Cargando...

Secciones

Publicidad

Detalle del tatuaje de Estela Martín, opositora a psicóloga militar, por el que fue descartada. | Público

Igualdad La Justicia suspende de forma urgente y cautelar la repetición de las oposiciones a psicólogo militar tras el caso del tatuaje

Publicidad

Esta decisión es consecuencia de un recurso interpuesto por siete aspirantes, seis mujeres y un hombre, que se sintieron especialmente perjudicados porque se consideran ganadores legítimos de las plazas.

España

La Sección 8º de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid acordó el miércoles suspender de forma cautelar y urgente las pruebas de la oposición a psicólogo militar que el Ministerio de Defensa había ordenado repetir para incluir a dos aspirantes que habían sido descartadas por llevar tatuajes a la vista con el uniforme de falda.

Publicidad

La primera de estas pruebas, las físicas, tenían que empezar hoy mismo. No obstante, y en cumplimiento de esta decisión judicial, la directora general de Reclutamiento y Enseñanza Militar, Amparo Valcarce, ha suspendido todas las pruebas que se iban a realizar entre esta semana y la que viene, y ha dispuesto comunicarlo a los afectados, unos 130, informa El País.

Esta decisión es consecuencia de una petición de siete aspirantes, seis mujeres y un hombre, que se sintieron especialmente perjudicados porque conocían las notas parciales y se consideran ganadores legítimos de las plazas. Un representante de estos afectados ha confirmado esta resolución judicial a Público, y ha confirmado que esperan nuevas decisiones judiciales en las próximas horas

Todo el asunto tiene su origen en la denuncia de la aspirante a una de esas plazas Estela Martín, quien fue excluida en las pruebas físicas por lucir un tatuaje en un tobillo, visible con el uniforme de falda. Otra aspirante tuvo un problema similar.

Publicidad

Aunque en la convocatoria de la oposición se establecía como requisito no llevar tatuajes a la vista en uniforme, la ministra de Defensa (e incluso el Defensor del Pueblo) consideró discriminatoria esta medida al ser el uniforme de falda optativo en prácticamente todos los escenarios —de hecho, se eliminará de futuras convocatorias— y el Ministerio ordenó la repetición de las pruebas para garantizar la igualdad de oportunidades.

La Abogacía del Estado, en representación del propio Ministerio de Defensa, ha recurrido esta suspensión cautelar de las pruebas y se espera la resolución de este recursos en las próximas horas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad