Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen de la serie 'Nightflyers', que se emite por Netflix.

Series Una selección de nueve series para darse un paseo espacial

Publicidad

De la recién estrenada ‘Nightflyers’ a dos clásicos como ‘Doctor Who’ y ‘Battlestar Galactica’

Culturas

Con solo una semana de diferencia, dos series ambientadas en el espacio han desembarcado en la actualidad seriéfila por razones diversas. La primera en hacerlo fue Nightflyers, basada en una novela de George R. R. Martin y cuyos diez episodios fueron estrenados por Netflix el pasado viernes con críticas más o menos tibias.

Publicidad

La segunda lo hace una semana después, este viernes, sin que haya más novedad que un cambio de casa. Se trata de The Expanse, rescatada por Amazon. Eso sí, de momento en su catálogo solo estarán las tres primeras temporadas. Para la cuarta aún habrá que esperar un poco.

Mientras llega, siempre se pueden revisar las anteriores o dejarse atraer por cualquiera de estos otros títulos de series espaciales con los que recorrer planetas exóticos, conocer nuevas razas, dejarse llevar por universos increíbles y aprender un poco de política y coyuntura social. Porque por mucho que sean de ciencia ficción, en todas ellas hay mucha más realidad y mensaje de lo que pueda parecer a quienes no comulgan con el género. Basta con no quedarse en el chasis de sus naves y recorrer a conciencia sus pasillos.

‘Nightflyers’

Basada en una novela escrita hace décadas por George R. R. Martin, Jeff Buhler ha sido el encargado de adaptarla, actualizarla y convertirla en una serie de diez episodios un tanto irregular en su desarrollo pero tremendamente asfixiante gracias a que logra captar con acierto los ingredientes del género. A saber, una tripulación en busca de la salvación para la raza humana sometida al terror de una serie de sucesos producidos en un espacio reducido del que no pueden escapar.

Publicidad

Su piloto es aterrador. Ambientada en el año 2093, lo que plantea Highflyers es una Tierra que está apunto de expirar y una expedición de científicos y expertos que se enrolan con la esperanza de contactar con vida alienígena. Por eso llevan con ellos a un telépata un tanto inquietante. La inteligencia artificial de la que está dotada la nave y el capitán convertido en holograma contribuyen a esa atmósfera extraña. En el reparto destacan Gretchen Mol como la doctora Agatha Matheson, y Eoin Macken en el papel de Karl D’Branin.

‘The Expanse’

Se trata de una de las series más aclamadas por los aficionados al género. Desde este viernes, las tres temporadas de The Expanse pasarán a engrosar el catálogo de Amazon Prime Video, plataforma que en mayo anunció su interés por darle una nueva vida a esta producción creada por Mark Ferguson y Hawk Ostby. Un paso más hacia esa cuarta tanda de episodios ya confirmada que llegará a lo largo de este año.

Publicidad

Basada en las novelas de James S. A. Corey, pseudónimo bajo el que se encuentran Daniel Abraham y Ty Franck, se ambienta en un futuro en el que los seres humanos se reparten en tres hábitats muy distintos. Unos siguen viviendo en la Tierra, otros lo hacen en Marte y un grupo menos privilegiado en el Cinturón de Asteroides. En un panorama así de dividido y de desigual, la geopolítica y las conspiraciones están a la orden del día. Destacan en el reparto, Cas Anvar, Wes Catham, Dominique Tipper y Steven Strait.

‘Killjoys’

Creada por Michelle Lovretta, puede que no sea de las más reconocidas del género, pero sí es una manera muy entretenida de dejarse llevar por el espacio seriéfilo. En España puede verse en Syfy y este año estrenará su quinta temporada. La historia se centra en las aventuras y desventuras de un grupo formado por tres cazarrecompensas que recorren el sistema Quad cumpliendo las misiones por las que les pagan. Todo esto intentado inmiscuirse lo menos posible en la situación política y social, cada vez más complicada y tensa, de los lugares en los que acaban.

Publicidad

El de killjoy es el nombre que reciben estos cazadores de recompensas interplanetarios con distintos niveles de habilidad, como si se tratase de un examen de idiomas. El grupo lo componen Yalena Yardeen (Hannah John-Kamen) y los hermanos Johnny y D’avin Jaqobis interpretados por Aaron Ashmore y Luke MacFarlane. El segundo arranca la primera temporada como ex soldado con más de un problema que se suma al equipo del primero.

‘Dark Matter’

Detrás de las tres temporadas de Dark Matter (fue cancelada para disgusto de sus fans en 2017- se encontraban Joseph Mallozzi y Paul Mullie. De nacionalidad canadiense y basada en un cómic, la premisa de la que partía en su arranque era la de un grupo de seis personas que despiertan un día en una nave sin saber quiénes son ni recordar nada de su pasado. Ante un panorama así toman la decisión de ponerse como nombre un número cada uno siguiendo el orden en el que han ido despertando.

El reparto principal lo formaban Marc Bendavid (Uno), Melissa O'Neil (Dos), Anthony Lemke (Tres), Alex Mallari Jr. (Cuatro), Jodelle Ferland (Cinco), Roger Cross (Seis) y Zoie Palmer (la androide). El gran problema de Dark Matter para quien no la viese en su día y quiera hacerlo ahora es que la cancelación hizo que se quedase sin un final cerrado.

‘Battlestar Galactica’

Existen dos Battlestar Galactica. Por un lado está la primera, la original, la de los setenta. Fue creada por Glen A. Larson y se emitió entre 1978 y 1979 constando de una sola temporada protagonizada por Lorne Greene (Comandante Adama), Richard Hatch (Apolo) y Dirk Benedict (Starbuck). Entre esta Battlestar Galactica, nombre de la nave protagonista, y la segunda, la estrenada en 2005 y finalizada en 2009 tras cuatro temporadas, hay una película en los ochenta.

La que recomiendan encarecidamente los aficionados a las historias de naves espaciales que viajan por universos imaginarios plagados de planetas exóticos y peligrosos con un profundo calado social y político es la de comienzo de siglo. Era de aventuras, sí, pero mucho más. En un universo en el que los cylons han evolucionado hasta tal punto que no se les puede distinguir a simple vista de un humano, la política cobra un mayor protagonismo.

‘Star Trek: Discovery’

La saga Star Trek es tan antigua en el tiempo y prolífica en sus series y películas que solo un verdadero trekkie es capaz de colocarlas cada una en el lugar correcto de su línea temporal. Star Trek: Discovery es la más reciente, la que puede verse hoy en día en Netflix y que estrenó hace poco su segunda temporada. Fue creada por Bryan Fuller y Alex Kurtzman para CBS y se ambienta una década antes de lo narrado en la primera aventura.

Como ocurre con tantas otras aventuras espaciales, su nombre lo toma de la nave protagonista. En este caso la Discovery, capitaneada por Gabriel Lorca (Jason Isaac). Con él, en la serie y en sus viajes para ampliar horizontes y descubrir nuevas civilizaciones viaja, entre otros, Michael Burnham (Sonequa Martin-Green). Fiel a la filosofía de la saga, sigue apostando por el diálogo, la tolerancia al otro, al diferente, y los temas de calado en su argumento.

‘Firefly’

La más divertida de todas las de esta lista, sin duda, y otra, como Dark Matter, que fue cancelada antes de tiempo. Por suerte, a diferencia de los desmemoriados personajes de la segunda, Firefly sí tuvo un final que sirvió para cerrar el arco de la mayoría de la tripulación. Eso sí, en versión película y llamada Serinity (2005).

Firefly es una de esas series que no se supo valorar en su justa medida en el momento de su emisión. FOX ni siquiera llegó a emitir todos los capítulos. Pero con el el paso de los años se convirtió en título de culto.

Protagonizada por una panda de inadaptados capitaneados por el cobarde en muchos sentidos pero entrañable Mal Reynolds (Nathan Fillion), perdedor de una guerra civil que le dejó huella, solo tuvo una temporada. Con el genio de Joss Whedon detrás, como ya hizo en Buffy consiguió convertir a personajes que no tenían nada que ver entre sí y que, en muchos casos desconfiaban los unos de los otros, en una verdadera familia.

‘Perdidos en el espacio’

De Perdidos en el espacio también hay dos versiones. En este caso la buena, la que es más recomendable ver, es la original, la de los 60. Aquella fue una comedia familiar ambientada en un mundo distópico con uniformes muy de la época en la que los componentes de la familia Robinson formaban el grueso de una misión terrícola en busca de un mundo habitable en el que dar salida a todo ese excedente de población con el que contaba una agotada Tierra.

Creada por Irvin Allen, su primera temporada fue en blanco y negro y contó en 1998 con una primera resurrección en formato película que protagonizaron Gary Oldman, William Hurt y Matt LeBlanc, entre otros.

El año pasado Netflix estrenó una nueva versión encabezada por Molly Parker y Toby Stephens como el matrimonio mal avenido de los Robinson que se quedó en mucho fuego de artificio y poco que rascar.

‘Doctor Who’

Para acabar un clásico, la historia de este doctor o doctora que viaja en su nave espacial con forma de cabina telefónica policial de los años sesenta para deshacer entuertos por el universo. La injusticia es su enemigo y el tiempo y el espacio su hábitat natural. Capaz de moverse entre ambos, Doctor Who es la serie de las series en la ciencia ficción. La más longeva y la más aclamada.

La TARDIS lleva haciendo historia en la televisión desde los sesenta, que fue cuando comenzó a emitirse la con el tiempo conocida como etapa clásica de esta producción británica. Abarca desde 1963 con William Hartnell como el Primer Doctor hasta 1989 con Sylvester McCoy en el papel del Séptimo Doctor. La nueva etapa, la que arrancó en 2005 con el Noveno interpretado por Christopher Eccleston (el salto en la numeración tiene que ver con las películas) llega hasta nuestros días, en los que por fin una mujer se ha metido en el papel de este viajero. Tras muchas quinielas, el papel fue para Jodie Whitaker, que recogió el testigo de Peter Capaldi, Matt Smith y David Tennant para la undécima temporada.

Publicidad

Publicidad