Cargando...

Secciones

Publicidad

Retrato de Estela de Castro a un joven senegalés que cruzó el Estrecho.- PHE

35.597 razones para disparar solidaridad

Publicidad

La cifra, que hace referencia a las muertes contabilizadas de personas intentando llegar a Europa, es también el epígrafe de una muestra que pretende sensibilizar sobre los refugiados que llegan a Europa a través de la mirada de sus protagonistas.

Culturas

Más allá del gesto. Más allá de la mera contemplación estética, la fotografía puede también salvar vidas. O al menos intentarlo. Se trata, a fin de cuentas, de que esa cifra de la vergüenza, esa que fija en 35.597 las muertes contabilizadas de personas intentando llegar a Europa –datos recogidos por la agencia United for Intercultural Action–, no se vuelva a repetir.

Publicidad

La asepsia de un número que evidencia nuestro fracaso como sociedad y que la iniciativa solidaria PHES. Fotografía Española Solidaria –nacida en enero de 2017 de la mano de la fotógrafa Estela de Castro y Juan Cañamero– ha querido recuperar a modo de epígrafe para presentar un proyecto que pretende sensibilizar sobre la situación de los refugiados en Europa. 

La exposición 35.597 –que podrá verse en La Escuela de Artes Visuales LENS hasta el 15 de marzo– es el resultado de esa labor que les ha llevado a impartir talleres a lo largo y ancho del globo siempre con la fotografía como buque insignia y como herramienta emancipadora. Una exposición en la que los protagonistas del éxodo captan su día a día.

Publicidad

Instantánea tomada en el campo de refugiados de Project Elea en Atenas (Grecia).- PHES

El primero de los viajes fue al campo de refugiados de Project Elea en Atenas (Grecia). El siguiente destino fue Málaga, donde se dio a conocer el testimonio visual de personas que habían llegado en patera desde África, además se visitó la organización Visión Nuevo Siglo, que trabaja desde hace 15 años en la Frontera Sur y con mujeres obligadas a prostituirse en nuestro país.

Únete a nosotros

Fotografía de un participante en el taller que se realizó en Sid, Serbia, con la organización No Name Kitchen. PHES

PHES también se desplazó hasta la zona del Kurdistán en Diyarbakir (Turquía), donde estuvo con la organización Sohram-Casra, que atiende a 2.000 refugiados sirios. Además de llegar hasta Sid (Serbia), donde pudo conocer la labor desempeñada por la organización No Name Kitchen que proporciona alimento cada día a cientos de seres humanos que viven en la calle atrapados en un limbo, en su mayoría afganos.

Fotografía de uno de los participantes del taller de Turquía. PHES

En Madrid, se han realizado talleres con la Fundación Tomillo, que trabaja con mujeres de etnia gitana y de origen marroquí y en enero de 2019 en la Escuela de Artes Visuales LENS, tendrá lugar un taller con personas que han cruzado el Mediterráneo procedentes de Libia y que son atendidas por la Fundación Lumbre.

Publicidad

Fotografía de una de las participantes del taller de la Fundación Tomillo, que trabaja con mujeres de etnia gitana y de origen marroquí.- PHES

En tiempos de cerrazón institucional a la emigración en el que parecen despertar los viejos fantasmas de la xenofobia, la fotografía resurge como herramienta de denuncia y, también, como arma de empoderamiento. En ese sentido, 35.597 trata de reconstruir la pérdida a través de un diario colectivo hecho de miradas y rostros instantáneos. La memoria y la identidad son aquí las reliquias a salvaguardar.

Para ello este proyecto les ha proporcionado cámaras que les permiten captar su realidad. Un acercamiento de primera mano a ese éxodo infame que han de afrontar. Tal y como explica la fotógrafa Estela de Castro –corresponsable de la iniciativa junto a Juan Cañamero–, "el objetivo es acercar la fotografía a estas personas que están en un lugar de tránsito".

Publicidad

Publicidad

Publicidad