Cargando...

Secciones

Publicidad

Logo de Telefónica en el edificio de su sede en la Ronda de la Comunicación, en la zona norte de Madrid. E.P./Eduardo Parra

Telefónica traza un plan de bajas voluntarias que afectaría hasta a 5.000 empleados

Publicidad

La filial española de la operadora plantea a los empleados de más de 53 años bajas voluntarias cobrando entre el 65% y el 70% de su salario.

Economía

Telefónica traza un plan para ofrecer bajas voluntarias a los empleados de más de 53 años cobrando entre el 65 y el 70% de su salario, según han confirmado fuentes sindicales.

La compañía espera que este Programa Voluntario de Suspensión Individual de la Relación Laboral (PSI) sea similar al que se puso en marcha en 2016, cuando se ofreció una retribución del 68 % del salario bruto hasta los 65 años y al que se adscribieron más de 6.000 personas.

Publicidad

Este plan de salidas afectaría a más del 15% de la plantilla, es decir hasta a 5.000 empleados de un total de más de 30.600 empleados en España de la operadora, según fuentes de la negociación. La mesa negociadora del convenio colectivo está integrada por 20 personas, diez de la empresa y diez de los sindicatos, cinco de UGT y otros tantos de CCOO.

Únete a nosotros

Hasta ahora no se había tocado el tema de las prejubilaciones en la mesa negociadora, según fuentes sindicales, que han recordado que incluso en el inicio de las negociaciones la dirección de la empresa manifestó a la parte sindical que la empresa estaba cómoda con la plantilla actual.

En el plan del 2016 se acordó añadir a esta remuneración del 68 % las aportaciones al Plan de Pensiones en los porcentajes que cada empleado tuviera reconocidos y en función de las retribuciones fijas establecidas en el momento de la baja. Telefónica asume el coste de la Seguridad Social y el seguro médico, entre otras prestaciones. Este plan ha supuesto la salida de la compañía de 6.300 empleados en algo más de dos años y medio.

Publicidad

Las grandes empresas de telecomunicaciones de toda Europa han tenido dificultades para lograr un fuerte crecimiento ante la feroz competencia. En un mercado español cada vez más abarrotado, Vodafone, que cotiza en la bolsa de Londres, dijo a principios de este año que tenía previsto recortar hasta 1.200 puestos de trabajo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad