Cargando...

Secciones

Publicidad

El colegio concertado Monte Tabor, en Pozuelo de Alarcón (Madrid). ÁNGEL NAVARRETE

Fiscalidad de colegios concertados Hacienda quiere eliminar las desgravaciones por 'donaciones' de los padres a los colegios concertados

Publicidad

La Agencia Tributaria advierte desde hace tiempo de que estos pagos no son "donaciones" reales, como se suele plantear, sino que hay una contraprestación detrás puesto que se abonan de septiembre a junio, mientras el niño está escolarizado y en igual cuantía por cada número de hijos en el centro.

Economía

La noticia no es nueva, pero ha vuelto a ocupar titulares después de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, haya confirmado este martes que la Agencia Tributaria va a investigar las deducciones por donaciones en el IRPF que hacen los padres que llevan a sus hijos a los centros concertados. 

Publicidad

Hacienda pretende eliminar las deducciones en el impuesto de la renta que se aplican las familias al hacer aportaciones voluntarias a los colegios concertados en los que estudian sus hijos. 

Montero ha negado que exista un "cambio de criterio" por parte de la Agencia Tributaria respecto a la desgravación de las cuotas mensuales de los colegios concertados y ha confirmado que las familias que hayan declarado estas cantidades como donación deberán hacer una declaración complementaria. 

Por su parte, la Agencia Tributaria ha precisado a Europa Press que "no existe una campaña de inspección" sobre los citados donativos, si no que aquellos casos detectados se deben a "controles puntuales que desde hace tiempo se vienen realizando en el territorio".

La Agencia Tributaria entiende que las donaciones realizadas por algunos padres en sus declaraciones de la renta por los pagos mensuales de la escolarización de sus hijos en colegios concertados son una contraprestación y no un donativo en dichos pagos.

Publicidad

La noticia ya saltó el pasado mes de noviembre. Entonces la Agencia Tributaria ya advirtió de que estos pagos no son "donaciones" reales, como se suele plantear, sino que hay una contraprestación detrás puesto que se abonan de septiembre a junio, mientras el niño está escolarizado y en igual cuantía por cada número de hijos en el centro. La regularización se produce cuando se detecta una contraprestación por ese pago; es decir, cuando el supuesto donativo financia una actividad ordinaria del colegio que repercute en el alumno. "En ese caso no es un donativo y se regulariza: se elimina la deducción en el IRPF", ha precisado la Agencia Tributaria.

Hacienda denuncia así que los padres no tienen derecho a deducirse estos pagos en su declaración anual de la renta, una ventaja fiscal que podía llegar hasta el 75% para los primeros 150 euros, y un 30% más por donaciones recurrentes a partir de ahí.

Publicidad

La ministra Montero ha comentado que la Agencia Tributaria actúa cuando se detecta esta irregularidad obligando al contribuyente a regularizar su situación fiscal mediante una declaración complementaria, mientras que al colegio concertado se le obliga a tributar por esos ingresos al 25%.

La ministra ha explicado que la "mayoría de las familias han consignado [esas cuotas] adecuadamente y no ha habido ningún problema". En el caso de las que han declarado las cantidades como donación, ha argumentado que "le corresponde a la Agencia Tributaria, que es la que abre los expedientes, decidir si ha habido una clara interpretación de la norma y si no ha habido un acomodora ésta, se le pedirá a la familia que haga una declaración complementaria".

Publicidad

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá ha querido pasar de puntillas sobre este asunto al ser preguntada en el Congreso. "Eso es la ministra de Hacienda, no vamos a hablar de este tema ahora", ha dicho. 

Publicidad

Publicidad