Cargando...

Secciones

Publicidad

Aplausos en el homenaje a las personas que participaron con sus relatos familiares en la publicación de ‘Supervivientes de la Memoria’. / Fernando Sánchez

Memoria Pública Supervivientes de la memoria: un homenaje a las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo

Publicidad

Descendientes de afectados por la guerra y la represión cuentan en la publicación trimestral de 'Público', que fue presentada el miércoles, las historias y relatos de las vidas de sus antepasados.

Culturas

Las historias de las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo han sido las protagonistas del emotivo homenaje que ha rendido Público a los sobrevivientes de la represión franquista y a sus familiares. Supervivientes de la Memoria ha tenido lugar este miércoles en la Sala Mirador de Madrid y será el tema estrella del monográfico en papel del mes de diciembre. 

Publicidad

El evento, que reprodujo los memoriales de la Almudena y Carabanchel, fue presentado por la directora del periódico Ana Pardo de Vera y contó con la participación de varios familiares de distintas generaciones que han compartido el relato de sus ascendientes, personas asesinadas, desaparecidas o represaliadas entre los años 30 y los 70.  

La publicación nace de la premisa de que "la memoria es presente" porque la vulneración de derechos humanos que hubo en España no ha sido reparada ni juzgada y porque, al mismo tiempo, nuestros antepasados aún forman parte de nuestras vidas y de nosotros mismos, explicó Alejandro Torrús, periodista de Público y coordinador del monográfico. 

Publicidad

"En España hemos hablado poco con nuestros muertos"

El especial recoge las historias de doce descendientes de víctimas de la dictadura, entre ellas una de las hermanas de los últimos fusilados por la dictadura; de dos personas cuyos antepasados participaron en el golpe franquista; y un testimonio con familiares entre los golpistas y entre los republicanos. "En España hemos hablado poco con nuestros muertos", palabras del filósofo Alba Rico que recogió Torrús sobre la necesidad de entablar un diálogo que permita recuperar la memoria colectiva. 

Sobre las dificultades que se encontraron los autores de los relatos a la hora de abordar los temas familiares, el periodista de Público Jairo Vargas comentó que "es complicado hablar sobre la Guerra Civil" en su familia. "En el artículo vi la oportunidad de contarle a mi madre lo que nadie le ha contado durante años", expresó el autor de 'A mi bisabuelo lo mataron los rojos'. 

"Pude contarle a mi madre lo que nadie le ha contado durante años"

"A tu abuelo estuvieron a punto de fusilarlo", le reveló una tía a Elena Parreño, autora de 'Los Pendientes rojos de mi abuela'. Parreño no sabía nada de la historia de sus abuelos antes de investigar por su cuenta, en su familia se había normalizado el silencio. "Entiendo el dolor y el silencio familiar, lo que no acepto es el silencio de las instituciones, no es lícito que calle la democracia en la que he nacido", denuncia la periodista. 

Publicidad

La familia de Javier Durán es el "paradigma de muchos españoles durante la Guerra Civil", comenta Pardo de Vera. El artículo de Duran se llama 'Un gallito y un gallina' porque uno de sus abuelos se escondió en un gallinero durante la guerra y el otro se enorgullecía de haber estado en la batalla. "Fue una guerra totalmente clasista, los que más tenían que perder fueron los que más perdieron", resalta Durán.

Felisa Echegoyen, víctima de torturas, sujeta el artículo que relata su historia. / Fernando Sánchez

Virginia P. Alonso, codirectora de Público y autora del artículo 'El héroe que admiraba a Hitler', quiso remarcar la idea de que en la historia no todo siempre es blanco o negro. "Es una historia llena de contradicciones, mi abuelo estuvo en la División Azul cuando eran un chaval, pero en las primeras elecciones terminó votando al PSOE", relata.

Publicidad

Por otro lado, el autor Alfredo Díaz-Cardiel, hijo del histórico militante del PCE Víctor Díaz-Cardiel, destaca la necesidad de acabar con la impunidad con la que aún gozan los familiares cercanos al régimen franquista. Él mismo ha visto limitada su libertad de expresión al ser condenador por un tuit donde vinculaba a Utrera Molina con la ejecución de Puig Antich.  

De un campo de concentración a las manos del público

Santi Gimeno, quien inspiró a Público con su historia para sacar la publicación, hace un homenaje a las víctimas y a todas las mujeres que mantienen viva la memoria colectiva en 'El reloj de un deportado y las tejedoras de memoria'. La historia familiar le llegó por casualidad en un acto al que asistió, donde al final de este pasaron un libro con los nombres de las víctimas españolas. Entre las letras encontró su apellido, Pelegay, era el hermano de su bisabuelo.

Los asistentes observan los carteles de memoriales de la Almudena y Carabanchel. / Fernando Sánchez

Gimeno aprovechó esta oportunidad para tirar del hilo e investigar durante cuatro años lo que había ocurrido con sus familiares desaparecidos. "Solo sabíamos que había tenido que abandonar el país durante la guerra", explicó. En un momento de sorpresa, el autor sacó una pequeña caja y extrajo de ella el reloj que había pertenecido al hermano de su bisabuelo y que pudo recuperar en un campo de concentración de la Alemania nazi: "Me gustaría que pasara por las manos de quienes quisierais tocarlo", pidió a todos los asistentes que aplaudieron con emoción. 

Entre las letras encontró su apellido, Pelegay, hermano de su bisabuelo

La última en tomar la palabra fue Felisa Echegoyen, militante antifranquista y víctima de torturas por parte de Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño. Echegoyen cuenta que la primera vez que relató lo que le había ocurrido fue en el momento de realizar la querella argentina ya que antes "lo había guardado en una cajita "por el dolor que supone recordar todo lo ocurrido.   

Tras las palabras de Echegoyen, Ana Pardo de Vera pidió a todas las personas que habían colaborado en la edición del monográfico que pasaran al escenario. Una vez allí, Público les obsequió un marco con los artículos e historias de cada uno. 

"El objetivo de Público es que esta casa sea de todos, que aquí encontréis siempre un lugar donde construir una memoria democrática y donde podamos crearla todas juntas”, concluyó Alejandro Torrús al finalizar el evento. Este homenaje se complementa con los contenidos de la publicación monográfica Supervivientes de la Memoria, editada de forma exclusiva en formato impreso para los suscriptores de Público, y que pueden conseguir todas las personas que se den de alta en este enlace.

Publicidad

Publicidad