Cargando...

Secciones

Publicidad

Cavani marca el gol del triunfo del PSG por debajo de la piernas de Courtois. /REUTERS

Cavani acaba con la resistencia del Chelsea y Jonas decide ante el Zenit

Publicidad

El delantero uruguayo pone con ventaja a un PSG superior al equipo inglés (2-1) y el ex del Valencia marca el gol del triunfo del Benfica ante los rusos (1-0) en el descuento.

Deportes

MADRID.- El Paris Saint-Germain ha vencido al Chelsea (2-1) en el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones en el Parque de los Príncipes, tras una primera parte de constantes idas y vueltas y un segundo tramo de completo dominio local, que acabó imponiéndose con un reivindicativo Edinson Cavani.

Publicidad

Mientras, en el otro encuentro de la noche, el Benfica también tomó ventaja ante el Zenit de San Petersburgo en el estadio de Da Luz gracias a un cabezazo oportuno de Jonas Gonçalves en el tiempo de descuento (1-0).

La eliminatoria en el Parque de los Príncipes tuvo un comienzo vertiginoso, con un PSG que fue capaz de asediar la portería defendida por Thibaut Courtois en los primeros minutos, embotellando a un rival de sobra conocido en el torneo continental, contra quienes se midieron en los tres últimos años.

Los hombres de Laurent Blanc comenzaron muy 'enchufados', con la intención de decantar la balanza de su lado lo antes posible, mientras que los londinenses consiguieron mantener el resultado con algunas complicaciones, ante un hiperactivo Lucas Moura.

Pese al ida y vuelta que tuvo lugar sobre el césped, el resultado no mutó hasta los últimos instantes de la primera mitad, aunque el empate siguió prevaleciendo. En primer lugar, Ibrahimovic rompió la igualada a balón parado con golpeo potente y bajo que tocó ligeramente en la barrera, desviando la trayectoria del balón lo justo para que fuera imposible de parar.

Publicidad

La respuesta 'blue' no se hizo esperar, y es que el nigeriano Mikel marcó el empate a la salida de un córner en la última jugada de la primera mitad, ya que Velasco Carballo ordenó la entrada al túnel de vestuarios inmediatamente después de su concesión.

A la reanudación, las ofensivas de área a área siguieron su curso, sin apenas descanso, aunque la presencia del Chelsea en campo contrario se diluyó en un escaso margen de tiempo. El Paris Saint-Germain obtuvo el control casi total de la posesión, tratando de penetrar el muro establecido por Guus Hiddink.

Publicidad

La sucesión de intentonas parisinas acabó teniendo éxito en las botas de Cavani, reivindicando su sitio en el 'once' titular nada más saltar desde el banquillo. El uruguayo dio a los locales el 2-1 necesario para dar el primer paso hacia los cuartos de final con un remate de primeras de gran dificultad, con escaso ángulo.

Benfica 1 - Zenit 0

Mientras, en el estadio lisboeta de Da Luz un cabezazo de Jonas Gonçalves en el tiempo añadido permitió al Benfica tomar ventaja en la eliminatoria tras derrotar al Zenit de San Petersburgo (1-0). Ambos tuvieron miedo a encajar y les pudo más la prudencia que el hambre de hacer gol. El objetivo no parecía aclarar la resolución del envite. Pocos espacios y pocas contemplaciones cerca del área. Así se despacharon Domenico Criscito, que acabó expulsado, y Nicolas Lombaerts.

Publicidad

Aún así, el equipo portugués encontró la rendija por momentos, una de ellas llegó en una acción de Pizzi, ex del Atlético y Deportivo. El ariete dispuso de la primera y más clara oportunidad del acto inicial con un disparo que detuvo a la perfección Lodygin. Habían pasado 18 minutos y el Benfica asomaba la cabeza.

El Zenit, por su parte, apostaba su juego a su estrella, Hulk, que peleó cuanto quiso con la defensa de los lusos. Sin embargo, el 'todopoderoso' delantero no tuvo su día. Ni Witsel, ni Dzyuba, los más destacados en el cuadro de André Villas-Boas, pudieron batir al veterano Julio César.

De hecho, antes de que llegase el gol del Benfica, la mejor oportunidad volvió a ser de los locales. Gaitán desaprovechó un mano a mano que detuvo nuevamente Lodygin a veinte minutos para el final. El propio Gaitán se sacó la espina asistiendo a Jonas en la falta que supuso el 1-0 final cuando corría el minuto 92.

Publicidad

Publicidad