Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen del cómic Sola, en la que se retratan los bombardeos en Catalunya.

guerra civil 'Sola', el cómic que dibuja los bombardeos fascistas en Catalunya a través de una niña

Publicidad

La novela gráfica narra las miserias de una niña en mitad de un bombardeo de la aviación fascista en Catalunya. La historia se inspira en los hechos que Lola, de 85 años, ha contado a sus vástagos.

Culturas

Un niño puede con todo, o eso decimos para sentirnos mejor cuando sufren daños colaterales de los adultos. Sola es la historia de una niña de siete años que sufre la Guerra Civil con sus abuelos en un pueblo de Catalunya. 

Ricard Efa es el encargado de dibujar el daño, el dolor y la derrota, pero siempre con un trazo que pretende que el lector viva la historia con los ojos de un infante. "Es justamente lo que pretendíamos. A veces está un poco forzado y no siempre es posible. Lo que nos anima a contar la historia es que la mujer –familiar de su pareja– dice que guardaba buen recuerdo, porque al fin y al cabo era su infancia. Sin ser textuales y sin decirlo queríamos transmitir esa sensación", dice el dibujante. Incluso el miedo de los niños, con ese toque peliculero que le dan a todo, guarda menos dolor que muchas sonrisas adultas. 

Publicidad

Las historias de guerra suelen partir de un gran héroe, o de un anónimo que se acaba convirtiendo en líder de la resistencia. El factor diferencial de Sola es el de reconstruir historias de pueblos pequeños e irrelevantes para el devenir de una guerra. Ver los cadáveres de los vecinos, olvidar los rostros de los seres queridos... redescubrir esas angustias que nunca apetece parar a pensar. A través de un dibujo naíf, Ricard Efa consigue presentar un relato en el que las caras son las de cualquiera de nuestros abuelos, todo está lleno de colores luminosos y muchas veces las viñetas impiden ver más allá de la cintura de los adultos.

Franquistas contra civiles

Portada del comic 'Sola'

Los bombardeos a civiles por parte de la aviación aliada con el ejército de Franco, es otro de los puntos a favor de este cómic. Con esas representaciones contribuye a recrear una realidad olvidada –Guernica es de las pocas que ha sobrevivido al paso del tiempo– en los relatos sobre la Guerra Civil. ¿Qué se hacía cuando sabías que caían bombas del cielo? ¿Cómo era el después? Los recuerdos de una niña luchan contra la amnesia

Publicidad

"He tirado de lo universal, de lo conocido. Del pueblo en concreto hay solo una foto, por lo que no hay material para basarse en documentos reales, pero también es verdad que me interesaba más la emoción que el documento", asegura el dibujante Ricard Efa. 

Únete a nosotros

A diferencia de otras historias en torno a la Guerra Civil, no pretende dar una visión global del conflicto, analizar sus causas o su origen; simplemente, como hizo el exitoso El niño con el pijama de rayas –pero esta vez con base real, relata un guerra desde la óptica de una cría . Y a diferencia de otras historias en torno a la Guerra Civil, se olvida del mantra de "guerra entre hermanos" y pone el peso de la culpa en el bando franquista. 

Sola pretende ser una aportación más a la memoria republicana y antifranquista, para hacer justicia con las generaciones pasadas: "Considero que es un aporte muy importante. Nuestra generación está en deuda, porque somos los primeros que podemos discutir en voz alta y poder decir «Franco, cabrón» y hablar por todas esas personas a las que no dejaron", concluye Ricard Efa.

Publicidad

Imagen del cómic Sola, en la que se retratan los bombardeos en Catalunya.

Publicidad

Publicidad

Publicidad