Cargando...

Recopilamos cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar el rendimiento, la navegación y ofrecer publicidad acorde a sus intereses. Consiente la recopilación de cookies y el tratamiento de las mismas en caso de continuar navegando por nuestra página Web. Puede acceder a nuestra política de cookies para obtener mas información.

Secciones

Publicidad

El líder de la banda española Jarabe de Palo, Pau Donés, en una imagen de archivo. EFE

Jarabe de Palo Pau Donés: "Ahora no me viene bien morirme, que me voy a surfear"

El músico ya está preparando su despedida de los escenarios, y lo hará con un una gira del grupo del que es vocalista, Jarabe de Palo, un libro de letras y recuerdos y un disco con la Filarmónica de Costa Rica.

Publicidad

Culturas

El cantante, guitarrista y compositor Pau Donés habla sin crudezas del cáncer, su música y futuro en una entrevista realizada en el diario El Mundo. El músico ya está preparando su despedida de los escenarios, y lo hará con un una gira del grupo del que es vocalista, Jarabe de Palo, un libro de letras y recuerdos y un disco con la Filarmónica de Costa Rica.

"Llevo 20 años haciendo algo que me fascina, pero necesito una desconexión, porque mi vida ha sido música 24 horas al día y 365 días al año durante todo este tiempo. Era el momento de parar. Pero había que despedirse con algo molón y, como donde mejor me lo he pasado en la vida ha sido tocando en bares, decidí hacerlo con una gira por salas de conciertos. Me quiero ir con ese regusto a bar y sudor", afirma el artista.​

Donés confiesa que no lo deja por el cáncer (el cantante fue diagnosticado con un cáncer de colon en septiembre de 2015), "pero sí que es verdad que la enfermedad me devolvió un tipo de vida que tenía olvidado. Me mandó a casa, a mi vida cotidiana en un pueblo pequeño, a volver a disfrutar de cosas que había olvidado completamente, pero me hacen muy feliz". 

Publicidad

A propósito de la enfermedad, el músico admite que "el cáncer no es un protagonista de mi vida. Es una enfermedad con la que convivo y que algún día, seguramente, me matará. Pero me voy a morir hasta arriba de morfina, viendo cómo nieva en la montaña. Nadie me va a pegar un tiro ni me va a torturar. Y espero que me mate dentro de mucho, porque ahora no me viene bien morirme, que me voy a surfear y a empezar a vivir".

Publicidad

Publicidad

Publicidad