Cargando...

Secciones

Publicidad

Deliveroo Inspección de Trabajo exige 1,3 millones a Deliveroo al considerar que los repartidores de Barcelona son falsos autónomos

Publicidad

Determinado que la relación que la multinacional mantiene con estos es laboral y no mercantil, en línea con las actas previas de sus homológas en Valencia y Madrid

Economía

La Inspección de Trabajo de Barcelona ha considerado que los repartidores de Deliveroo son falsos autónomos y ha determinado que la relación que la multinacional mantiene con estos es laboral y no mercantil, en línea con las actas previas de sus homológas en Valencia y Madrid.

Publicidad

En declaraciones a Europa Press, el abogado del Colectivo Ronda Nacho Parra, que representa a un colectivo de exrepartidores de Deliveroo, ha explicado este martes que la Inspección ha determinado que los repartidores de la empresa en Barcelona tienen que cotizar en el régimen general de la Seguridad Social como trabajadores por cuenta ajena, por lo que les ha dado de alta. En consecuencia, le reclama el pago de 1,3 millones de euros en concepto de cuotas a la Seguridad Social que no se han abonado desde agosto de 2015 hasta diciembre de 2017.

"A criterio de la Inspección de Trabajo, la empresa impone de forma fraudulenta a sus repartidores una vinculación mercantil que solo pretende esconder una relación de carácter puramente laboral, obligándolos a darse de alta en el régimen de autónomos al mismo tiempo que actúa con un verdadero empresario al imponer todo tipo de condiciones del servicio", ha detallado el Colectivo Ronda en un comunicado.

Parra ha señalado que la Inspección de Trabajo ha expuesto que la relación de Deliveroo es laboral por hechos como que la empresa tecnológica es la propietaria de los medios para que los repartidores realicen su actividad, como el contacto entre el cliente y proveedor y la plataforma.

Publicidad

Ha detallado que, a diferencia de las actas de Valencia y Madrid, la de Barcelona añade que el nuevo contrato que la multinacional empezó a utilizar con sus repartidores el verano pasado, en el que se les permite ser reconocidos como Trabajadores Autónomos Dependientes Económicamente (Trade), mantiene los mismos parámetros que el anterior y que el hecho de haber sido impuesto de manera unilateral es una "señal inequívoca" de la relación laboral.

Parra ha razonado que el acta de Inspección de Trabajo puede ayudar a los 16 juicios que Deliveroo tiene con exrepartidores de la capital catalana, que se empezaron a celebrar a finales de mayo y se sucederán hasta noviembre. Ha subrayado que este acta no ha valorado la situación de estos 16 extrabajadores, puesto que tiene prohibido por reglamento valorar situaciones judicializadas, pero que puede contribuir a la conclusión judicial de estos procedimientos.

Publicidad

Hace unas semanas, Inspección de Trabajo ya llevó a la compañía a los tribunales en Madrid y Valencia por su modelo laboral. Y antes, el Juzgado de lo Social número 6 de Valencia condenó a Deliveroo al considerar que un exrepartidor que denunció a la empresa por un despido improcedente ejerció sus funciones como un falso autónomo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad