Cargando...

Secciones

Publicidad

Cruz de los Caídos en Aguilar de la Frontera (Córdoba) . / Asociación aguilarense de Memoria Histórica

El PP recoge firmas en un pueblo de Córdoba para evitar la retirada de su cruz de los caídos

Publicidad

La propuesta de una asociación memorialista para la retirada de una cruz de herencia franquista en Aguilar de la Frontera ha desatado una gran polémica entre sus vecinos. Sus detractores, militantes del PP, ya han recogido más de mil firmas para frenar la desaparición del “monumento”.

Sociedad

La cruz de los caídos del pueblo de Aguilar de la Frontera (Córdoba) se ubica en pleno centro histórico. Muchos vecinos reivindican su “valor arquitectónico”. Otros hablan de la simbología de corte fascista que esconde y divide a vecinos y políticos en un ayuntamiento gobernado por el PSOE. “¿Una cruz fascista? Quien reivindique esto como un monumento histórico está muy lejos de la realidad de lo que ocurrió en este pueblo”, añade un vecino de Aguilar que no quiere dar su nombre.

Publicidad

La polémica cruz se ubica junto a la iglesia de las Descalzas. Fue construida para honrar la memoria de los caídos en el frente de Córdoba en 1939. Ninguna placa recuerda en Aguilar a los 300 fusilados por la represión franquista. “Quien no le guste que no la mire. ¿Hace algún mal? Ya basta de querer destruir nuestras creencias y costumbres”. Las redes de las asociaciones se incendian con comentarios a favor de su permanencia. Militantes del Partido Popular en Aguilar ya han sacado a la calle el cuaderno de firmas para pedir a los vecinos que permanezca la cruz de los caídos en el pueblo.

Francisco Navarro, miembro de la asociación de profesionales del patrimonio Aguilarense, recuerda a Público cómo llevaron la propuesta de la retirada de la cruz hasta la comisión sectorial de Memoria, coordinada por asociaciones y partidos políticos del ayuntamiento de Aguilar. “Muchos de los partidos, entre ellos el PSOE, se retractaron porque no querían dividir a los votantes de cara a las próximas elecciones. Nadie quiso reivindicar la propuesta para llevarla al pleno del Ayuntamiento y que saliera adelante”, aclara.

Portavoz municipal del PP: “Es un símbolo ya de reconciliación, no franquista"

La portavoz municipal del Partido Popular, Censi Pérez inició paralelamente al acto de la comisión una recogida de firmas por comercios y casas particulares con el fin de paralizar la posible retirada. Pérez señala que “la idea es frenar esta propuesta sea como sea, aunque se respetarán las decisiones tomadas por un juez”. La propia portavoz asegura tener más de mil firmas que respaldarían el amplio número de vecinos en contra de la eliminación del monumento “Es un símbolo ya de reconciliación, no franquista, al haberse eliminado la placa que hablaba de los caídos”, alega la portavoz popular.

Publicidad

La página Populares en Aguilar pide desde las redes sociales que “cualquier vecino interesado puede acercase a la sede del partido para realizar la firma” de forma voluntaria en un horario establecido.

María José Ayuso, alcaldesa de Aguilar, ha declarado en un comunicado ante la reciente polémica que el equipo de gobierno no ha participado en la propuesta de la retirada de la cruz. Además, añade que “se trata de una propuesta de carácter particular de una asociación, que se abordó en una reunión del Consejo Sectorial de Memoria Histórica”.

Publicidad

Posible retirada de ayudas públicas

Francisco Navarro reclama como historiador que “se cumpla la Ley de memoria democrática andaluza”, aprobada en marzo de 2017. “Así lo especifica la ley y así lo tendrán que acatar los militantes de PP pese a quien le pese”, añade Navarro.

La tramitación del Decreto sobre símbolos y actos contrarios a la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, fechado en el BOJA en marzo de 2018, señala expresamente que podría sancionarse a los ayuntamientos con “la retirada de subvenciones o ayudas públicas” de la Junta de Andalucía si no los retiran en el plazo estipulado.

Publicidad

"Los huérfanos tenían que ir a besar la cruz"

En Aguilar de la Frontera, el frente se mantuvo estable casi toda la guerra. Las cifras hablan de más trescientos fusilados repartidos en varias fosas comunes. El elevado número de fusilamientos dejó a un centenar de niños sin apenas recursos al inicio de la dictadura. “Nadie olvida en el pueblo cómo a aquellos niños huérfanos que tenían asesinados a sus padres en cunetas los obligaban a vestirse de falangistas y a besar la cruz de los caídos”, destacan desde la asociación de patrimonio.

Cruz de los Caídos en Aguilar de la Frontera (Córdoba) . / Asociación aguilarense de Memoria Histórica

Navarro no se retracta en pedir a sus vecinos que entiendan que “es un símbolo de discordia y de ignorancia” que ya el primer alcalde democrático intentó eliminar en los años 80. “El propio alcalde sufrió amenazas de vecinos por internar buscar justicia. Hay demasiada ignorancia sobre lo que ocurrió”.

El 1 de abril de 1938 se aprobó por la corporación municipal que había sido impuesta tras el golpe de Estado la instalación de una cruz destinada a “perpetuar la memoria de los caídos” en el bando golpista. La cruz permaneció intacta hasta los años 80 que se retiraría la placa homenaje.

Numerosos pueblos y ciudades en toda España, como el ayuntamiento de Córdoba ya han actuado por mandato judicial para retirar esta simbología. “En la comisión de memoria de la ciudad de Córdoba todos los partidos, incluso el PP, han votado a favor de la retirada. No entiendo por qué en este pueblo nos negamos a ver lo que éste simboliza para muchos vecinos”, se pregunta Navarro.

La Asociación aguilarense de patrimonio considera “increíble” que aún esté en pie. Piden al ayuntamiento y a los partidos que conozcan el origen del símbolo. “No representa ninguna creencia religiosa ni jamás ha pertenecido al conjunto artístico de la iglesia de las Descalzas”, ubicada junto a la polémica cruz.

Publicidad

Publicidad