Cargando...

Secciones

Publicidad

El asteroide pasó entre la Tierra y la Luna el 15 de abril, solo un día después de ser descubierto. / EP

Meteorito contra la Tierra Un asteroide podría chocar contra la Tierra a 44.000 kilómetros por hora

Publicidad

El riesgo de que colisione con el planeta es muy reducido, pero está considerado entre los siete meteoritos más peligrosos del siglo según la Escala de Palermo.

Ciencias

Su nombre es 2006 QV89, tiene 40 metros de diámetro y, aunque las opciones son de 1 entre 11.428, podría colisionar con la Tierra arrasando 2.000 kilómetros cuadrados. 

Esa es la previsión de la Conferencia de Detección de Asteroides y Basura Espacial de Darmstadt, en Alemania. Por ahora parece más una curiosidad que un problema a solventar. En el caso de serlo, las previsiones son muy concretas: chocaría contra el planeta Tierra el próximo lunes 9 de septiembre a las 09:03 horas de la mañana. 

Publicidad

En julio habrá más datos sobre las opciones de impacto, cuando probablemente queden del todo descartadas, según Muy Interesante. El asteroide ocupa el puesto número 7 en la lista de asteroides más peligrosos de la próxima centuria, según la Escala de Palermo.

Medio siglo de la caída del meteorito más estudiado

El pasado ocho de febrero se cumplieron 50 años de la caída sobre la Tierra del meteorito Allende, la más grande condrita carbonácea conocida, y que es considerado como el "meteorito más estudiado del mundo".

El Allende se ha convertido en uno de los meteoritos más distribuidos, proveyendo una gran cantidad de rocas como material de estudio

El bólido fue observado en la madrugada sobre el estado mexicano de Chihuahua. Debe su nombre al poblado mexicano homónimo donde cayó. Después de desintegrarse en la atmósfera, se realizó una exhaustiva búsqueda para recolectar sus fragmentos. Se cree que la roca original debió haber tenido el tamaño de un automóvil viajando a través del espacio con rumbo a la Tierra a poco más de 15 kilómetros por segundo, informa Wikipedia.

A primera hora de la mañana del 8 de febrero de 1969 al norte de México, cerca de Pueblito de Allende, un inmenso bólido se acercó desde el sudoeste y encendió el cielo describiendo una trayectoria de decenas de kilómetros. Explotó y se desintegró produciendo miles de fragmentos de corteza fundida. Este es un típico fenómeno en las caídas de grandes rocas a través de la atmósfera debido al repentino efecto de la resistencia al aire. El Allende se ha convertido en uno de los meteoritos más distribuidos, proveyendo una gran cantidad de rocas como material de estudio, muchos más de cualquier otra caída de condrita carbonácea conocida hasta ahora.

Publicidad

Es un meteorito clasificado dentro del grupo de las condritas carbonáceas, siendo este el más grande en su tipo. Los meteoritos de este tipo son de gran interés científico dado que su estructura se remonta a los mismos orígenes del sistema solar. Antes de la caída del Allende los meteoritos de este tipo eran raros. En 2012 se encontró en Allende un nuevo mineral, un óxido de titanio, que fue denominado pangüita.

Publicidad

Publicidad

Publicidad