Cargando...

Secciones

Publicidad

Eduardo Bosch, actor de doblaje que pone voz a Jon Nieve en 'Juego de Tronos'. FER RIBES/Fotografía cedida.

La voz de Jon Snow en España 'Juego de Tronos' alberga horrores: "Somos de los dobladores peor pagados de Europa"

Publicidad

Los miembros del equipo de doblaje desvelan las precarias condiciones del gremio, atado de manos por un convenio que ronda los treinta años sin una reforma sustancial.

Culturas

Las casas de apuestas pagaban 2,50 euros por cada euro invertido que Bran Stark acabase como rey de los Siete Reinos. Eduardo Bosch, el hombre que ponía voz en castellano a Jon Nieve, conocía el final de Juego de Tronos quince días antes de su emisión, pero reconoce que no se le había ocurrido sacar rédito del dato. Es tan honesto –o inocente–  como el personaje al que doblaba.

Publicidad

Juego de Tronos baja el telón y Bosch se mostraba emocionado en las horas previas al estreno del capítulo final, conocedor de una vivencia que ya acaba y define como única: "Me faltan vidas para agradecer haber doblado a Jon Nieve, me ha colocado en el centro del universo de las series".

Únete a nosotros

Tal vez por eso, lo que no soporta es que haya gente que se dedique a destripar el final de cada episodio: "Los spoilers me tienen cabreado. Me parece una falta de respeto a los fans. ¿De verdad alguien se divierte con eso? Es como ir a un niño de cinco años y decirle que los reyes magos son los padres. Son terroristas de la magia, terroristas de la ilusión". 

Bosch tiene un largo recorrido como actor de doblaje. Antes de Juego de Tronos, vendió sus cuerdas vocales a Marshall Eriksen, el inseparable amigo de Ted Mosby, protagonista de Cómo conocí a vuestra madre (CCAVM). El proceso de creación y el feedback con los espectadores, reconoce, no tiene comparación: "Cuando trabajaba en CCAVM las redes sociales no tenían la fuerza que tiene ahora", define. 

Publicidad

Las condiciones laborales de los dobladores

La manera de grabar Juego de Tronos, por motivos de seguridad ante posibles filtraciones, a veces pone en riesgo la calidad del producto final. Los actores graban sus frases por separado, por lo que muchas veces desconocen el contexto, complicación a la que Bosch resta importancia: "Es como solemos trabajar muchas veces, nos adaptamos a lo que pase. Toda traba que haya habido la hemos ido solventando como podíamos".

Eduardo Bosch, actor de doblaje que pone voz a Jon Nieve. FOTOGRAFÍA CEDIDA.

Algo más preocupado se muestra ante su situación como trabajador. El mundo del doblaje en España, pese al prestigio que tiene alrededor del mundo, es de los que menos dinero mueve. Los dobladores nacionales son de los peores pagados de Europa. "En nuestro sector no prima la calidad, no es una estructura lógica, somos de los que menos cobramos de Europa. Cobramos cuatro euros por cada take [extractos del guion] que doblamos, que suele tener unas nueve líneas. En Francia, sin embargo, cobran a seis euros la línea". Si se echan cuentas, la diferencia es desproporcionada. 

Publicidad

"Dependemos de un convenio que no cambia desde 1993. Rigurosamente hablando no hemos evolucionado desde entonces, y hemos perdido  casi el 40% de nuestro poder adquisitivo", asegura Antonio Villar, director de doblaje de la serie.

Cómo es doblar a Jon Nieve

El actor identifica cierta manera a la hora de trabajar para poner voz a Kit Harrington, actor que encarna al bastardo de los Stark: "Jon Nieve es un personaje épico y Kit Harrington le ha dado ese cariz: una persona profunda, hacia dentro, que no habla las cosas..., es como la balanza de la justicia". Pese a ser el héroe de la serie del HBO, Harrington ha recibido muchas críticas por su manera de hacer el papel, algo que irrita a Bosch: "A la gente le gusta opinar sin saber. Es como ir al Prado y criticar que Las Meninas deberían tener otro color", protesta.

Bosch no se moja a la hora de elegir ver una serie doblada o en versión original, pero se enfada ante los que niegan el valor de la traducción: "Todos tenemos padres y abuelos que no pueden ver el producto en versión original, que se nos olvida que esto es un ocio. Además, eso de que el doblaje ha provocado que la gente no sepa inglés es una chorrada. ¿Cómo quieren que los niños pequeños vean series extranjeras si no saben leer?", asegura el actor. 

Publicidad

Polémicas por el doblaje 

El debate enfurecido ha acompañado a Juego de Tronos desde su origen. El precio de la fama. El doblaje ha formado parte de ese paquete de protestas de los fans. 

"Aguanta el portón es la mejor traducción que se ha hecho de esa escena"

Uno de los momentos que más controvertidos fue el famoso "Aguanta el portón", final del quinto episodio de la sexta temporada. En aquella escena se desvelaba uno de los grandes misterios de la serie, y Hodor empezaba a gritar "Hold the door" [aguanta el portón fue la traducción] para ir abreviando poco a poco hasta decir su nombre. Una traducción muy controvertida que el director de doblaje defiende sin miramientos: "Es la mejor traducción que se ha hecho de esa escena. Tuvimos que jugar con las vocales que acabaran en 'o', para poder pasar desde ahí a Hodor. Entonces elegimos 'portón' como palabra clave, cuenta Antonio Villar. 

Todas las complicaciones, mejor o peor resueltas, se deben a las prisas y a la manera de trabajar de este gremio: "Muchas veces es como construir un andamio sin que te den los tornillos. En algún momento se te va a caer", define Villar, que ha trabajado en series como Mujeres DesesperadasBoardwalk Empire.

En la octava y última temporada se produjo otro de los descuidos más sonados. Tiene lugar en el arranque del tercer episodio. Los espectadores se percataron de una frase sin traducir: "She can't see us", decía Davos en mitad de una batalla

"No creo que hayamos estropeado la serie por eso –dice Eduardo Bosch–. El error se produce porque se están hablando varios idiomas, algunos ficticios. El actor que dice la frase es irlandés y tiene un acento muy cerrado, así que creímos que la expresión la estaba diciendo en otro idioma. A los miembros del rodaje se les escapó un vaso de Starbucks, somos humanos", concluye el actor. 

María José Aguirre, traductora de series como Los Simpson o Perdidos, defiende a sus compañeros de profesión: "Francisco Vara, el traductor, es un gran profesional, es un error muy leve. En general, todos estos se producen por las prisas y los guiones, que a veces mandan sin terminar. Los estrenos mundiales suelen generar estos inconvenientes. Además, en Juego de Tronos, a veces han tenido que grabar las voces sin poder ver las imágenes, se hace muy complicado", dice la traductora. 

Eduardo Bosch en plena grabación. FOTOGRAFÍA CEDIDA.

Publicidad

Publicidad