Cargando...

Secciones

Publicidad

Un grupo de personas en la fila de la oficina de empleo en Alcalá de Henares/EFE

Datos de empleo de 2018 Un buen año para el empleo, pero solo "para los hombres"

Publicidad

Los datos del trabajo femenino reflejan que la igualdad laboral queda lejos. Los sindicatos critican que las cifras muestran que el 55% de los nuevos puestos ha sido para los varones, mientras que el 45% restante corresponde a las mujeres.

Economía

Las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicas este martes por el Instituto Nacional de Estadísticas indican que los datos mejoran: el número de ocupados ha aumentado en 566.200 personas en 2018 —una cifra no alcanzada desde el año 2006—hasta lograr los 19,56 millones de trabajadores. Además, el número de desempleados ha disminuido en 462.400 personas, hasta los 3,3 millones de parados, dejando la tasa de paro en el 14,45%, por lo que continúa en cifras no registradas en el mercado laboral español desde 2008.

Publicidad

Pero aunque el 2018 haya sido un buen año para el empleo, los datos del trabajo femenino todavía muestran que la igualdad laboral queda lejos."Los datos son positivos, sí.  Pero el empleo que se crea es para los hombres", apunta secretaria de Empleo y Cualificación profesional de Comisiones Obreras, Lola Santillana.

Únete a nosotros

Si desglosamos los datos por sexo, el 55% de los nuevos puestos ha sido para los hombres, mientras que el 45% restante corresponde a las mujeres. El número de varones que han conseguido un trabajo (313.900), continúa siendo mayor al de ellas (253.300). Y, por ello, aunque el empleo haya experimentado un fuerte crecimiento, Santillana insiste en que todavía existen "notables diferencias entre ambos sexos que tienen que acotarse". 

"No podemos olvidarnos de que la pobreza y el desempleo tienen cara femenina", señala Santillana

"No podemos olvidarnos de que la pobreza y el desempleo tienen cara femenina", señala la secretaria de Empleo y Cualificación profesional de CCOO. "El crecimiento del empleo se produce en los hombres muy por encima del de las mujeres, por lo que es urgente poner en marcha actuaciones para acabar con esta situación", añade. 

Publicidad

También los contratos a tiempo parcial siguen liderados por las mujeres, que aumentan en un 4,21%, mientras que en hombres tan solo un 0,29%, lo que supone mayor precarización del trabajo, un salario más bajo en proporción y menor cotización. "Hay 2,9 millones de personas trabajando a jornada parcial —mujeres principalmente— y la mayoría de forma involuntaria", señalan desde CCOO. 

Y lo mismo ocurre con las cifras del paro. El 2018 redujo un 13,45% el desempleo masculino y un 11,09% el femenino. El descenso es de 246.500 en los hombres y de 215.900 mujeres. Así, de nuevo el porcentaje favorable es el masculino. Pero si observamos las cifras del último cuatrimestre del año, el número de hombres en paro disminuye en 35.500, situándose en 1.574.100. En cambio, entre las mujeres el desempleo se incrementa en 13.800, hasta 1.730.200. La tasa de paro femenina sube cuatro centésimas y se sitúa en el 16,26% y la masculina baja 24 centésimas y queda en el 12,87%. "Se ha reducido la cifra total de desempleados, pero el empleo que se ha creado es para ellos", denuncia Santillana. 

Publicidad

En cuanto a los datos de población activa, el número de personas que buscan trabajo ha crecido en 103.800 (+0,46% respecto al año anterior). En concreto, en el último cuatrimestre de 2008 el incremento es notable entre las mujeres, que sube en 59.600, mientras que el de hombres baja en 44.800. "Estamos en disposición de trabajar, pero la brecha salarial sigue existiendo y no se acorta". 

Publicidad

Publicidad

Publicidad