Cargando...

Secciones

Publicidad

La privatización de servicios públicos como los suministros de agua, electricidad y gas, el saneamiento y la recogida de basuras ha encarecido su coste para el ciudadano - Archivo

IPC La década prodigiosa del IPC: los servicios básicos de una casa cuestan un 27% más

Publicidad

La factura anual del agua, la basura, la luz, el gas y el saneamiento ha crecido más de 5.500 millones de euros en menos de diez años, y ya supera los 25.000, mientras las rentas familiares caían un 8%.

Economía

El coste de la vida se ha disparado dentro de las casas: los precios de los servicios habituales en una vivienda han aumentado entre un 20% y un 35% en una década mientras, en ese mismo periodo, los ingresos de los hogares han llegado a desplomarse un 13% y siguen manteniendo una brecha de más del 8% con los previos a la crisis.

Publicidad

Las rentas medias de los hogares eran en 2016, último año con datos disponibles en la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE), inferiores en un 8,3% a las de 2008 (27.558 euros por 30.045). Y, pese a la recuperación de casi cinco puntos a partir de 2014, cuando habían caído a 26.092, la mejora no ha sido mucha en los dos ejercicios posteriores, en los que la evolución de las dos principales vías de ingresos de las familias, los salarios y los productos financieros de ahorro , ha oscilado entre el recorte y la subida testimonial.

Sin embargo, los costes que soportan esos mismos hogares para mantener los servicios básicos de sus viviendas se han disparado de una manera notable en esa misma década, por encima del 27%, según revela la evolución del IPC  (Índice de Precios de Consumo) que publica el mismo INE.

Cada vez es más caro consumir menos agua del grifo

Una parte de esa inflación se debe al encarecimiento de algunos servicios públicos en origen aunque su gestión ha sido objeto de privatización en la práctica totalidad de las ciudades y buena parte de los pequeños municipios, como el suministro de agua de boca , cuyo coste se ha encarecido un 22,6% entre los meses de julio de 2008 y de 2018.

Publicidad

La factura global de este servicio se disparó entre 2008 y 2016 en casi 600 millones de euros (de 2.872 a 3.465), algo que choca con los descensos del consumo que vienen dándose en el país desde finales de la década pasada: cada vez es más caro consumir menos agua del grifo.

El incremento ha sido más acusado todavía en el saneamiento de aguas residuales, que se ha encarecido para las familias una media del 31% mientras su factura global se duplicaba con creces en los primeros ocho años de la serie (de 588 a 1.335 millones de euros anuales).

Publicidad

Esto ocurría, en un proceso menos acusado que el del agua de boca, mientras el volumen procesado no llegaba a crecer en un 9%, de 12,3 a 13,5 hectómetros cúbicos diarios en todo el país, entre 2008 y 2014.

También ha sido notable la carestía que ha registrado la recogida de basuras, con un alza del 20,7% que ha disparado en más de 325 millones de euros los ingresos anuales de las empresas que se dedican a este negocio, que ya superan los 1.750 millones.

Publicidad

La luz y el gas

Paralelamente, los precios de la electricidad y el gas, cuya producción y suministro también ha sido objeto de privatización en las dos últimas décadas, han dibujado en esta última década trayectos con dientes de sierra en los que las respectivas subidas récord del 45% y el 25% de la última década han quedado finalmente reducidas al 33% y el 11%.

Los últimos registros de la Encuesta de Presupuestos Familiares, de 2016 y por lo tanto previos a las grandes subidas de precios de los dos últimos años, atribuyen a estos dos suministros una factura conjunta anual de 18.727 millones de euros, 13.809 por la electricidad y 4.918 por el gas.

Estos cinco servicios suponen para las familias españolas un coste de 25.278 euros al cabo del año, con un aumento de 5.513 (27,89%) en solo ocho, en los que el gasto medio por hogar pasó de 1.137 a 1.365 euros.

Los seguros cuestan más que el agua

Aparte del propio precio de adquisición de las viviendas y de su alquiler, otros bienes y servicios relacionados con el mantenimiento de la casa, como el de los materiales de conservación y los servicios de mantenimiento han experimentado alzas del 12,5% y el 5%.

Ambas son inferiores, en cualquier caso, al aumento de los precios de la reparación de electrodomésticos, que ronda el 19%, y mucho menos acusadas que las de las pólizas de seguro relacionadas con el hogar, que acumulan una subida de casi treinta puntos en los últimos diez años.

El coste anual de este tipo de productos para los hogares se situaba hace dos años en 3.599 millones de euros, un montante superior al del agua de boca y también a la suma del saneamiento y la recogida de basuras. Suponen un gasto por familia de 194,46 euros.

Publicidad

Publicidad