Cargando...

Secciones

Publicidad

La isla que importa el 98% de la comida que consume

Publicidad

Strambotic

Recogida de plantas medicinales en Sánima.

Con lo que producen los campos y se pesca en los mares de la isla de Ibiza solo se podría alimentar a sus habitantes durante una semana. A partir del, digamos, el 8 de enero el resto de los alimentos vienen de la Península y del resto del mundo: un abrumador 98%. Es una de las conclusiones de un estudio [.pdf] sobre la capacidad de carga de la isla realizado por la ONG Ibiza Preservation Fund (IPF) para llamar la atención sobre la extrema dependencia de la isla.

Publicidad

“Durante la temporada [de mayo a octubre], la mayoría del consumo se produce en hoteles y restaurantes. La hostelería importa la mayoría de los productos para poder ser competitivos. No eligen el producto ecológico local porque es más caro, y los productores no pueden competir con los precios de la Península, donde las superficies de cultivo son más grandes y los costes mucho más bajos”, me explica Gaby Gambina, responsable de Ibiza Produce, una iniciativa de los pequeños agricultores y la administración que busca revertir esta realidad.

La realidad es la siguiente: Ibiza -y más aún, Formentera- vive del monocultivo del turismo. La práctica totalidad de la isla trabaja dando servicios a los 4 millones de turistas que cada año pasan por las Pitiusas. El resultado es que muchos de los que hace unas décadas labraban los campos o faenaban el mar se han reconvertido en empresarios hoteleros o en patrones de barcos de recreo. Es una lógica económica inapelable, según me explica Sandra Benveniste, directora de IPF:

“Conozco gente que se dedicaba a la agricultura ecológica y lo han acabado dejando porque les sale más a cuenta alquilar su casa durante la temporada de verano”. Estamos hablando de casas en el campo por las que se están pagando de 400 a 1.000 euros... diarios. Hace falta cultivar muchas coles para alcanzar estas cifras.

Publicidad

No obstante, Benveniste es optimista: “Hemos detectado que muchos jóvenes están volviendo al campo, después de que la anterior generación -sus padres- cambiaran la agricultura por la hostelería”.

Es un proceso que va a necesitar décadas para revertirse. Según los datos del citado estudio, entre 1990 y 2012 la isla de Ibiza ha perdido 73,7 km2 de superficie agrícola, convertida ahora en bosque: los interminables pinares que inundan la isla. Simultáneamente, se han artificializado un total de 31 km2, un boom urbanístico que ha derivado en el crecimiento de la urbanización litoral en un 60,8%. En apenas dos décadas, Ibiza ha perdido el 16% de sus tierras de cultivo. En Formentera, el retroceso ha sido aún mayor: un 28%.

Dependencia de alimentos del exterior. Fuente: IOP Science (.pdf).

Otro tanto pasa con la pesca: en las aguas pitiusas solo se pesca el 20% de lo que consume la isla, según los datos de Peixe Nostrum, asocación de reciente cuño para fomentar el cada vez más exótico (y escaso) pescado local. Apenas treinta pequeños llauts, embarcación tradicional de las islas, faenan las aguas de Ibiza y Formentera, mientras centenares de yates atestan los puertos deportivos de Ibiza, San Antonio, Santa Eulalia y La Marina. Esta disparidad explica que la lubina que compras en el mercado de Santa Eulalia haya sido pescada en el Atlántico vía Mercamadrid.

Publicidad

Ibiza Produce pretende “conectar el consumidor, el resturante, con la finca para que éste pueda ofrecer un producto 'kilómetro cero'”, me explica Gaby Gambina. En la actualidad, existe un cierto desencuentro entre oferta y demanda, porque, “los restaurantes no se comprometen con las fincas, y éstas necesitan un aviso de tres o cuatro meses para tener lista su producción”. Ahí es donde entra la tarea de intermediación de la asociación, en cuya página web se ofrece un listado de fincas ecológicas donde comprar directamente producto local. Al eliminar un intermediario de la cadena, los precios no son mucho mayores que en Mercadona y, puedo atestiguarlo, las hortalizas son mucho más sabrosas.

Más información en Ibiza Produce. Con información de El País.

Publicidad

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Probablemente tampoco te interese:

– Veinte geniales intervenciones artísticas en las que el arte se funde en la ciudad

– Ocho pueblos que rinden homenaje al cannabis en sus escudos y banderas

– Diez juguetes para garantizar un futuro trauma a tu hijo

Publicidad

Publicidad