Barcelona en su resolución.

En relación con la ilustración, la sala considera que supone "una alegoría" para ilustrar "el sadismo de los mandos" de la Guardia Civil, según el auto.
Respecto a la expresión "comer el coco", la sala apostilla que, además, "tiene claras reminiscencias a la novela y al film Hannibal, en el que el personaje Hannibal Lecter cocina el cerebro de otro de los personajes".

Publicidad

La sala vuelve a invocar -tal como hizo el juez instructor- la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para ratificar el archivo del caso e impone las costas de oficio.

Publicidad

Publicidad

Publicidad