Cargando...

Secciones

Publicidad

La autopsia de la menor de Vilanova i la Geltrú confirma que no fue violada y murió por asfixia

Publicidad

Videos

La pequeña Laia desapareció la tarde del 5 de junio. Tendría que haberse encontrado con su padre tras pasar unas horas con los abuelos, pero nunca apareció. La búsqueda terminó esa misma tarde, cuando sus tíos encontraron el cadáver de la niña bajo el colchón de un vecino. Una pesadilla que ellos tendrán que revivir hoy, para contársela al juez. El acusado es este hombre, Francisco López y mató a la niña en la primera de las tres horas de búsqueda. Los vecinos, volcados con la familia no pudieron contener la rabia. El acusado asegura que no recuerda nada de lo ocurrido en esas horas, e incluso ha afirmado que alguien entró en su casa aquella tarde. Ahora la autopsia confirma que la niña murió por asfixia, que no fue violada y que sufrió varias puñaladas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad