Cargando...

Secciones

Publicidad

Stand de la promotora inmobiliaria Neinor Homes en la feria sectorial Barcelona Meeting Point.

Neinor prevé vender menos viviendas y rebaja su previsión de beneficios

Publicidad

Juan Velayos "acuerda" dejar el cargo de consejero delegado, y es sustituido por el actual director de Operaciones.

Economía

El grupo inmobiliario Neinor Homes anunció a última hora del lunes la sustitución de su consejero delegado (CEO) y revisó a la baja su plan hasta 2021 de entregas de viviendas, en su mayor parte ya prevendidas, por los retrasos que está acumulando en su construcción.

Publicidad

Neinor Homes atribuye la necesidad de retrasar parte de las entregas a los retrasos que está acumulando la construcción de los pisos, una demora que achaca a los plazos de obtención de licencias de obra y a la "presión" de los costes de construcción, ante la "limitada capacidad" de la industria constructora.

"Hasta que el sector se estabilice, los plazos de ejecución se han alargado y el ciclo promotor se ha extendido más allá de lo esperado en el momento de la OPV", dijo el grupo en una presentación enviada al supervisor bursátil. "El resultado es una revisión a la baja del calendario de entregas para el (20)19-21 totalmente de acuerdo con la información real con la que contamos hoy", añadió.

Ahora la inmobiliaria, una de las nuevas firmas del sector constituidas tras la crisis, prevé que este año entregarán entre 1.200 y 1.700 viviendas, en 2020 serán entre 1.700 y 2.400, y en 2021 entre 2.400 y 2.750.

El descenso en el número de entregas de la compañía, participada por el fondo israelí Adar Capital, se reflejará en los resultados dado que las promotoras facturan las ventas de viviendas a su entrega. En términos de ebitda (resultado bruto de explotación), las nuevas estimaciones suponen una cifra de más de 70 millones de euros en 2019, más de 100 millones en 2020 y más de 150 millones en 2021.

Publicidad

Juan Velayos, hasta ahora consejero delegado de Neinor Homes. E.P.

El nuevo plan establece una nuevo ritmo en promoción de viviendas, de entre 2.500 y 3.000 pisos anuales, y apuesta por seguir invirtiendo en compras de suelo, a las que destinará un total de 500 millones de euros en el conjunto del periodo.

No obstante, la gestión de los retrasos en las entregas y de la nueva 'hoja de ruta' corresponderá a un nuevo equipo directivo, toda vez que el actual consejero delegado, Juan Velayos, haya "acordado" con el consejo dejar el cargo.

Neinor, que preside Ricardo Fluxá, ha nombrado nuevo consejero delegado a Borja García-Egotxeaga, actual director de Operaciones. Además, la inmobiliaria contará con un consejero delegado adjunto, cargo que ostentará Jordi Argemí, quien lo compatibilizará con el de director financiero, y el consejero dominical Jorge Pepa será nombrado vicepresidente ejecutivo.

Estos tres ejecutivos reemplarazán a Velayos, quien ha estado al frente de la promotora desde su constitución en 2015 por parte del fondo Lone Star y a partir de los activos inmobiliarios que compró a Kutxabank.

Según los datos que Velayos expuso la pasada semana con ocasión de la junta general de accionistas, Neinor figura como una de las mayores inmobiliarias de entre las que se constituyeron tras la crisis. En la actualidad cuenta con "5.000 viviendas con grúas", esto es, en construcción, y otras 3.300 "a punto de iniciar las obras". Además, dispone de un banco de suelo equivalente a 13.000 viviendas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad