Cargando...

Secciones

Publicidad

Opinión ·

Nos desahucian, ¡se nos acaba el tiempo!

Publicidad

Las familias de la Calle Alicante 13 en Guadalajara queremos hacer visible la situación que llevamos sufriendo durante demasiado tiempo. El bloque de viviendas situado en esta dirección era propiedad de Quabit Inmobiliaria, cuyo presidente es el exitoso y reconocido empresario alcarreño, Félix Abánades. Este bloque de viviendas lo edificó Quabit en régimen de VPO.

Publicidad

vivendas_calle_alicante_13_Guadalajara

El régimen de protección de alquiler tenía una duración de 10 años. A las familias que accedimos a estas viviendas, Quabit nos engañó diciéndonos que, transcurridos estos años de protección que la ley otorga, tendríamos “la posibilidad de acceder a la compra de dichas viviendas en unas condiciones especiales”. Quabit decidió vender la propiedad del edificio a la inmobiliaria Anida Operaciones Singulares S.A.U, filial de BBVA, el 1 de Noviembre de 2017. Esta operación se hizo con el “visto bueno” de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, a pesar de que el régimen de VPO del edificio, no finalizaba hasta Abril del 2018.

Las familias fuimos notificadas de la titularidad del bloque a través de burofax que fueron llegando a nuestros domicilios. Seguidamente, Anida Operaciones Singulares S.A.U, filial del BBVA, comunicaba amablemente a aquellas familias cuyo contrato de arrendamiento se aproximaba la fecha de finalización, que “debían abandonar las viviendas sin ninguna posibilidad de negociación”– a pesar de que habíamos accedido a dichas viviendas en un régimen especial de protección y que muchos vecinos y vecinas llevaban una década viviendo en ellas-. Familias que comenzaron a abandonar sus viviendas en Enero de 2018 ante la idea de un desahucio inminente.

Cuando buscábamos una explicación al respecto, la única contestación que recibíamos era que “el edificio se tenía que quedar vacío” y que “por ahora, no se iba a hacer nada con esos pisos”. Aquí comenzaron nuestros miedos e inquietudes. Al descubrir que las buenas palabras de Quabit no eran más que mentiras, que los nuevos propietarios- Anida Operaciones Singulares S.A.U, filial del BBVA- no tenía ninguna intención de renegociar contratos de alquiler y que teníamos que abandonar nuestros hogares… Comenzamos a llamar desesperadamente a puertas, sin ninguna respuesta. A los pocos meses, un vecino vio en un portal inmobiliario de internet de cierta fama, seis viviendas de nuestro edificio en venta. Cuando este vecino vino a contárnoslo, nos quedamos perplejas/os pero, en nuestra ingenuidad, aún conservamos un pequeño espacio para la esperanza.

Publicidad

Después de intentarlo persistentemente, conseguimos contactar con una persona responsable de gestionar el edificio. Él fue el encargado de romper nuestra última esperanza; “las viviendas ni se vendían ni se alquilaban” o, al menos, a ninguna de las familias que aún residíamos en el edificio con contratos de alquiler en régimen VPO.

A día de hoy, y tras varias conversaciones con distintos organismos, no tenemos un contacto directo de ANIDA-BBVA con el que poder hablar sobre la situación y negociar la manera de quedarnos en nuestras casas con un contrato. Nunca se han personado en el edificio para mantener una reunión con los vecinos, aún habiéndoles invitado a ello.

Publicidad

Actualmente las viviendas continúan en venta y hemos conseguido un pequeño avance en nuestras reivindicaciones. Podemos permanecer en nuestras viviendas accediendo a ellas mediante la compra, es decir, hipotecándonos de por vida con unos precios que ni se ajustan a la calidad ni al mantenimiento de las viviendas, ni a las zonas comunes y mucho menos, a nuestros bolsillos… Sufrimos el acoso inmobiliario en nuestras vidas diariamente.

Sufrimos la presión de no saber qué va a pasar ni dónde nos vamos a ir a vivir. Nuestra torpeza fue confiar en las buenas palabras de Quabit y pensar que en estas casas podríamos desarrollar nuestros planes de vida junto con nuestros hijos e hijas. Nuestra ingenuidad fue creer que realmente en este país, se respeta el artículo 47 de la Constitución Española.

Publicidad

La_PAH

Finalmente, algunas/os de nosotras/os decidimos asistir a una de las asambleas de PAH GUADALAJARA y fue realmente ahí donde nos dimos cuenta de lo que estaban haciendo con nosotras… Realmente nuestra historia no ha hecho nada más que empezar. Nos hemos dado cuenta de sus artimañas, de sus mentiras y de sus trampas y engaños. Nos hemos organizado y nos hemos fijado un objetivo claro: “Lucharemos por nuestras casas y no pararemos hasta conseguir alquileres estables y asequibles”.

Consideramos que la situación que estamos viviendo es injusta. Nosotras/os no somos culpables de nada y sin embargo, estamos pagando todas las consecuencias derivadas de esa compra-venta simple.

En este edificio, a las familias inquilinas, nos han mentido desde el principio dándonos a entender que cuando estos pisos se pusiesen en venta podríamos acceder a ellos, nunca se habló de precios cómo los actuales, abusivos. Además, queremos trasladar a la ciudadanía que también nos engañaron con el precio de los alquileres. Mientras estos pisos eran de VPO, Quabit alquilaba el mismo tipo de piso, con las mismas características, a precios distintos, sin olvidar que las fianzas pueden llegar a tener una diferencia de 1600€ entre viviendas.

Hay que tener presente que para acceder a unos pisos de VPO tienes que cumplir unos requisitos bastante exigentes, por ello, las personas que vivimos en los mismos no disponemos de un desahogo económico que pueda hacer frente a estos precios. Aún así, hay fianzas que superan los 2500€.

Esta práctica la llevaron a cabo durante años, lo que no sabemos es porqué la Junta de comunidades de Castilla La Mancha lo permitió.

Ahora, por una mala gestión de Quabit, BBVA nos ofrece las viviendas por un precio desorbitado o irnos a la calle. No hay negociación posible.

Pues señores y señoras, ni una cosa ni la otra. Tanto unos como otros tienen que dar muchas explicaciones y las estamos esperando. Así que aquí nos quedamos, por ello y porque no queremos que se siga especulando con viviendas VPO.

Miriam Navarro y Gema García

Agrupación de Vecinas y Vecinos de la Calle Alicante 13

Sigue a No+Precariedad en FacebookTwitterYouTube y en nuestro canal de Telegram

Publicidad

Publicidad