Cargando...

Secciones

Publicidad

La playa de la Malvarrosa, en Valencia, saturada de bañistas el pasado fin de semana. EFE

Medio ambiente Estas son las zonas de costa más degradadas y contaminadas de España

Publicidad

La Costa Brava, el proyecto del puerto del Bilbao, la ría de Huelva o la playa de El Palmar, en Vejer, son algunos de los puntos negros del litoral español, según el análisis de Ecologistas en Acción.

Sociedad

Contaminación, mala gestión medioambiental, erosión costera, vertidos químicos o de aguas residuales, mala depuración, acumulación de basuras, obras portuarias, llegadas incesantes de cruceros, urbanismo exacerbado, zonas industriales y afectaciones a la fauna y flora. Son los problemas medioambientales más comunes del litoral español, según un informe publicado este miércoles por Ecologistas en Acción que señala algunos de los puntos más afectados de los casi 8.000 kilómetros de costa de nuestro territorio.

Publicidad

El documento repasa la situación de todas las provincias españolas con salida al mar, además de Ceuta y Melilla, y selecciona dos de sus zonas más problemáticas, una por contaminación y otra por mala gestión medioambiental. En total, los ecologistas han recopilado 48 casos a lo que otorgan la bandera negra.

“El litoral español cuenta con ecosistemas de incalculable valor, pero mientras que para unas el valor es sinónimo de conservación del entorno natural, para otras, es sinónimo de riqueza económica a cualquier precio. Esto ha promovido, desde décadas atrás, la destrucción de nuestros entornos, generando además, un negocio obsoleto del turismo de sol y playa”, señala la organización.

Entre los casos detectados hay algunos, como la ampliación del puerto de Melilla, el Mar Menor en Murcia, el proyecto del puerto de Bilbao o la ría de Huelva, que ya habían sido señalados por los ecologistas en los análisis de años anteriores y cuya situación sigue sin mejorar.

Publicidad

Parte de las banderas negras han ido a parar a lugares concretos, como la Playa del Pozuelo (Albuñol, Granada), conocida como La Mugre y cuyo dominio público está ocupado por invernaderos ilegales y por la suciedad de los vertidos y basuras. O las playas 1º y 2º de Luarca (Asturias) que tuvieron que restringir el baño el año pasado por la contaminación fecal. También la Playa de El Palmar (Vejer, Cádiz), asediada por el descontrol urbanístico con más de 700 viviendas ilegales; y la Playa Els Peixets (Alboraya, Valencia) que está catalogada como natural común pero que sin embargo está muy degradada por los vertidos de la actividad agrícola.

Gráfico de banderas negras de Ecologistas en Acción

Gráfico de banderas negras de Ecologistas en Acción.

Pero también hay provincias donde la bandera negra abarca una zona amplia o incluso todo el litoral, como ocurre con la Bahía de Algeciras o con todas las playas de Bizkaia por la “alarmante cantidad de plásticos” que se acumulan en ellas. Otro tanto ocurre con toda la Costa Brava (Girona), preservada históricamente por su difícil acceso, pero gravemente dañada por el boom urbanístico, el aumento de las infraestructuras, los puertos deportivos y los cruceros. Y todas las Islas Baleares, con exceso de cruceros y una depuración deficiente.

Publicidad

Las malas calificaciones también afectan a rías, como la de Huelva, o la de San Martín de las Arenas (Cantabria); a zonas industriales pegadas al mar, como la de Carboneras (Almería) o el complejo industrial de Alcoa (Lugo), a bahías, o a zonas afectadas por proyectos como piscifactorías, depuradoras, obras de metro, etc.

“Nos encontramos nuevamente con asuntos sin resolver en todas nuestras provincias litorales. Desde los cuatro puntos cardinales en que podemos dividir los diversos territorios peninsulares e insulares, no cesan los problemas medioambientales que deterioran los entornos costeros” — señala el informe— “el valor ecológico de nuestro litoral se ha convertido en un escenario económico para las administraciones públicas desde hace décadas”, añade.

Publicidad

Publicidad

Publicidad