Cargando...

Secciones

Publicidad

“¿Estas son Reebok o son Nike?”: Así sonaba la canción y así la entendimos los españoles

Publicidad

Strambotic

Vale que el informe PISA nos eche rutinariamente a los pies de los caballos, vale que a lo mejor seamos algo duros de oído (sin ir más lejos, el que escribe estas líneas atinó a oír el otro día a un aspirante a Alfredo Landa suplicándole a una guiri “guerl, yu ar breiquin mai jart”). Pero, señores, hay cosas que no pueden ser. No, no y no. No se puede destrozar la letra de un hit con interpretaciones grotescas que detraigan del talento y la inspiración de las grandes estrellas del firmamento musical. Oye, que no estamos pidiendo el Cambridge Proficiency, con un curso CEAC de andar por casa vale.

Publicidad

A lo que nos referimos es a esos malentendidos musicales -a veces dolosos y otras culposos- que trastocan los estribillos más excelsos de artistas como Bruce Sprinsgteen, los Pet Shop Boys o Rage Against the Machine. Aquí van algunos de los estropicios más clamorosos. Queden avisados de que una vez oída la frase en español ya no hay marcha atrás, es imposible desoírla.

¿Eso son Reebok o son Nike?

Qué dice:  This is the Rythm Of The Night

Qué creíamos que decía: ¿Esos so Reebok o son Nike?

Para que añadir más, pinchen y comprueben la última fechoría de un radioyente al que, más que un curso de inglés, habría que regalarle un Sonotone. ¿Para cuándo un crowdfunding para este devoto de las deportivas?

Las maravillas de my life

Qué dice: Last night a DJ saved my life

Qué creíamos que decía: Las maravillas de my life

Un clásico del Miss Understanding patrio. Puede que el nivel de inglés de los españoles sea discreto hoy en día, pero es netamente superior al que ostentábamos hace tres décadas, cuando Indeep rompió las pistas de baile de medio mundo con este clásico. ¿Qué diantres querrían decir con eso de “Las maravillas de my life”?

La lechuga está pocha

Qué dice: Now you do what they told ya

Qué creíamos que decía: Que me chupes la p*ll@

Todo un clásico básico de la discografía del malentendido. Cuentan que, cada vez que RATM tocaba este tema en España, Zach de La Rocha bizqueaba al oír al público corear aquello de “Que me chupes la p*ll@” o, en su versión más melindrosa y vegana, “La lechuga está pocha”.

Publicidad

Bruce Springsteen

Qué dice: Because the night

Qué creíamos que decía: Bicos de nai

Cuenta la leyenda que una señora gallega llamó a un programa de radio solicitando el tema musical de “Besos de madre”. En su desconcierto, el locutor quiso más detalles, a lo que la buena mujer respondió: “¡Sí, hombre, la de bicos de nai!”.

La gira segoviana de Pet Shop Boys

Qué dice: In Suburbia

Qué creíamos que decía: En Segovia

Es cierto que Softcell, en su himno technopop Memorabilia, menciona la localidad malagueña de Torremolinos pero de ahí a mentar la localidad segoviana en el tema de Suburbia de los PSB, como algunos han interpretado por ahí, va un trecho.

Publicidad

Meses sin lavarme

Qué dice: Message in a bottle

Qué creíamos que decía: Meses sin lavarme

En honor de la verdad, este Miss Understanding no fue generalizado sino que se lo escuchamos a un solo individuo en su delirio danzón en una pista de baile de Lavapiés. ‘Meses sin lavarme’ debería ser, por derecho propio, el himno de la tribu de los pies negros.

Pingüino Rodríguez

Qué dice: I think we are gonna make it

Qué creíamos que decía: Pingüino Rodríguez

Christopher Cross es un claro ejemplo de one-single-hit-band (man, en su caso). Lo que tal vez no sepa este vetusto cantautor es que en España pasó a la posteridad por ser el autor de la canción más absurda de los ochenta, dedicada al típico pingüino que pasa las vacaciones en la Antártida sin su parienta.

Publicidad

¿Quieres una manzana, Billy Jean?

Qué dice: But the kid is not my son

Qué creíamos que decía: ¿Quieres una manzana?

No sabemos si se trata de un guiño a sus audiencias latinas, pero no cabe duda alguna de que aquí Michael Jackson dice descaradamente: “¿Quieres una manzana?”.

Y ahora, como nos hemos levantado perezosos, os dejamos con un remix de algunos temones como “Baby, quiero queso roñoso” de los Dire Straits, “Un chinito pecando” de los Eagles o “Te traigo pasta” de U2 (siempre les encantó el cash) para vuestro solaz y disfrute.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

¡Que no pare la música!

– Las diez mejores canciones para deleitarse con la marihuana

– ¿Tiene Vd. características poco varoniles? Tranquilo, lo suyo tiene remedio

– El Museo de los Productos Fracasados

 –Doce canciones (y un videoclip) que hoy estarían prohibidas

Publicidad

Publicidad