Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen de una mujer en el Ejército. EFE

Violencia machista Defensa despide a una soldado tras denunciar abusos sexuales de su jefe, hoy en la reserva

Publicidad

Ningún superior la creyó cuando denunció varias veces el acoso hasta que pudo sacarle una fotografía con el móvil en plena vejación. A la espera de juicio, él mantiene la condición de militar en la reserva con el sueldo correspondiente.

España

Durante dos años estuvo sufriendo que un brigada veterano, hoy en la reserva, se masturbaba "hasta 15 veces al mes" delante de ella durante dos años. Ningún superior la creyó cuando denunció varias veces el acoso hasta que pudo sacarle una fotografía con el móvil en plena vejación. Ahora, el militar se enfrentará a juicio en un Juzgado Togado de Cartagena, pero la mujer ha sido expulsada del Ejército. Sin indemnización.

Publicidad

Según recogen varios medios, la mujer denunció a su jefe en 2016 ante la Policía Nacional por este grave caso de acoso, después de un calvario de dos años en la Escuela Paracaidista de Alcantarilla (Murcia) que incluía masturbaciones delante de ella cuando se quedaban solos, peticiones de felaciones y comentarios vejatorios, como por ejemplo: "Te gustaría comértela. Me gustaría correrme en tu boca", mientras le enseñaba el pene encerrados en un despacho.

En la denuncia, algunos de cuyos fragmentos publica El Mundo, se describen con gran crudeza los hechos, así como la resistencia activa de ella: siempre le decía que la dejara en paz, y denunció en repetidas ocasiones a sus superiores la situación.

No obstante, nadie la creyó hasta que ella misma logró tomar una foto con su móvil en uno de esos acosos. Y hasta ese momento no se puso en marcha ningún protocolo. Pero incluso con un expediente abierto por estos hechos, el instructor asignado desplazado a la base "le aconsejó que no presentara denuncia", asegura El País.

Publicidad

Cuando ella, que no hizo caso del instructor, denunció este acoso en comisaría, una juez de Elche concluyó que el testimonio de ella cumplía los requisitos de "verosimilitud, credibilidad y ausencia de contradicción". La instrucción del caso pasó de la justicia civil a la militar, que inicialmente intentó revocar la orden de alejamiento contra el brigada dictada por la juez civil, aunque luego rectificó, indica el citado medio.

La víctima, expulsada

El acoso constante desembocó para ella en un cuadro de ansiedad y trastorno de estrés postraumático, con consecuencias físicas —trastornos gástricos— como indica un informe de la Junta Médica Militar.

La soldado, que tenía contrato con el Ejército del Aire hasta 2024, se encontraba de baja desde 2016, cuando interpuso la denuncia, informa El País. El mismo medio apunta que el Boletín Oficial del Ministerio de Defensa (BOD) publicó a principios de enero la baja de esta militar por pérdida de condiciones psicofísicas.

Publicidad

Es más, este diario apunta que como su baja es “ajena a acto de servicio”, no tiene derecho a pensión o indemnización. Mientras, y hasta que se celebre el juicio, el brigada denunciado permanece en la reserva desde 2017, y mantiene la condición de militar con el sueldo correspondiente.

Fuentes del Ministerio de Defensa recuerdan a este diario que el caso esta judicializado y que hasta que no se pronuncie el juez no se pueden tomar medidas contra él.

Publicidad

Publicidad

Publicidad