Cargando...

Secciones

Publicidad

Chiquetete se quita la careta de rey mago y arruina la Navidad a los niños: “Soy cantante, soy Chiquetete”

Publicidad

No te lo perdonaré nunca, Chiquetete. Antonio Cortés, el artista antiguamente conocido como Chiquetete, se fue de la boca cuando encarnaba a un rey mago frente a los niños del colegio de las Hermanas de la Cruz en Carmona, Sevilla. Ante un auditorio repleto de niños, el rey Gaspar soltó la bomba: “Yo soy cantante, soy Chiquetete”, según se puede escuchar en un vídeo que grabó uno de los padres que asistían al inesperado outing de su majestad de Oriente.

Publicidad

Antonio Cortés estaba subido en un escenario con los otros reyes, la Estrella de la Ilusión y la Reina ante un nutrido auditorio en el que había tanto adultos como niños. Allí, siguiendo la tradición entregan los regalos a las niñas que viven con las Hermanas de la Cruz. Ya se había quitado la corona y la barba que al parecer le molestaban. En un momento dado quiso hablar y tomó el micrófono. Al principio parecía que su discurso era apropiado para un rey mago, ya que dijo que «yo he trabajado en muchas partes del  mundo y he trabajado en partes muy pobres». Pero luego el discurso perdió del todo las formas, «yo soy cantante, yo soy Chiquetete» y para que no hubiera dudas de su identidad añadió «un señor que canta la cobardía» y llegó a entonar una estrofa de la canción «está cobardía de mi amor por ella».

Chiquetete atesora un amplio historial de incontinencia verbal. Hace años, en una entrevista en El País Semanal, el cantante melódico se arrancó con unas declaraciones “feministas” (desde su punto de vista): «En tiempos si mi mujer me engañaba, la hubiera matado, pero ahora hemos avanzado y sólo le daría un par de cachetes» [cita no literal].

Visto en ABC. Vídeo de Youtube.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

En otro orden de cosas:

”Jesucristo fue un personaje de ficción, como Superman o Indiana Jones”

¿Cuántas hostias tendrías que comerte para engullir un Jesucristo entero?

Milagro en Rusia: desaparece el reloj de 25.000 euros de la muñeca del patriarca ortodoxo

Publicidad

Publicidad

Publicidad