Cargando...

Secciones

Publicidad

Un artista pinta un retrato de Santiago Abascal con su propia mierda (la del artista)

Publicidad

Strambotic

“Una obra de mierda”, nunca mejor dicho. Es lo que ha salido de los pinceles del artista madrileño Le Frére: un retrato de Santiago Abascal, líder de la formación ultraderechista Vox, en el que utiliza sus propias heces a modo de pigmento. El cuadro podrá verse (y olerse, aunque el autor asegura que ya no huele) en la Feria de Arte Contemporáneo Efímera (FAC), que tendrá lugar en Cobeña el próximo sábado 25 de mayo, nada casualmente, jornada de reflexión de las elecciones municipales y europeas.

Publicidad

El escatológico retrato de Abascal pretende ser “una reflexión sobre el totalitarismo y las políticas que buscan la confrontación”, según Le Frére, que reconoce la influencia de Manzoni, el artista italiano que tuvo la genial idea de vender conservas con mierda de artista, su propia mierda, concretamente. En el caso que nos compete, la mierda del artista está compuesta de comida hindú, que es lo último que cenó Le Frere antes de expeler su pigmento monocromo (marrón): “Encima está hecha con mierda exótica, de cultura inmigrante. Creo que se cierra el círculo de una forma preciosa”.

La trayectoria artística de Le Frére siempre ha coqueteado con lo escatológico y la provocación. En 2015 empezó a sonar fuerte gracias a una serie de retratos de celebrities como Felipe VI, Albert Rivera, Cristiano Ronaldo o nuestro admirado Frank Marhuender, pintados en papel higiénico para poder limpiarte el culo con su cara. Ese mismo año subió la apuesta pintando un retrato de Franco con su propia sangre (700 ml) en una galería madrileña. De aquellas fuentes bebe esta nueva obra.

Le Frére, pletórico y ligero.

Nos ponemos al habla con Le Frere:

¿Cómo y por qué este retrato? Es un salto cualitativo desde tu "período higiénico".

Creo que era necesario. Es un cambio de técnica para hablar de lo mismo. Una reflexión sobre el totalitarismo y las políticas que buscan la confrontación, sobre la xenofobia, sobre el machismo institucional, sobre la homofobia.

Pero, ¿en serio era necesario utilizar caca?

Sí, por supuesto, el rigor lo es todo en el arte, si no el discurso se queda en una anécdota. Creo que tiene que haber compromiso con lo que se hace. Además piensa que es una obra ecológica, que no contamina, reciclable, orgánica... en definitiva, ecofriendly.

Publicidad

Entremos en detalle: ¿qué comiste para obtener ese color tan genuinamente mierdero?

Cené en un restaurante indio, fíjate tú. Encima está hecha con mierda exótica, de cultura inmigrante. Creo que se cierra el círculo de una forma preciosa.

¿Era la primera vez que utilizabas tus propias heces como pintura?

Sí, no estoy tan loco.

¿Qué retos técnicos ha supuesto esta obra?

Sí, claro, no sabía como podrían funcionar las heces de pigmento, ha sido algo desconocido y complicado. Y luego está el tema del olor y del manejo. Complicado, claro, pero como he dicho antes, había que hacerlo. No ha sido bonito, pero me reconfortaba pensar que por lo menos era mía. Sí, bueno, una mierda.

Lo pintaste en tu estudio. ¿Había alguien más presente?

Sí, mi compañera. He tenido un ambientador a mano que ha ayudado.

¿Ha sido más o menos difícil pintar con caca que pintar con sangre?

Esto último es más difícil. Por la temática, por el concepto y por el material, pero así es el mundo de la creatividad, no sólo vale buena técnica, hay que probar, implicarse, experimentar. He intentado dibujar el concepto "intransigencia" , para ello no vale solo un lápiz.

Publicidad

¿Cómo crees que reaccionará el “homenajeado” y sus votantes?

Creo, espero y confío que, como adalides de la libertad y la democracia que son, lo reciban de forma deportiva y amena. Se trata solo de un trabajo artístico, de una reflexión ¿qué puede salir mal?

¿El cuadro aún huele? ¿Olerá en la exposición del 25-M?

No, no huele. La obra tiene un marco chulísimo, acristalado, se ve muy elegante. Parece hecho a acuarela, no es nada escatológico, la verdad

¿Estarías dispuesto a hacer una réplica con la mierda de Abascal?

Pues la verdad que no, mucho me tendrían que pagar. Uno tiene su dignidad y esto no es ninguna broma.

Finalmente, ¿cuál es el precio del cuadro por si algún lector le da por colgarlo en su salita de estar?

El precio? No lo he pensado todavía, he estado más centrado en trabajar la obra que en el producto resultante, pero han sido unos cuantos días de curro duro.

Más información en Feria de Arte Contemporáneo Efímera y en la web de Le Frére.

BONUS TRACK: Percance en el museo: cuando tu relación con el arte acaba en desastre

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic !

Más madera, es la guerra:

– Los soldados de la División Azul vieron platillos volantes en los cielos de Leningrado

– La secta rusa de los adoradores de San Francisco Franco

– La murciana que fue la Ana Obregón de Hollywood y llegó a salir en Los Simpsons

Publicidad

Publicidad

Publicidad