Cargando...

Secciones

Publicidad

‘Proyecto Blue Book’

Proyecto Blue Book 'Proyecto Blue Book', de cuando se creía que los ovnis amenazaban la seguridad nacional

Publicidad

TNT estrena esta noche, a partir de las 22.15 horas, los dos primeros episodios de ‘Proyecto Blue Book’, serie producida por Robert Zemeckis basada en las investigaciones realizadas por el doctor J. A. Hynek en los años 50 y 60 sobre la existencia o no de los ovnis.

Culturas

Para creyentes y no creyentes en que hay vida más allá de la Tierra. Así es Proyecto Blue Book. Una serie basada en hechos reales que se presenta con un primer episodio muy clásico tanto en su planteamiento como en su desarrollo. Una apuesta un tanto arriesgada dado lo cargado del menú seriéfilo actual pero que de entrada funciona gracias a la propuesta visual y al trío formado por Aidan Gillen, Neal McDonough y Michael Harney.

Publicidad

Aunque inevitable -pasa casi siempre que se estrena una nueva producción televisiva con el fenómeno aliens/ovnis como universo-, compararla con Expediente X quizá no sea ni lo más acertado ni lo más justo. Especialmente si se tiene en cuenta el largo recorrido de la serie creada por Chris Carter y la química existente entre Gillian Anderson y David Duchovny. Algo que no se repite en Proyecto Blue Book porque, dicho sea de paso, no es su intención. No hay interés romántico. Aquí lo suyo es puramente profesional y en eso se centra.

Comparar 'Proyecto Blue Book' con 'Expediente X' quizá no sea ni lo más acertado ni lo más justo

El capitán Michael Quinn (Michael Malarkey) es un hombre recto que sigue la cadena de mando y que cumple a rajatabla con el encargo de reclutar al doctor Josef Allen Hynek (Aidan Gillen) para iniciar un nuevo proyecto. Este consiste en investigar todos los casos de avistamientos o fenómenos ufológicos que les lleguen para determinar si su posible existencia puede suponer un problema de seguridad nacional. Esa es la teoría. Sin embargo, con lo que no contaba Hynek al aceptar es con que su trabajo iba a estar dirigido en un sentido: el de desmontar cualquier posible creencia en los ovnis dando con una explicación científica que tranquilice a una sociedad estadounidense donde la paranoia se ha instalado como consecuencia de la Guerra Fría.

Proyecto Blue Book se enmarca dentro del género de alienígenas, pero también en el de las conspiraciones gubernamentales y militares. Los generales Harding y Valentine (Neal McDonough y Michael Harney, respectivamente) no quieren que el profesor pruebe la existencia de vida extraterrestres, si es que la hubiera, sino todo lo contrario. Algo que no debería ser un problema para un hombre de ciencia como él, salvo porque, a tenor de lo visto en el primer episodio, no siempre va a ser científicamente posible al 100% y eso puede sembrar algún tipo de duda en su forma de ver el mundo y de llevar las investigaciones. Una duda ¿razonable? a la que contribuye el empeño del Ejército por conducir sus investigaciones hacia un terreno concreto. Desconfía, y razones no le faltan.

Publicidad

Un material inmenso en el que bucear en busca de las historias más jugosas para adaptarlas a la pantalla

Durante casi dos décadas de trabajo (entre 1952 y 1970), el profesor Hynek acumuló información sobre miles de casos, la mayoría de ellos desacreditados. Un material inmenso en el que bucear en busca de las historias más jugosas para adaptarlas a la pantalla. La elegida para comenzar tuvo lugar a comienzos de los 50, en Fargo, Dakota del Norte, y cuenta tras la cámara con Robert Stromberg, quien dirige los dos episodios que se emiten esta noche en TNT. En el primero, un piloto de maniobras asegura haber mantenido un combate aéreo con un objeto volante no identificado. Hynek es sacado del aula, donde para sus compañeros tiene fama de algo excéntrico, para demostrar que lo que vio el piloto no fue otra cosa que un globo meteorológico.

David O’Leary, creador de Proyecto Blue Blook, pone de manifiesto desde el minuto cero la base real de lo que se cuenta en cada entrega. "Esta serie está basada en las investigaciones que hizo el doctor J. Allen Hynek para las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos acerca de la existencia de ovnis. Los siguientes casos están basados en hechos reales" avisa la leyenda antes de entrar en materia y presentar el expediente a tratar.

Publicidad

Planteamiento científico y disciplina militar chocan una y otra vez en un primer capítulo que cuenta con algunas escenas muy bien resueltas visualmente

Planteamiento científico y disciplina militar chocan una y otra vez en un primer capítulo que cuenta con algunas escenas muy bien resueltas visualmente. Ahí es donde se nota la mano de Zemeckis como productor. Por ejemplo, el encuentro en el aire de ovni y piloto. Además, se muestra de manera evidente cuál va a ser la evolución del personaje principal, que comienza convencido de lo ridículo de creer en la vida alienígena y acaba dudando, que no creyendo, en que no todo es científicamente explicable. O, al menos, sospechando de las intenciones ocultas el Gobierno y el Ejército en la misión que le han encomendado a él como civil. Lo que no está del todo bien determinado es el papel que los personajes femeninos tienen en el devenir de la trama. Aún está por definir la razón de ser de Mimi Hynek (Laura Mennell), esposa del profesor, y Susie Miller (Ksenia Solo), su desconocida y reciente amiga.

El material en el que se basa Proyecto Blue Book es ingente y tremendamente televisivo, solo hay que saber cómo plantearlo y construir unos personajes sólidos que contribuyan a no quedarse solo en la conspiración y en la duda de si existe o no vida más allá de la Tierra. La primera temporada que se estrena hoy en TNT cuenta con diez episodios y ya ha sido confirmada una segunda tanda. A día de hoy, más de 700 casos aún siguen sin respuesta. Entre los que se abordan en esta primera tanda, además del combate aéreo de Fargo, se encuentran el del monstruo de Flatwoods y el de las luces de Lubbock, en Texas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad