Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen de archivo del accidente de tren en Angrois / EUROPA PRESS

El Congreso empieza a buscar la verdad sobre el accidente del Alvia en Angrois

Publicidad

Las víctimas, que buscan depurar responsabilidades desde 2013, ven hecha realidad una de sus más antiguas reivindicaciones: la creación de una comisión de investigación sobre el accidente ferroviario en el que murieron 80 personas y otras 144 resultaron heridas en julio de 2013. Este martes arranca la comisión con el testimonio de las víctimas.

Sociedad

Tras cinco años de reclamaciones y de pedir justicia y verdad, las víctimas del accidente del Alvia en Angrois, en el que murieron 80 personas y otras 144 resultaron heridas, han hecho realidad una de sus reclamaciones más antiguas: este martes echa a andar en el Congreso de los Diputados la comisión de investigación sobre aquel siniestro.

Publicidad

Un lustro después de aquel fatídico accidente ocurrido el 24 de julio de 2013, el maquinista sigue siendo el único imputado por una tragedia sobre la que aún planean muchas dudas. El trazado de la curva de A Grandeira, sobre el que la Agencia Ferroviaria Europea determinó hace unos días que debió evaluarse el riesgoel posible sobrepeso del tren o el funcionamiento de los sistemas de seguridad serán algunas de las cuestiones que esta comisión intentará esclarecer. Distinto asunto es si lograra su objetivo final.

Desde que se organizaron en torno la Plataforma Víctimas Alvia 04155, los afectados por esta tragedia ferroviaria, una de las mayores en la historia de España, han jugado un papel clave tanto en la instrucción judicial del caso como en sus múltiples reivindicaciones ante la Administración española y europea. Todo con un claro objetivo: que se conozca "toda la verdad".

Desde que se concentraran por primera vez en diciembre de 2013 para reclamar, precisamente, una comisión de investigación, las víctimas de este accidente se han topado con numerosos obstáculos, especialmente con la pasividad de las autoridades españolas, la escasa voluntad de RENFE y Adif a asumir responsabilidades y la indiferencia del PP y del PSOE, que trataron de evitar a toda costa que se creara la comisión de investigación que este martes verá la luz.

Publicidad

Finalmente, a finales de septiembre de 2017 la petición de las víctimas salió adelante tras un cambio de postura del PSOE. PP, UPN y Foro Asturias votaron en contra, pero no fue sificiente impedimento. Y tras meses de bloqueo en los que los grupos no se ponían de acuerdo para designar quién se haría cargo de la presidencia de la comisión, el diputado de PDeCAT Feliu Guillaumes asumió el cargo el pasado abril.

Las dudas que surgieron casi desde el mismo día del accidente, se vieron acrecentadas con la producción de Frankenstein 04155, un documental que tal como declaró su director a Público en su día, "se dirige al cerebro de los espectadores y no a sus vísceras" porque busca esclarecer las causas del siniestro con las valoraciones de técnicos y exdirectivos de Adif y Renfe, además de con documentación propia de ambas empresas públicas.

Publicidad

Frankenstein 04155 pone tan en cuestión la versión oficial del siniestro que PP y PSOE rechazaron proyectarlo en la comisión y que se aportará a los miembros de la comisión como documentación. Caso distinto ocurrió en el Parlamento Europeo, que sí emitió esta cinta, así como con la relativa al accidente de Spanair, que sí visionaron los integrantes del órgano que lo investiga en la Cámara Baja.

Las víctimas, las primeras en declarar

La comisión arranca con el testimonio de las víctimas, algo que no les ha gustado, pues esperaban poder rebatir a los responsables políticos. El primero en abrir fuego será el presidente de la plataforma de víctimas, Jesús Domínguez. Lo hará el martes a las 10,30 horas del martes 10. A continuación, a las 12.00 horas, tomará la palabra Cristina Liras, vocal de la asociación. Domínguez, que viajaba a la capital gallega en el tren con su pareja y sus dos sobrinas, resultó herido en el accidente. Por su parte, Liras perdió a un hijo en la curva de A Grandeira.

Publicidad

El mismo martes 10, a las 17.00 horas, será el turno para Concha Díaz, quien, en representación de la asociación de perjudicados Apafas (menos activa en todos los ámbitos), acudirá acompañada por el propio Jesús Domínguez. A las 18.30 horas tomará la palabra otra víctima, Elena Moreno.

Por primera vez desde el accidente, el maquinista del Alvia hablará en público

El día siguiente, el miércoles 11, la comisión proseguirá con la intervención de otro afectado, Manuel Román (10,30 horas), quien, al igual que Díaz, fue llamado solo por el PP. Le seguirá la directora de la oficina de atención a víctimas de Renfe, Carmen Jiménez (12,00 horas).

Ya por la tarde del día 11, a las 16.00 horas, tendrá lugar uno de los momentos álgidos: declarará Francisco Garzón, el maquinista que conducía el convoy aquel día. Será la primera intervención pública del maquinista, quien se ha mantenido en un estricto segundo plano desde el día del accidente y solo publicó una carta dirigida a las víctimas coincidiendo con el primer aniversario de los hechos.

Garzón, que circulaba con un exceso de velocidad al llegar a Angrois, tras atender una llamada del interventor, está investigado en la causa por imprudencia profesional grave. 

El juzgado trata de dilucidar si existen otras responsabilidades, algo de lo que están convencidas las víctimas. Por ello que hay otras seis personas investigadas (dos altos cargos de Adif, uno de Renfe y tres técnicos de Ineco), en relación con un posible análisis de riesgos deficiente en la línea.

El interventor del Alvia 04155, Antonio Martín, será el que cierre la segunda jornada de comparecencias de la comisión de investigación del Alvia, a partir de las 17.30 horas.

La postura de la UE, clave

La puesta en marcha de la comisión de investigación no es, sin embargo, un punto final para las víctimas. En su intento por esclarecer la verdad, siguen con sus reivindicaciones: la semana pasada se reunieron con la comisaria europea de Transportes, Violeta Bulc, quien les manifestó "su intención de volver a ponerse en contacto con las autoridades españolas en las próximas semanas para tratar el tema" del siniestro ferroviario. Las víctimas también han solicitado una reunión con la nueva presidenta de Adif, Isabel Pardo. Están a la espera de una respuesta.

Dicho y hecho: el arranque de las comparecencias en la comisión del Congreso, coincidirá con la reunión que Bulc mantendrá este mismo martes 10 de julio con el nuevo ministro de Fomento, el socialista José Luis Ábalos. Bulc pedirá a Ábalos que el Estado español realice una investigación independiente del accidente.

La postura de la Unión Europea en este caso está siendo clave. En primer lugar, emitió un informe crítico con la investigación que realizó la CIAF (comisión de investigación de accidentes ferroviarios), que se inscribe en Fomento y que únicamente determinó que la responsabilidad del descarrilamiento fue del maquinista. La Comisión Europea ya invitó hace tiempo a la CIAF a "reabrir la investigación y proceder con total independencia", según señalaron las mismas fuentes.

El Parlamento Europeo ha exigido al Estado español una investigación independiente del accidente

Este revés para el Estado español se vio intensificado tras la participación de los afectados en la comisión de peticiones de la Eurocámara. Este órgano exigió igualmente una investigación independiente, petición que fue asumida en primera persona por la comisaria de Transportes.

Así, Bulc trasladó esta solicitud en un acto que tuvo en Madrid con el ya exministro del PP Íñigo de la Serna, si bien admite que los Estados miembro son los únicos competentes para abordar este tipo de investigaciones. 

Además, de manera paralela, y ya en el ámbito judicial, la Agencia Ferroviaria Europea remitió una contestación primero a las víctimas y un informe después al juez en el que dictamina que la curva de A Grandeira, el cambio de proyecto y la desconexión del sistema 'ERTMS' embarcado en el tren exigían una evaluación de riesgos independiente.

Al respecto, la Comisión encargó a la Agencia Ferroviaria Europea un segundo informe para evaluar el estado actual de la aplicación de la legislación ferroviaria de la Unión Europea en España. Cuando lo reciba, considerará "cómo proseguir" con lo que este ente determine, con la opción de que se abra un nuevo expediente al Estado español sobre la mesa. 

Publicidad

Publicidad